Nico Molina: “En la montaña tú eres tu propio límite”

El deportista, de diecinueve años, consiguió realizar la ruta integral de Sierra Nevada en tan sólo cinco horas y 51 minutos

Nico
Nico Molina, corredor de carreras por montaña y esquiador | Foto: Remitida
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

Nico Molina es ya uno de los corredores granadinos más reconocidos en las carreras por montaña. Desde 2015, este joven de tan sólo diecinueve años se ha dedicado a competir en esta modalidad y, desde hace tres años, se apunta también al esquí porque es «un complemento» que le iba bien y «era algo complementario» que le «beneficia», comenta.

Podría decirse que Nico Molina y la montaña son una sola persona y se entienden a la perfección. Tanto es así, que, tras terminar su temporada, este chico, con una gran madurez, se propone un reto: “Es mi premio, que solo me permito una vez al año porque tampoco hay que pasarse en distancias tan largas y con el recorrido que me queda hay que tener un poco de cabeza”.

De este premio surge su última gran hazaña: recorrer la integral de Sierra Nevada en cinco horas y 51 minutos. Habrá quien se pregunte qué es esto. Pues bien, es una ruta que recorre todos aquellos picos con una altura superior a tres mil metros, en total 38,65 kilómetros, un reto nada fácil de conseguir y menos a esa velocidad.

El último tiempo registrado en realizar esa ruta fue en seis horas y cuarenta minutos, por lo que puede decirse que estaríamos ante un nuevo récord. Nico Molina ya ha tenido contacto antes con esta ruta cuando, hace tres años, acompañó en el último tramo del recorrido a Dani García. «Me hizo mucha ilusión, pero no pensaba que ahora tres años después tendría la oportunidad de hacerlo y poder conseguirlo”, explica Molina.

Llegar a este nivel no es fácil, requiere mucho esfuerzo y, por ello, Nico Molina entrena todos los días, aunque sin dejar de lado su formación como Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva, al que dedica sus mañanas.

Aunque tanto esfuerzo merece la pena para Molina. «Me llena mucho pasar tantas horas en la montaña, tanto en verano corriendo, como en invierno esquiando, me da igual de la manera que sea, pero me divierto, me lo paso bien, es un hobby que me encanta y tanto como a nivel individual como pasar horas en montaña con los compañeros es algo muy especial”.

“Yo me llevo muchas cosas de este deporte, ves muchos paisajes bonitos, muchos sitios y tal, pero el vínculo que creas con los amigos es muy especial”, explica Nico Molina, a lo que añade “malos momentos en este deporte sería mientras estás compitiendo, poniendo el cuerpo al límite lo pasas mal, pero al final tiene su recompensa, entonces pasa a ser un buen momento”.

¿En qué piensa Nico Molina mientras corre y se pone tan al límite? “Piensas en acabar, en llegar, en que cuando acabes, al rato ya todo será más bonito y los momentos más duros, quizá piensas en la gente que hay detrás apoyándote y gracias a los que te están permitiendo hacer esto que te gusta, tu familia, mi club, que me aporta tanto, piensas en lo que hay detrás y lo que te empuja en esos momentos difíciles a poder apretar más”.

No es un deporte que quiera dejar para él solo, aunque le encante pasar tiempo a solas en la montaña, y anima a todo el mundo a practicarlo por lo menos una vez en su vida.

“Animaría a que la gente saliera al medio en el que me suelo mover que es la montaña, estén donde estén, estoy seguro que no les va a defraudar. Es algo muy bonito y que lo puede disfrutar todo el mundo, tú pones tu ritmo, tú subes donde quieres, eres tú mismo contra ti mismo y no hay nada que te limite”, aunque tal y como añade Nico Molina “siempre y cuando sea cuidando el medio, es lo más importante, hay que cuidar lo que tenemos, que cada vez nos queda menos”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario