Los hosteleros del ocio nocturno granadino piden a las administraciones “más hechos y menos guiños”

Los responsables de la noche en nuestra ciudad pasaron este lunes por #DirectosEnRedGD y analizaron la dificultad del sector en estos momentos

CAPTURA DIRECTOS EN RED GD EL FUTURO DE LA HOSTELERÍA
Los participantes de #DirectosEnRedGD este lunes | Edición de vídeo: Javier Gea
AvatarManuel Ruiz Pérez @manuelruizgrx
0

El ecuador de junio arrancó en #DirectosEnRedGD con la visita de los responsables del ocio nocturno en Granada para analizar y evaluar el futuro de un sector duramente golpeado por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 en nuestro país.

Así, Javi Luque, responsable del Grupo Granada10; Francis Megías, del Grupo Zeppelin; Bubi Moreno Dávila, de Gastronomía y Diseño S.L.; Pablo Rivas, del Grupo Paripé; y Raúl López, del Grupo Ganivet, fueron los protagonistas de la primera charla de la semana en GranadaDigital.

Para todos ellos, el momento actual es un tiempo de incertidumbre y dificultades económicas, por lo que, como es natural, esperan “recuperar la normalidad lo antes posible” y poder “estar al 100% en cuanto sea posible”.

Bubi Moreno Dávila, uno de los más activos a lo largo del debate, lanzó la primera al afirmar con rotundidad que “los negocios del ocio nocturno siempre hemos sido los malos de la hostelería”, algo que apoyó Raúl López, quien afirmó llevar 22 años en el sector y reconoce que “hay un estigma con este tipo de locales, siempre se nos considera negocios problemáticos por la conjunción de alcohol y gente joven; sin embargo, a día de hoy son empresas tan o más serias que las de cualquier otro ámbito”. De hecho, por la naturaleza de los locales, no dudó al subrayar que “hay muchos factores que están a nuestro favor en estos momentos, pero se nos sigue mirando con el ojo de la duda”.

Como apuntaba Javi Luque, el ocio nocturno es un área que representa “más del 1,8% del PIB nacional y más de 20.000 millones de euros en cifra de negocios”, por lo que, entiende que “las administraciones tienen que protegernos y hay que darle la importancia que merece a un sector en el que la mayoría de los clientes los trae el turismo, tanto nacional como internacional”.

En este sentido, Pablo Rivas añadió que “la situación del ocio nocturno ha evolucionado favorablemente, ahora somos empresas totalmente controladas, supervisadas y mucho más profesionalizadas”.

Levantar el ERTE

Una de las principales medidas económicas implantada por el Gobierno para evitar la quiebra de distintos sectores fue la activación de los ERTE por causa de fuerza mayor a consecuencia de la pandemia. Medida bien recibida por este campo, pero que ahora no se atreven del todo a levantar: “¿Cómo saco a la gente del ERTE si el criterio que nos dan es que vamos a trabajar como un pub sin serlo y sin poder hacer lo mismo? Estamos indefensos por los cambios de criterio, nos dicen que podemos abrir, pero no nos dicen cómo; La Junta de Andalucía legisla para salvar las zonas de costa de Cádiz, Málaga y Almería”, apunta el responsable de Gastronomía y Diseño.

Al hilo de esto último, Francis Megías reconoce que su intención era abrir el miércoles para dejar “dos días de margen antes del fin de semana”, pero “todo se fue al traste cuando la Junta nos dice el martes que no se puede abrir”.

¿Qué reclaman?

Una vez conocidos los hechos y la problemática, hay que pasar a la siguiente fase: qué se pide. Todos coinciden en que necesitan material de seguridad para poder dotar a su personal en los locales, así como apoyo económico: “Nos tienen que empujar y dejar que andemos; llevamos tres meses soportando alquileres, gastos fijos y demás”, aclaraba el responsable del Grupo Ganivet.

Javi Luque, por su parte, reclamaba “seguridad jurídica”, y se explicaba así: “Si legislas un viernes, no puedes cambiar de idea a los pocos días, pues eso nos cuesta el dinero a todos. Hay muchas familias que viven de esto y no podemos jugar con el trabajo de tantas personas”.

El representante del Grupo Paripé sugirió coger ideas de otras provincias para poder abrir terrazas con mayor aforo y más espacio de tiempo, poder realizar una Feria de Granada en el Centro y, en definitiva “paliar la diferencia de herramientas que tenemos con los competidores de otras provincias como Sevilla o Málaga”. A esto último, Javi Luque apuntó que “el Ayuntamiento ha tenido siempre iniciativas para celebrar una Feria en el centro y nunca han hecho caso”.

Entre los cinco invitados de este lunes suman un total de casi 400 trabajadores en sus distintos locales, cifra que habla por sí sola de lo que mueve el ocio nocturno en Granada. Raúl López cree, por tanto, que “hay que ser consciente de lo que pesa el sector en esta ciudad y echarle una mano. Venimos de un bache muy duro, ha bajado la capacidad de gasto, el nivel adquisitivo, tenemos el turismo cortado hasta julio y, aunque se han hecho ‘guiños’, necesitamos más hechos por parte de las administraciones”, sentenció.

Moreno Dávila fue claro y conciso en este sentido, y estima que “el que legisle debe conocer el sector y saber sobre qué se legisla”. Pablo Rivas, por su parte, reconocía la dificultad de controlar el aforo: “tenemos que ser policías dentro de nuestro propio local”.

En cualquier caso, todos se muestran moderadamente optimistas de cara al futuro y esperan que “a partir de septiembre se pueda volver poco a poco a la normalidad”. Será con mesas altas, “con ritmos suaves que no inciten al baile” o con más palcos y reservados, pero con la seguridad de que no haya otro rebrote en septiembre u octubre porque, de haberlo, “ahí sí se caería el sector”, concluyen.







Se el primero en comentar

Deja un comentario