Dos picotazos del Éibar tumban al Granada en Los Cármenes (1-2)

El conjunto armero tuvo más tino en las áreas y consiguió tres puntos de oro sentenciando cuando mejor estaba el Granada

7b3b1fd0ea599c9d5b8a94c2fd5c412e
Orellana y Yan Eteki | LaLiga
AvatarManuel Ruiz Pérez @manuelruizgrx
0

El Éibar se lleva los tres puntos de Los Cármenes con goles de De Blasis y Kike García ante un Granada que empató justo después del descanso con una diana de Roberto Soldado. Los rojiblancos tiraron de fe y estuvieron cerca de igualar por segunda vez antes del final. Tras esta derrota, segunda consecutiva en casa, la escuadra nazarí pierde una buena ocasión de dormir a un punto de los puestos europeos. El Éibar, por otro lado, certifica virtualmente su permanencia.

Además de la ya conocida presencia en de Aarón por la baja de Rui Silva, Diego Martínez mantuvo en el once a Vallejo como premio por su buen partido en Butarque, y volvió a dar galones en la media punta a Fede Vico, en detrimento de un Roberto Soldado que partiría como revulsivo; en punta, Carlos Fernández. Mendilíbar, por su parte, sacó un once revolucionario con un buen número de cambios para paliar la fatiga tras el triunfo cosechado ante el Valencia el pasado jueves.

Arrancó mejor plantado el Granada, con un Yangel Herrera muy expeditivo y buscando la velocidad de Puertas al espacio. Precisamente el almeriense fue el autor de un pase ‘de la muerte’ al segundo palo que Machís no atinó a enviar a las mallas. El toque previo de Rober Correa desbarató los planes del venezolano, que ya se veía celebrando el primer tanto antes del minuto 10.

Llegando al cuarto de hora, un fallo en cadena en defensa permitió a De Blasis plantarse sólo ante Aarón Escandell. El argentino definió a la perfección con una vaselina de muy bella factura y adelantó a los de Mendilíbar. De hecho, el propio De Blasis tuvo el 0-2 acto seguido, pero esta vez se topó con el meta valenciano.

Escenario muy similar al vivido en el anterior envite en Los Cármenes ante el Villarreal: ocasión clara inicial y gol en contra a continuación. Al Granada le tocaba remar a contracorriente en busca de la remontada.

A partir del fallo y el gol, el duelo entró en una fase de contemplación donde el cuadro ‘armero’ ganó peso y dominó la posesión. El exrojiblanco Orellana, el mejor de los visitantes, levitaba sobre el césped y el Éibar jugaba al ritmo que el chileno quería.

Ya en la segunda mitad, Diego hizo una clara declaración de intenciones dejando a Yan Eteki en el banco para dar entrada a Roberto Soldado tras el descanso. Ni dos minutos tardó en hacer efecto la sustitución. El valenciano aprovechó un centro al segundo palo de Puertas para, en su primer balón, conseguir el empate para el Granada CF con un testarazo inapelable directo a las redes de la meta de Dmitrovic.

El empate dio aire al Granada y el partido cambio de color. Fede Vico se situó más cerca de Yangel Herrera y consiguió restablecer la unión entre la zaga y la delantera del Granada. Justamente el cordobés tuvo una buena ocasión de marcar el segundo con un zurdazo desde tres cuartos que Dmitrovic repelió de puños.

El Éibar se recompuso mínimamente y con muy poquito consiguió hacer daño al cuadro rojiblanco. Y de qué manera. Llegando al 70’ de partido, Orellana, quién si no, envió un balón envenenado al área del Granada, cuya defensa no estuvo todo lo contundente que acostumbra y Kike García lo aprovechó para revolverse y batir a Aarón con un latigazo de zurda para volver a dar ventaja a los vascos. Ventaja que, a la postre, sería definitiva.

Las caras de los nazaríes reflejaban la frustración de verse de nuevo obligados a ir a rebufo ante un Éibar efectivo que aprovechó sus dos únicas llegadas con claridad para hacerse con el partido. A falta de diez minutos, Diego puso toda la carne en el asador y dispuso sus tres puntas sobre el tapete del Zaidín con la entrada de Antoñín por Puertas.

La entrada del malagueño pobló la punta de ataque del Granada, pero los de locales no fueron capaces de construir alguna jugada de peligro para amedrentar a Dmitrovic. En esas, Aarón detuvo un mano a mano con De Blasis, que se quedó sólo tras una contra bien elaborada por Charles y pudo haber sentenciado el choque.

Ya con el tiempo cumplido, fue Carlos Fernández el que perdonó y perdió una ocasión de oro para la igualada, pero Dmitrovic hizo una de las paradas del partido para desviar a córner. A la desesperada, el Granada se lanzó al ataque en busca de un segundo tanto que no llegó. Próxima estación, Mendizorroza el miércoles a las 19:30 horas.

Ficha técnica

Granada CF: Aarón Escandell, Víctor Díaz, Germán, Vallejo, Neva (Gil Dias, 73’), Yan Eteki (Soldado, 45’), Yangel Herrera, Puertas (Antoñín, 81’), Fede Vico, Machís y Carlos Fernández.

SD Éibar: Dmitrovic, Correa, Burgos, Bigas, Rafa Soares (Cote, 65’), Sergio Álvarez, Pape Diop, De Blasis, Orellana (Charles, 75’), Inui (Cristóforo, 65’) y Kike García (Edu Expósito, 86’).

Goles: 0-1, De Blasis (15’); 1-1, Soldado (47’); 1-2, Kike García (68’).

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité madrileño). Amonestó a Germán Sánchez por parte del Granada CF.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 32 de LaLiga Santander disputado en el Nuevo Los Cármenes.







Se el primero en comentar

Deja un comentario