Unas 170 piezas profundizan en el amor como motor del Lorca más íntimo

A la inauguración de la exposición 'Jardín deshecho' han acudido el ministro de Cultura y Deporte en funciones, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta, el presidente de la Diputación de Granada y el alcalde

El amor de Federico llega al Centro Lorca - Sara Castaño (4 de 5)
Pieza de la exposición 'Jardín deshecho', en el Centro Lorca | Foto y vídeo: Sara Castaño
GabineteGabinete
0

El Centro Federico García Lorca de Granada expone desde este jueves unas 170 piezas, entre obras artísticas y documentos, la mitad de ellas pertenecientes al legado lorquiano que se custodia en este espacio cultural, en la exposición ‘Jardín deshecho’, que profundiza en la relación del poeta con el amor como motor de su trayectoria personal y de su obra.

Según ha explicado en el acto de inauguración el comisario de la exposición, Christopher Maurer, recorriendo las salas, a las que da la bienvenida la instalación de María Moreno ‘Viva mi dueño’, una suerte de juego floral de grandes dimensiones con reminiscencias de la Vega de Granada e inspirado en el dibujo ‘Bosque sexual’ de Federico, «el motor de su obra es amar y ser amado».

El hispanista estadounidense, gran conocedor de la obra de Federico, a la que llegó en 1976, convirtiéndose, con su mujer, en su «otro gran amor», ha agradecido a Laura García-Lorca, como presidenta de la Fundación Lorca, que haya trabajado por que el legado, conservado en Granada en su integridad desde hace algo más de un año, no esté «muerto» sino que sea «pretexto de creación» de nuevas obras.

Maurer ha realizado un recorrido en el que ha contado los detalles de la exposición a las autoridades que han asistido a la inauguración, encabezadas por el ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, junto con la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, y el alcalde de la capital granadina, Luis Salvador.

Acto de inauguración de la exposición ‘Jardín deshecho’ | Foto: Sara Castaño

La muestra recorre las cinco etapas vitales del poeta y sus relaciones, y aborda la profunda meditación del poeta sobre el tema central de su vida y su obra a través del archivo personal incorporado al Centro Lorca.

Es la primera vez que se recurre a este enfoque en una exposición dedicada a Federico García Lorca, centrándose en su relación con el amor, el deseo y la sexualidad. Así lo ha resaltado el ministro de Cultura en funciones, quien ha subrayado que no hubo una parcela de lo humano que el poeta nacido en Fuente Vaqueros (Granada) no tratara en su obra.

Con esta selección bibliográfica, plástica, música, y fotográfica se ha pretendido mostrar cómo el amor fue «crucial» en la vida del poeta y en su obra, ha agregado Guirao, quien ha hecho hincapié en que «la pasión y el deseo fueron para Lorca fuerzas elementales a las que el poeta siempre prestó su voz», tanto para lo que significan de plenitud como de tragedia.

Ha indicado además que la senda de calidad y excelencia que marca la exposición ‘Jardín deshecho’ es la que debe guiar el «normal devenir» del Centro Lorca como lugar de investigación y acción contemporánea.

En este sentido, la consejera andaluza de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha indicado que la exposición viene a «darle brillo a las actividades» del Centro Lorca, llamado a «convertirse en un gran motor cultural» de la ciudad, y que la Junta está «comprometida al máximo en ofrecer una programación de calidad» en este enclave cultural ubicado en el casco histórico de Granada.

«Muchos devotos de Lorca» descubrirán, ha agregado Del Pozo, «un hilo argumental novedoso sobre su vida», en la que, según ha indicado la consejera remitiéndose a unas palabras de Vicente Aleixandre, «sufrió por amor lo que probablemente nunca nadie supo».

La titular de Cultura de la Junta ha resaltado el entendimiento entre las instituciones públicas, integradas en el consorcio que rige el Centro Lorca, en «su máximo esplendor», y para que el legado permanezca «siempre» en Granada.

También el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha señalado que la inaugurada este jueves ha sido una exposición «muy deseada», que creará «expectación» no solo en la ciudad y la provincia sino también en los ámbitos andaluz, nacional e internacional.

Entrena ha subrayado el trabajo de «muchos años» por parte de la Diputación para avanzar en la vinculación de Federico con el territorio, y ha hecho referencia al proyecto ‘Universo Lorca’ con el que se impulsa el conocimiento de su figura histórica y su obra.

Por su parte, el alcalde de Granada, Luis Salvador, ha afirmado que Federico «no dejó un legado de cultura sin más» sino un «reguero» de «vivencias personales» de un centro de referencia en España y que tiene «carácter mundial».

Salvador ha destacado en su intervención el «nivel de calidad» de la programación cultural de una «ciudad absolutamente universal» como es Granada, que aspira a la Capitalidad Europea de la Cultura en 2031, pidiendo la colaboración del Ministerio de Cultura y Deporte para que declare la iniciativa «de interés nacional».

Laura García-Lorca ha hecho referencia también a la línea de calidad que ha de consolidar el centro cultural que lleva el nombre de su tío a partir de ahora, con «un nivel de exigencia a la altura y la medida» del legado que alberga, y ha tenido palabras de recuerdo para el letrado granadino Matías Cortés, fallecido este verano, y considerado uno de los grandes artífices del mismo.

Exposición ‘Jardín deshecho’ | Foto: Sara Castaño

DEL DESEO AL JARDÍN

Son cinco grandes ejes en torno a los que se articula esta exposición, siguiendo las distintas fases de la vida personal y artística de Federico García Lorca, desde la ‘Cancioncilla del primer deseo’ del adolescente que fue, hasta las ‘Alas y flechas’, que, en el periodo 1920-1928, lo llevó a conocer a Salvador Dalí, con quien, como el pintor catalán dijo, vivió «un amor erótico y trágico por el hecho de no poderlo compartir».

Mientras que la tercera parte, titulada ‘Mundos nuevos’, se centra en su etapa americana, la cuarta, ‘El lenguaje de las flores’, recrea el Madrid de la Segunda República, en la que un Federico reconocido en su faceta poética y teatral refuerza su compromiso político y social, hasta el ‘Jardín deshecho’ con que concluye la muestra.

Cartas amorosas de Lorca y sus amigos, obras de arte e iconografía del amor lorquiano, objetos personales, manuscritos literarios, ensayos tempranos sobre el amor, escenas de ‘Viaje a la luna’, ‘El público’ y ‘La destrucción de Sodoma’, y la serie completa de los ‘Sonetos del amor oscuro’, son sólo algunos de los materiales expuestos, muchos de ellos por primera vez.

‘Jardín deshecho’ sigue el difícil curso de esa reflexión sobre el amor, el deseo y la sexualidad, captando diversos momentos del periplo existencial y artístico de Lorca, desde los sueños del adolescente hasta la pasión homoerótica y el deseo de vivir el amor de la forma más completa que permitía la sociedad granadina y española de los años 20 y 30 del siglo pasado.

Las piezas de la exposición proceden del Centro Federico García Lorca, la Biblioteca Nacional de España, la familia del poeta, el Museo Casa de los Tiros, el Museo-Casa Natal de Fuente Vaqueros, el Ayuntamiento de Granada, el Archivo de Agustín Penón/Marta Osorio y diversas colecciones particulares. Se podrá visitar hasta el seis de enero en el Centro Lorca, que cuenta con el patrocinio de la Fundación La Caixa.



Se el primero en comentar

Deja un comentario