CSIF Granada denuncia falta de personal y de espacios para la vuelta a las aulas

El sector de Educación del sindicato reclama más profesorado para cubrir bajas y jubilaciones en este inicio de curso, además de responder a las necesidades derivadas del Covid-19

Manuel Pérez, responsable Educación CSIF Granada
Manuel Pérez, responsable de Educación de CSIF Granada | Archivo
GabineteGabinete
0

El sector de Educación de CSIF Granada alerta de que más de la mitad de las nuevas contrataciones anunciadas por el Gobierno andaluz como apoyo Covid para la vuelta a las aulas –un total de 4.761- solo cubrirán plazas de personal jubilado, que alcanzaron las 4.000 en el último curso 2019/2020, según datos que maneja el sindicato.

Así, a solo dos días para la vuelta a las aulas, CSIF Granada denuncia el exceso de confianza y la falta de previsión por parte de la Administración educativa en este “atípico” inicio de curso con instrucciones genéricas y contradictorias, mascarillas y geles insuficientes, así como ausencia de planes de prevención para docentes con patologías vulnerables a la Covid-19. Por ello, el sindicato advierte que acudirá a los servicios de Inspección de Trabajo para garantizar la seguridad en las aulas y la protección de los docentes considerados grupo de riesgo.

“Los centros carecerán de las ratios recomendadas por las autoridades sanitarias de 15 o 20 alumnos máximo por clase y tampoco contarán con el apoyo de profesionales sanitarios in situ con la figura de la Enfermería Escolar, como llevamos reclamando desde CSIF desde hace tiempo, que ayuden en el diagnóstico y toma de decisiones”, denuncia el responsable de Educación de CSIF Granada, Manuel Pérez.

Pérez subraya que “fruto de esa improvisación nos encontramos con que a día de hoy la administración continúa haciendo llamamientos telemáticos para recabar al personal necesario para el inicio de curso. No obstante, esos poco más de 4.700 efectivos anunciados por la Consejería de Educación serán insuficientes para dar lugar a desdobles en los centros educativos”.

A ello, el responsable sindical añade la falta de comunicación y de transparencia mostrada en los últimos meses por parte de la Delegación Territorial de Educación “en un momento crucial como el actual y dificultando nuestra labor a la hora de facilitarnos datos cuando así los demandamos en nuestra labor sindical”. “Además, echamos en falta que haya hecho un estudio centro por centro, estudiando las demandas de cada colegio e instituto con tiempo y detectando cuáles tienen dificultades, bien por falta de profesorado, de recursos o de espacio, para proponer soluciones e iniciar el curso sin sobresaltos”, agrega.

Al contrario, Pérez apunta a que la falta de directrices claras tanto por parte de la Consejería como de la Delegación provincial ha dejado toda la responsabilidad en los equipos directivos de los centros y en los docentes, que se sienten abandonados a su suerte por los responsables políticos ante el inicio del curso.

Entre una larga lista, el responsable sindical destaca los problemas denunciados por los equipos directivos y el profesorado en centros como “el CEIP El Zargal de Cenes de la Vega con las dos clases de primer curso de Infantil con 26 alumnos cada una, en vez de desdoblar en tres clases con una ratio de 18 alumnos. Este mismo episodio se repite en otros municipios como en el CEIP Francisco Ayala de Ogíjares, con 28 alumnos en segundo de Primaria y en el CEIP Sierra Nevada de Güejar Sierra con 28 alumnos en sexto de Primaria, así como en la pedanía de Híjar con dos primeros de 28 alumnos en el CEIP Pilar Izquierdo. En la capital, nuestro sindicato también ha tenido constancia de quejas por altas ratios en el CEIP Jardín de la Reina con 26 alumnos en el tercer curso de Infantil y en el CEIP Miguel de Cervantes, en donde se registran dos clases de cuarto de Primaria con 26 alumnos cada una”, detalla.

“Estos son solo algunos ejemplos de que nuestras administraciones educativas no han hecho los deberes a tiempo y en donde el curso comenzará entre protestas y problemas que podrían haberse solventado, ya que la crisis del Covid-19 no ha hecho más que volver a poner de relieve, con mayor énfasis si cabe, los problemas endémicos de nuestro sistema educativo, que requiere de una mayor inversión por alumno para modernizarse y estar preparado ante situaciones como la que estamos viviendo en la actualidad”, concluye Pérez.





Se el primero en comentar

Deja un comentario