¡Revolución Femenina!

PicsArt_05-24-04.27.13
Ilustración cedida por la colaboradora
Avatar for María Del Mar Gómez
0

Y desde la ventana, ubicada en la zona de la cocina, que da hacía la calle. Escuche… ¡Satisfyer! no se realmente si antes de ello dijeron, voy a usarlo o usalo. Pero si estoy muy segura que retumbo en mi oído
¡Satisfyer! y por supuesto eran chicas las que hablaban de el.

No cabe duda de que el Satisfyer es el invento de moda. Llegó hace poco, pero el revuelo que ha causado ha sido enorme, pues si que es cierto escuchas que lo mencionan en las calles. Su popularidad ha logrado romper tabúes y ha hecho que miles de mujeres ahora hablen abiertamente y en público de la masturbación. Así como si nada. Todo un exito.

Pero bien, para quienes no tienen mucha información sóbre está marca de juguetes eróticos pues les explico un poco. Esta diseñado para garantizar el orgasmo femenino, centrado en la estimulación del clítoris y no en la penetración. Las webs y las redes sociales están llenas de opiniones, las amigas comparten sus experiencias y se lo regalan las unas a otras. Realmente no es el primer producto que se diseña enfocado al clítoris, pero sí es el primero que irrumpe con tanta fuerza.

Siguiendo con el tema del Satisfayer, ahora nombrado en las calle, etc. Les comento que en el mes de marzo, coincidiendo con la cuarentena aplicada en muchos países del mundo, la venta de juguetes eróticos se disparó. Y hasta Algunas empresas tomaron la iniciativa de hacer donaciones de Satisfayer; si pues regalaron 1000 succionadores de clítoris al personal sanitario y estos en un par de horas se agotaron. Pero ¿por qué a los sanitarios? te estarás preguntando “Por el estrés que sufren, tanto dentro del entorno laboral como fuera, cuando llegan a casa deben tener su momento de confort, calma y satisfacción” explica la empresa. Y bien a vuelo de parajo se me ocurre, que fabuloso sería que las mamás que están trabajando, siendo maestras y amas de casa también recibieran un detalle así. Bien merecido que se lo tienen, no creen.

No se a ustedes, pero a mi esto me parece una absoluta revolucion, en el que las mujeres nos estamos preocupando por nosotras, por nuestro sentir, por nuestra satisfacción y placer. No cabe duda que somos las protagonistas. Y Debería estar señalado con letras rojas, así como en la historia con el auge del Feminismo y la lucha de las mujeres.

«¡Paso a la mujer!».





Se el primero en comentar

Deja un comentario