Martes, 24 Octubre, 2017

            

‘Daniel’ pierde respaldos en el juicio del ‘caso Romanones’

La Fiscalía retiró ayer su acusación contra el padre Román por el “cúmulo de contradicciones” en el testimonio del joven

‘Daniel’ durante su declaración ante el juez | Foto: Javier Gea
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Tras nueve sesiones, el juicio por el ‘caso Romanones’, que investiga los supuestos abusos sexuales por parte del padre Román hacia un joven de la parroquia cuando era menor, quedaba ayer visto para sentencia en una jornada en la que se produjo un giro drástico de los acontecimientos: la Fiscalía retiraba su acusación y pedía la absolución del clérigo por entender que el “cúmulo de contradicciones” del testimonio del denunciante, conocido con el nombre ficticio de ‘Daniel’ para preservar su identidad, impedía acreditar la existencia de estos abusos.

Han sido nueve jornadas desarrolladas desde el pasado lunes 6 de marzo hasta el 21 de este mismo mes en las que tenían prevista su declaración un total de cuarenta testigos, entre los que se encontraban el denunciante, el padre Román, el arzobispo de Granada y 14 peritos propuestos por las partes.

EL PADRE ROMÁN NIEGA ROTUNDAMENTE LOS ABUSOS

El juicio que enmarca el ‘caso Romanones’ arrancó con una de las declaraciones centrales de la investigación, la del padre Román M.V.C. Durante la vista, el sacerdote negó una y otra vez haber abusado del menor y aseguró que solo le asesoró en el plano religioso para que “profundizara en su fe” y que le quería “en el sentido que usan los cristiano” pero no “de enamoramiento”.

Asimismo, Román expresó que nunca ha pedido “favores sexuales” al denunciante, ni ha compartido cama con él ni con ninguno de los miembros que conforman el llamado ‘clan de los Romanones’, y negó que se llevase a cabo ninguna relación homosexual entre ellos.

El padre Román declara en la Audiencia de Granada en el marco del caso Romanones | Foto: Asun Rodríguez

Durante la vista, el padre Román también negó haber exhibido pornografía al entonces menor, realizar masajes o tener contactos sexuales con la víctima porque “no casa con su condición de sacerdote”, a la par que afirmó que nunca durmieron juntos porque “no le va”, ni entra en “su vocación”.

‘DANIEL’ REAFIRMA SU VERSIÓN Y ASEGURA QUE HUBO PENETRACIÓN ANAL “HASTA EN DOS OCASIONES”

Uno de los momentos más tensos de la vista se producía el pasado miércoles 8 de abril con el testimonio de ‘Daniel. En un juicio en el que el joven se derrumbó y gritó tanto a Román M.V.C como al resto de clérigos que, según el joven, participaron en los hechos, el denunciante narró diversos sucesos que presuntamente habría padecido desde 2004 a 2007: “Tras poner una película pornográfica en la habitación de Román en los Pinillos, hubo tocamientos entre dos de los sacerdotes, se hicieron una felación y Román me pidió que tocara a uno de ellos”.

Junto a este testimonio, ‘Daniel’ aseguró que en otra ocasión “me metían un índice en el ano para poder llegar a eyacular antes” y que hubo penetración anal “hasta en dos ocasiones”.

Cuando fue cuestionado por las diversas contradicciones que se habían encontrado en su declaración, como el hecho de que no mencionara las penetraciones ni a la Policía ni al Papa Francisco en la carta que le envió, el joven aseguró que “mentalmente no doy para más después de horas de interrogatorio. Lo que no dudo es que ese señor introdujo dos veces su pene en mi ano y que me ha masturbado”.

LOS SACERDOTES DEL ‘CLAN DE LOS ROMANONES’ NIEGAN LOS HECHOS

En la segunda sesión del juicio tuvo lugar la declaración de varios de los sacerdotes del llamado ‘clan de los Romanones’ que declaraban en calidad de testigos, aunque fueron investigados inicialmente en la causa. Los sacerdotes negaron haber presenciado “prácticas o abusos sexuales” o que se realizaran “conversaciones” de corte sexual vinculadas al denunciante.

También garantizaron que jamás se han “bañado desnudos” e indicaron que ‘Daniel’ era “uno más”, con lo que vincularon el conflicto que se produce entre él y el padre Román con el hecho de que se descubriera que el demandante tenía pareja pese a que había trasladado al grupo su vocación por el sacerdocio.

EL AMIGO DE ‘DANIEL’ ASEGURA QUE NOTÓ “EXCESIVO CARIÑO” DEL PADRE ROMÁN

El pasado 9 de marzo era el momento de la declaración de un joven monaguillo amigo de ‘Daniel’ que señaló que decidió “desaparecer de allí” tras experimentar situaciones de “excesivo contacto físico” y “cariño” por parte del padre Román como “besos en el cuello”, “caricias en el muslo debajo del brasero” y proposiciones de masajes. A pesar de ello, expresó que en ningún momento sufrió abusos sexuales.

Otro testigo narró que, estando en la vivienda del padre Román, se fue a duchar tras hacer ejercicio y “al descorrer la cortina, se lo encontró allí”, momento en el que el sacerdote “tendió la mano hacia sus genitales”. Tal y como detalló el joven, en aquel momento se tapó y, tras vestirse y cenar, “se fue de allí en cuanto pudo y sin decir nada”.

DECLARACIÓN DE OTROS TESTIGOS QUE NIEGAN HABER RECIBIDO ABUSOS

También testificaron dos mujeres que negaron haber sufrido los supuestos abusos sexuales y una de ellas garantizó no haber protagonizado nunca una escena sexual junto al padre Román y el denunciante, tal y como ‘Daniel’ había asegurado, ni haber visto “nunca” que los curas se besaran entre ellos.

Esta misma mujer tachó lo declarado por ‘Daniel’ como una “barbaridad” a la que no ve “explicación alguna”.

De igual modo, otra de las testigos relató ante en la Audiencia Provincial de Granada que la supuesta víctima le contó sus pretensiones de denunciar diciéndole que “ya había convencido a dos chicos más” para que le apoyaran y trató de convencerla a ella de que había sufrido abusos, hechos que ella ha negado.

EL ARZOBISPO DE GRANADA SEGURA QUE “JAMÁS” SE LE HA TRASLADADO “LA MÁS MÍNIMA SOSPECHA DE UNA CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA”

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, comentó que “nunca ofreció ayuda” a Román M.V.C para “tapar” los supuestos abusos que le hizo llegar el denunciante y que “jamás” se le ha trasladado “la más mínima sospecha de una conducta sexual inapropiada” del sacerdote, aunque sí había recibido “quejas” de los “procedimientos pastorales” del grupo de curas al que pertenece por ser “hermético” y “unitario”.

‘Daniel’ se derrumba en su declaración ante el juez | Foto: Javier Gea

Martínez reconoció que en la documentación que remitió a la Congregación para la Doctrina de la Fe para mostrar estos hechos definió la denuncia del joven como “verosímil” y agregó que, de confirmarse los hechos, esto “explicaría ciertas actitudes del grupo”, aunque matizó que el expediente se centraba en los sucesos denunciados y solo recogía una “investigación previa” y “no concluyente”.

LA EXNOVIA DE ‘DANIEL’ NO CREE QUE SE SUCEDIERAN LOS ABUSOS SEXUALES

La que fuera novia de ‘Daniel’ en la época de Instituto explicó ante el juez instructor que no se creyó el relato del joven cuando le confesó los presuntos acontecimientos y lo justifica en su “forma de ser”, que califica de “violenta, agresiva, controladora y persuasiva”. Unas dudas que se implementa, según narró, ante el hecho de que el denunciante siguiera frecuentando la parroquia después de sufrir supuestamente los abusos.

LOS FELIGRESES AFIRMAN QUE NO HAN PRESENCIADO “ACTITUDES INDECOROSAS O LASCIVAS” EN EL ACUSADO

Los feligreses que declararon durante la vista señalaron que nunca han presenciado “actitudes indecorosas o lascivas” por parte del sacerdote y describieron un “ambiente de normalidad” en la parroquia donde conocieron al denunciante cuando ejercía de monaguillo primero y de catequista después.

Durante su testificación, los feligreses también indicaron que veían a la supuesta víctima “bastante integrado en la parroquia” en un periodo posterior al que presuntamente ocurrieron los abusos descritos.

DOS PERITOS NIEGAN LA PRESENCIA DE LA MARCA QUE ‘DANIEL’ ASEVERA QUE TIENE EL PADRE ROMÁN EN EL PENE

Dos peritos forenses que exploraron durante la fase de instrucción al padre Román descartaron la presencia de las marcas físicas que ‘Daniel’ señaló en su testimonio, como que esté circuncidado o que tenga una pequeña mancha genital de color café.  Así, matizaron que esta mancha puede “evolucionar” a lo largo de la vida de una persona, tornándose más o menos oscura, y se refirieron a una “hiperpigmentación” difusa por toda la piel que cubre el glande del padre Román.

El padre Román acude al juicio por el ‘caso Romanones’ | Foto: Archivo GD

Sobre las estrías que el demandante aseguraba que Román M.V.C tenía en las caderas, los peritos expresaron señalaron que no las habían visto.

Sobre la supuesta circuncisión del acusado, descartaron este hecho y afirmaron que presenta “una ausencia de frenillo”, lo que “no puede entenderse tampoco como una fimosis”, lo que entraría en contradicción con lo dicho por el denunciante.

LAS PERITOS PSICÓLOGAS APRECIAN UNA “AFECTACIÓN SEXUAL” EN EL JOVEN EN EL TERRENO SEXUAL Y EL ÁMBITO RELIGIOSO

La siguiente semana del juicio comenzaba con la declaración de las peritos psicólogas del Instituto de Medicina Legal de Pamplona que examinaron al denunciante, quienes aseguraron que no se aprecia un trastorno de estrés postraumático, aunque aludieron a una “afectación” en el terreno sexual y en el ámbito religioso por la “ambivalencia” entre sus creencias y “la desconfianza” que estos supuestos episodios generaron en él.

AGENTES DEL SAC CALIFICAN LA VERSIÓN DE ‘DANIEL’ DE “ALTAMENTE COMPATIBLE CON UN TESTIMONIO HONESTO”

Agentes de la Sección de Análisis de Conducta (SAC) analizaron las declaraciones grabadas durante la fase de instrucción mediante un protocolo de evaluación del comportamiento que permite obtener conclusiones en el terreno de la “hipótesis” pero no en “certezas”.

Mediante este estudio, los agentes concluyeron que la versión de ‘Daniel’ era “altamente compatible con un testimonio honesto” aunque incurriera en ciertas “contradicciones”, ya que mostró una “coherencia general en su comportamiento” durante todo el proceso; mientras que la del padre Román era “altamente compatible con un testimonio deshonesto”, pues muestra “grandes diferencias” de comportamiento cuando hablaba sobre algo “inocuo” y cuando lo hacía sobre un elemento vinculado a los abusos. Así, señalaban un “comportamiento verbal y no verbal controlado de forma sistemática” con la pretensión de “ocultar información”.

LA FISCALÍA RETIRA SU ACUSACIÓN POR ENCONTRAR UN “CÚMULO DE CONTRADICCIONES”

Uno de los pasos más reveladores de la investigación se produjo ayer con la lectura de las conclusiones finales, cuando la Fiscalía decidió retirar su acusación contra el padre Román, para el que pedía nueve años de cárcel por supuestos abusos, hasta reclamar la absolución por entender que el “cúmulo de contradicciones” en el testimonio del denunciante y, en general, “la ausencia de cualquier elemento de prueba objetiva y pericial”, impiden acreditar la existen de los abusos denunciados.

A pesar de creer a la supuesta víctima en un inicio, el Ministerio Fiscal se refiere a las contradicciones sobre las posibles penetraciones pues, sin ellas, “no hay caso”, puesto que el resto de tocamientos sexuales que inicialmente se denunciaron habrían prescrito.

De igual modo, señaló que con su testimonio ‘Daniel’ no ha aclarado cuándo se produjeron los hechos, ni los forenses abalan la declaración del joven que afirmó que el padre Román tenía una marca característica en el pene, hecho que el examen forense no avala “ni por morfología, ni por color ni por posición”.

Imagen de una de las vistas del caso Romanones | Foto: Archivo GD

Todo ello se vería respaldado, según la Fiscalía, por la falta de acreditación por parte de los testigos de la existencia de abusos sexuales, como el hecho de que dos de las mujeres que el denunciante aseguró que también habían sido víctimas hayan negado tales hechos.

LA ACUSACIÓN POPULAR Y LA ACUSACIÓN PARTICULAR MANTIENEN SU PETICIÓN DE CÁRCEL

A pesar de esta novedad, la acusación particular mantiene su petición inicial de 26 años de prisión para el padre Román por tres delitos de abuso sexual y una indemnización de 50.000 euros por daño moral. Además, señaló en la vista que “han quedado plenamente probados” los delitos que se atribuyen al sacerdote, y sostuvo la credibilidad del testimonio de la supuesta víctima, que calificó de “coherente” y “sin contradicciones”. Una situación que quedaría “corroborada” por las manifestaciones de testigos de hechos indirectos y forenses que exploraron al padre Román al entender la hiperpigmentación observaba puede corresponderse a la mancha que señalaba su cliente.

Por su parte, la acusación popular, ejercida por la Asociación Prodeni, atribuye al acusado un delito continuado de agresión sexual, con intimidación, violencia y prevalimiento y con acceso carne, por los que pide 15 años de prisión y una indemnización de 75.000 euros por daño moral. El representante de la acusación popular defendió la credibilidad del denunciante, quien, a su entender, no ha hecho “teatro”.

La defensa del padre Román solicitó la libre absolución para su cliente y alegó que este caso “jamás debió pasar de la fase de instrucción”, que considera “sesgada”. A esto añadió que existe una “ausencia” de credibilidad del testimonio del denunciante a tenor de las declaraciones de los sacerdotes y testigos y las pruebas forenses.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. David, ¿de qué te ha servido tanta formación como te han dado?¿para “morder la mano que te da de comer”?. ¿No se te cae la cara de vergüenza?
    El tiempo pone a cada uno en su lugar.
    Flaco favor le has heho al Opus.

  2. conozco a Roman, estuve muchas veces en su casa, incluso me quede un mes entero en dos oportunidades, pondria las manos en el fuego por él.
    Toda esta causa es una gran mentira

  3. Es impresionante ver lo que ha ocurrido con la presunta acusación al padre Román porque ahora quién va a restaurar todas las ofensas que ha recibido el padre Román y todo lo que ha tenido que pasar no sólo el padre Román sino también sus feligreses, compañeros, amigos y su propia familia ???? Antes de hacer pasar al padre Román por todo lo que ha pasado se le tenía que haber hecho un examen más minucioso de la personalidad de “Daniel”
    Pienso en el Padre Román y cómo va a poder rehacer su vida a nivel religioso .
    Me pregunto ¿va a poder volver a realizar su trabajo pastoral en los mismos sitios que lo había realizado hasta ahora.?
    Me pregunto de verdad ¿cómo se ha podido llegar a esta situación cuando ahora puede salir absuelto?
    Siento de verdad todo el sufrimiento que ha tenido que pasar el Padre Román ;
    no hay palabras ni hechos para todo este sufrimiento