Miércoles, 22 Noviembre, 2017

            

“Ningún médico te va a asegurar que estás libre de la enfermedad, pero hay que seguir viviendo”

En Granada, el cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres | Cada año se diagnostican aproximadamente 430 casos nuevos, y la prevención juega un papel clave

Lazo rosa, símbolo de la lucha contra el cáncer de mama
Ángela Gómez - Gabinete


image_print

Para Elena fue un gran jarro de agua fría. “Me quedé paralizada”, nos confiesa, mientras recuerda el día que le comunicaron que el bulto que ella se había notado en el pecho era un tumor, y de los ‘malos’. El primer pronóstico de su cáncer de mama no fue bueno, y el miedo y la incertidumbre se convirtieron en unos nuevos inquilinos en su hogar. No tardaron mucho en operarla y ponerle un tratamiento para curar el cáncer o, al menos, frenarlo. Eso fue en 2014, cuando ella tenía 51 años. Ahora, tres años después, Elena lo ha superado, aunque es consciente de que puede volver a aparecer de alguna manera. “Ningún médico te va a asegurar de que estás libre de la enfermedad”, asegura, “pero hay que seguir viviendo el día a día”, matiza esta mujer que ha librado esta batalla.

“No hay que rendirse”, repite al otro lado del teléfono y nos cuenta que esa lucha no hay que librarla de forma individual, sino que hay que buscar el apoyo en la familia y en los amigos, para celebrar las buenas noticias o para llorar en los tramos más amargos.  “Pero, oye”, nos advierte, “hay que dejar espacio a la persona para que llore si quiere llorar, o grite si quiere gritar”, porque hay momentos en que necesitas expulsar toda la tensión acumulada, maldecir a la suerte o concienciarte de que vas a poder con todo.

Elena tiene una hija joven, y ya le recomienda que empiece a hacerse pruebas preventivas anuales. La prevención, en estos casos, es fundamental. “Así que si alguna mujer se nota algo diferente en el pecho, por insignificante que sea, por favor, que no le reste importancia. Que acuda lo antes posible al médico, porque no es lo mismo que te lo detecten en una fase que en otra”, aconseja esta mujer.

Y es que, en  Granada, el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres. Es el responsable de más del 25% del total de los casos de cáncer. Cada año se diagnostican aproximadamente 430 casos nuevos de cáncer de mama, lo que supone una incidencia bruta de 96 casos nuevos por cada 100.000 granadinas y una tasa ajustada a la población estándar europea de 83 casos por cada 100.000 mujeres.

Imagen ilustrativa | Archivo GD

1 DE CADA 15

Según los últimos datos del Registro de Cáncer de Granada, de la Consejería de Salud que se dirige desde la Escuela Andaluza de Salud Pública, correspondientes al período 2008-2013, “1 de cada 15 mujeres residentes en la provincia de Granada desarrollará un cáncer de mama antes de cumplir los 75 años de edad”.

La tendencia de la incidencia del cáncer de mama en Granada es al aumento, con un porcentaje de cambio anual de +2,5% desde 1985 a 2013. Y este aumento se observa en las mujeres de todos los grupos de edad, las más jóvenes, la población diana del programa de detección precoz del cáncer de mama (50-69 años) y las mayores de 70 años.

Aunque el cáncer de mama podemos considerarlo con uno de los cánceres de mejor pronóstico en la mujer, hay que insistir en la importancia de las estrategias preventivas que contribuyen por un lado a evitar la aparición del cáncer con hábitos de vida saludables, y por otro a diagnosticar a las mujeres en estadios más precoces de la enfermedad a través del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama. 

DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA

La Organización Mundial de la Salud dedica cada año el mes de octubre a la sensibilización sobre el cáncer de mama. Este mes, se celebran en todo el mundo actividades para aumentar la atención y el apoyo a los programas de detección precoz, al tratamiento y a los cuidados paliativos.

Granada cuenta con un Registro de Cáncer poblacional desde el año 1985, un proyecto de la Consejería de Salud adscrito para su desarrollo a la Escuela de Salud Pública de Granada. El cáncer de mama es el tumor maligno que se origina en las glándulas mamarias. Es el cáncer más frecuente en las mujeres de los países desarrollados. Se puede diagnosticar antes de que dé síntomas, lo que favorece que el tratamiento en fase precoz sea menos agresivo, y lo que es más importante, aumenta la probabilidad de curación. De igual modo, el cáncer de mama es el responsable de la mayor mortalidad por cáncer en las mujeres. A pesar de ello, la tendencia de la mortalidad de cáncer de mama está descendiendo ligeramente en Granada en el mismo periodo de estudio.

Mamografía | Archivo GD

SUPERVIVENCIA

La supervivencia de las pacientes con cáncer, medida como proporción de casos que logran sobrevivir un tiempo preestablecido (uno, tres o cinco años, por ejemplo), es un indicador de la eficacia de la asistencia sanitaria en la lucha contra el cáncer. Este indicador refleja en qué medida los casos son diagnosticados en un estadio potencialmente curable y el grado de eficacia de los procedimientos terapéuticos.

Afortunadamente, la supervivencia relativa a 5 años (estandarizada por edad) de las mujeres con cáncer de mama ha aumentado de forma significativa en Granada en las últimas décadas, pasando de un 67% para las mujeres diagnosticadas en 1985-1989 a un 82% en aquellas diagnosticadas entre 2005-2009, lo que supone una mejora de 15 puntos. Actualmente, casi tres de cada cuatro casos son diagnosticadas en estadios iniciales (estadios I o II) y menos de un 5% presenta metástasis al diagnóstico.

Este adelanto diagnóstico ha sido posible en gran medida gracias a la puesta en marcha de programas poblacionales de detección precoz de cáncer de mama, junto con los avances diagnósticos y terapéuticos, y una mayor accesibilidad de la población a los servicios sanitarios. Esta supervivencia es similar a la observada en España y ligeramente superior a la observada en Europa (81%).
Para las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en la provincia de Granada en el periodo 2005-2009, la supervivencia relativa a cinco años varía según la edad, siendo de un 90% en las mujeres de 50 a 69 años y del 71.0% en las mayores (70 o más años).

El estadio en el que se encuentra el tumor en el momento del diagnóstico también es un factor que influye en la supervivencia de las mujeres granadinas con cáncer de mama. Las mujeres con cáncer de mama diagnosticadas en estadio precoz tienen una supervivencia a 5 años del 95%, mientras que en las que se diagnostican en estadio avanzado es de un 21%.

La supervivencia del cáncer de mama es el reflejo de elementos tan variados como las condiciones generales de salud de las mujeres, factores genéticos, comorbilidad, estadio de la enfermedad en el momento del diagnóstico, dotación de servicios sanitarios del área o posibilidades de acceso de la población a la asistencia sanitaria. Todo ello traduce, en parte, la historia natural del cáncer, pero también la eficacia de los tratamientos

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Me hacian mamografias y eco en años alternos desde el 2000 ( mi madre habia tenido cáncer de mama) y como no se vieron las calcificaciones hasta el 2015 y aun asi me recomendaron revision a los seis meses. No esperé y consulté con otra doctora.Carcinoma .Operada en feb del 2016 ,quimio y radio .La prevención no me sirvió adecuadanente , se debia haber detectado antes.