El no desconfinamiento de las personas que sufren trastornos alimentarios

La Asociación TCA pide a la Junta de Andalucía la hoja de ruta para reactivar los programas destinados a trastornos como anorexia o bulimia

leixandra y patricia
Patricia Cervera junto a su hija Aleixandra
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

El confinamiento ha sido más duro para unas personas que para otras. Para Aleixandra y su familia está siendo una auténtica angustia. Media España está notando las medidas de relajación de un estado de alarma que se estableció hace ya más de dos meses. Pero, en el hogar de esta joven granadina de poco más de 20 años siguen recluidos.

“El confinamiento para nosotras es estar recluidas en casa. Yo salgo solo a comprar y con muchísimo agobio, para que ella no se quede sola”, comenta Patricia Cervera, presidenta de la Asociación TCA (Trastornos de la Conducta Alimentaria) y madre de una chica que lleva años luchando contra la anorexia.

Patricia y Aleixandra no salen a la calle debido al peligro que podría tener para su vida el contagiarse de Covid-19. “Es de riesgo porque ha estado con el sistema defensivo muy bajo. Ahora está un poquito mejor, en casa y con la sonda. Le habían bajado los glóbulos blancos, las defensas. Tenía un motón de parámetros alterados en las analíticas”.

La presidenta de la Asociación TCA recalca en sus frases la palabra sonda con miedo. “La sonda en casa da muchas complicaciones. Una de las veces que se atascó tuvieron que venir a casa a quitársela. Cuando estaba ingresada en la unidad mi hija se arrancó la sonda dos veces. ¿Sabes el miedo que tengo a que lo vuelva a hacer, pero en casa?”.

Y es que, Patricia decidió sacar a su hija del hospital cuando estalló la pandemia mundial. Según esta madre, la condiciones que tiene que reunir una unidad especializada que acoge a este tipo de personas no se estaban dando. Ni ahora ni antes. “Hemos estado en Málaga tres meses y como aquello no funciona, pues no ha recuperado nada. Iba cada vez a peor. He puesto muchas quejas, pero aún no he recibido respuesta. Aquello no es una unidad como hay en otras comunidades. Se ha quedado como unas consultas internas con profesionales con contratos temporales”, protesta.

Desconcierto

A la angustia diaria de Aleixandra y su madre se suma el desconcierto. Las personas que sufren trastornos de la conducta alimentaria no saben cuándo podrán volver a ser tratados de manera presencial. Una información que la Asociación TCA ha pedido sin obtener aún respuesta. “Necesitamos saber si va a empezar el hospital de día, si van a empezar los talleres. He pedido el protocolo varias veces y no hay manera de que me lo soliciten”, ha comentado Cervera a GranadaDigital.

Una situación que ahora tiene poca solución, pero que según la Asociación TCA era previsible. “Mi cabreo y mi rabia es que si la Junta hubiese hecho, al menos, una unidad de las dos que prometieron en septiembre, no habría pasado nada de esto porque tendrían su zona específica para ingresos”.

Lucha

A pesar de todo, Patricia Cervera sigue con su lucha diaria a través de la asociación. Esta semana se ha enviado un escrito a todos los ayuntamientos, diputaciones, universidades y grupos parlamentarios para que realicen actos conmemorativos el día dos de junio, Día Mundial de los Trastornos Alimentarios.

Además, la asociación ha presentado una propuesta de moción a los ayuntamientos para que aprueben una declaración institucional a favor de la creación de las Unidades especializadas en trastornos alimentarios. Una lucha que no se detiene para que la situación no siga igual.







Se el primero en comentar

Deja un comentario