Una pretemporada distinta para el Granada CF

El conjunto rojiblanco afronta de forma diferente su preparación y el mercado de fichajes

Primer once del Granada CF
Imagen del once titular presentado en el primer amistoso de pretemporada
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

La nueva normalidad en el deporte ha cambiado numerosos aspectos para el Granada CF. Diego Martínez acostumbra a incidir en la necesidad de que su equipo se amolde a todo, algo que el propio entrenador pone en práctica. El coronavirus ha provocado que la pretemporada del conjunto rojiblanco sea más atípica que nunca. Las circunstancias actuales, la permuta de la fecha de cierre del mercado de fichajes y el ajetreado arranque de curso han dado pie a que el club se mueva rápido para adaptarse y prepararse para lo venidero.

El mercado de fichajes nunca es sencillo para los bolsillos más ligeros. El aficionado granadinista está más que habituado a que el 31 de agosto se concrete una incorporación para su equipo cerca de la medianoche, o incluso después, como sucedió con Ramón Azeez al filo de la ventana invernal en 2019. El coronavirus ha logrado cambiar esta tradición nazarí, pues el cierre de mercado de traspasos será el 5 de octubre. Nunca se renuncia a nada hasta el pitido final, pero la presteza de la dirección deportiva rojiblanca es una muestra del camino marcado por Diego Martínez.

El técnico vigués, consciente de que la temporada arranca el próximo viernes 11 de septiembre, busca engrasar la maquinaria de su bloque lo antes posible. Los hechos acaecidos no lo ponen fácil. Cuatro futbolistas, Gonalons, Machís, Yan Eteki y Jorge Molina, han dado positivo por coronavirus desde el regreso al trabajo, lo que resta días de preparación para los jugadores citados. El virus determinó también la suspensión del amistoso frente al Cádiz, que debía disputarse este viernes. Otra piedra en el camino. Finalmente la papeleta se resolvió con el amistoso frente al Betis fijado para este sábado a las 19:30 horas.

El caso de Jorge Molina es fastidioso en especial para el cuerpo técnico, pues el veterano atacante debe integrarse en la dinámica de grupo para automatizar los mecanismos del equipo. Las otras dos caras nuevas del vestuario, Luis Milla y Alberto Soro, están en ese proceso de adaptación. Los ex de Tenerife y Zaragoza debutarán en Primera División esta campaña, por lo que su trabajo de preparación es fundamental para llegar listos a la exigencia de la máxima categoría.

Soro y Vallejo durante un entrenamiento | Pepe Villoslada/GCF

Soro y Vallejo durante un entrenamiento | Pepe Villoslada/GCF

Antoñín no es novedad, pues ya formó parte del cuadro rojiblanco el pasado curso, pero es un perfecto ejemplo de la necesidad de estar integrado. El malagueño disputó nueve encuentros en sus primeros meses como rojiblanco, pero se notó que su llegada, fuera de los tiempos habituales de traspasos, fue apresurada, pues la competición estaba en marcha. El joven delantero disfruta ahora de la posibilidad de una pretemporada completa, en la que ha mostrado buenos mimbres en los dos primeros amistosos disputados. Su debut con la sub-21 es una señal de que el Granada ostenta un jugador con un buen futuro.

El mercado va más rápido

Las exigencias del guión llegan también a los despachos del club. Fran Sánchez trabaja para aliviar las necesidades deportivas de Diego Martínez lo antes posible. Las incorporaciones de Maxime Gonalons y Dimitri Foulquier junto a la continuidad de Vallejo y Yangel Herrera son un tanto a favor para el director deportivo. En una pretemporada tan extraña, que precede a un curso exigente, es importante para la entidad el mantenimiento de un bloque que funciona como un reloj. 

El inicio de LaLiga acompañado de las rondas previas de Europa League exigirá rotaciones, por lo que Diego Martínez necesita tener a punto a todos sus pupilos. A principios de año, el preparador gallego tuvo que hacer encajes de bolillos sobresalientes para competir al máximo en LaLiga Santander y la Copa del Rey, pero forzar la maquinaria siempre es arriesgado. El famoso “necesitamos todo de todos en todo momento” estará más presente que nunca. 

La pretemporada del Granada 2020-2021 es un circuito con algunos obstáculos y algunas dificultades añadidas por el coronavirus, pero el trabajo conjunto y la ilusión por empezar una campaña histórica pueden con todo.





Se el primero en comentar

Deja un comentario