Granada, una alternativa a las grandes ciudades para los estudiantes

Con el nivel de vida y los precios de alquileres al alza en otras urbes, la capital granadina es la opción elegida para muchos perfiles distintos

examen clases-instituto-universidad-aulas
Estudiantes durante una clase en un aula de la UGR | Foto: Antonio L. Juárez
Enrique Briz Farran
0

No son pocos los estudiantes españoles que eligen Granada para sus estudios. Su condición de ciudad universitaria, con una institución histórica como la UGR, es una de las razones principales por las que se da este fenómeno. Pero también hay que tener en cuenta el coste del nivel de vida de grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Por ello, muchos estudiantes evitan estas urbes por sus altos precios y acaban eligiendo Granada, que se presenta como una alternativa más asequible para los estudiantes.

Según cifras de este curso, la UGR cuenta con más de la mitad de sus alumnos provenientes de otras partes de España. Los motivos que atraen a estos estudiantes hacia Granada son muy variados, pero el tema económico influye mucho.

Una de estas estudiantes de la UGR es Rebeca, de Palma de Mallorca. Llegó por primera vez a Granada en 2018 para estudiar un doble grado de Derecho y Políticas, pues esta carrera no existe en las Islas Baleares y debía marcharse otra ciudad. "Lo más normal siendo de las Baleares es irte a estudiar a Barcelona, pero ahora eso está cambiando bastante", asegura. Y es que cada vez más estudiantes de estas islas se decantan por una opción como Granada. Entre los motivos de Rebeca está el hecho de que "prefería Granada por ser una ciudad más pequeña". "Ya había estado, sabía que era bonita y que tenía mucho ambiente", apunta. Una ciudad que recomendaría por su tamaño, su facilidad para moverse y por ser "muy universitaria y con un ambiente muy diverso por la gran confluencia de estudiantes que hay".

Pero el tema económico también fue una razón que influyó en su decisión. Sus otras opciones eran Barcelona y, en una menor medida, Valencia. "El tema económico influyó, no solo por la vivienda, sino en general porque la vida aquí es mucho más barata", confiesa. De la misma forma, admite que se podría haber permitido estudiar en la ciudad condal, pero "no al mismo ritmo". Respecto a la tarea de encontrar piso, Rebeca asegura que no ha tenido problemas, pero que "este año sí que se ha notado la diferencia porque había menos oferta (o más demanda) y los precios se han encarecido".

Procedencia de los estudiantes de la Universidad de Granada este curso | Gráfico: UGR

Como se puede ver en el gráfico, uno de cada cuatro estudiantes en la UGR no es andaluz. Sin embargo, el número de estudiantes que llegan de otras provincias andaluzas también es grande. Marta, estudiante de El Puerto de Santa María (Cádiz), llegó a Granada para estudiar física. Su profesor le recomendó la ciudad porque había estudiado ahí y porque le gustó. "Tenía como alternativa Sevilla que, de hecho, me pillaba más cerca de mi casa", apunta. Desde su ciudad, la capital andaluza queda a tan solo una hora y media en coche. Sin embargo, eligió Granada por varios factores, uno de ellos el económico. Posteriormente, cambió su carrera de Física por la de Magisterio, y no por ello se movió de la ciudad. Tras varios cursos estudiando en Granada, asegura que le gusta la ciudad. "Granada reúne muchas cosas, se puede ir andando a donde quieras, el Albayzín es precioso... La gente es genial y la ciudad es muy estudiantil", explica.

La elección de Granada como ciudad para estudiar no se queda únicamente en los alumnos de grado. No son pocos los estudiantes de máster que también la prefieren antes que las grandes ciudades. Kepa, procedente del País Vasco, eligió Granada para cursar un Máster de Gestión Deportiva justo por este motivo. La distancia desde su casa no fue un problema para acabar decantándose por Granada antes que otras grandes ciudades. "Tenía tres opciones para estudiar lo que quería. Entre ellas estaban Barcelona y Madrid, pero ahí los másteres que miré eran muy caros y, aparte, hay que sumar el coste de vida de ahí", apunta. El precio de los estudios y el hecho de que no le gustan mucho las ciudades grandes acabó decantando la balanza.

Kepa admite que, a pesar de haber opciones de alojamiento en la ciudad granadina, encontrar piso le costó "un poco". Sin embargo, concluye con que "recomendaría a todo el mundo que viniera a Granada a estudiar, pues hay mucho ambiente y es mucho más barata que las grandes ciudades".

Con la subida de los precios de los alquileres en las grandes ciudades y su alto coste del nivel de vida, Granada es una alternativa muy a tener en cuenta para estudiantes de toda España. Además, hay que destacar que la UGR es una de las universidades más antiguas e importantes del país.







Se el primero en comentar

Deja un comentario