Las instituciones refuerzan su compromiso patrimonial en el Día de las Ciudades Patrimonio Mundial

El concejal de Turismo, Manuel Olivares, ha invitado a vecinos y visitantes a “seguir disfrutando y enorgulleciéndose de los monumentos singulares y enclaves privilegiados de la ciudad"

Patrimonio-CasaZafra-6
Antonio Granados, Manuel Olivares y Rocío Díaz, en la Casa de Zafra | Foto: Ayto de Granada
GabineteGabinete
0

Granada ha celebrado este martes el Día de la Solidaridad de las Ciudades Patrimonio Mundial con un manifiesto que muestra el compromiso del Ayuntamiento y de administraciones con la protección, promoción y difusión de la riqueza patrimonial de la capital.

Es, según ha informado el Ayuntamiento de Granada en una nota de prensa, una jornada especial pues, en el marco de la crisis del covid-19, se ha suspendido el tradicional programa de actividades culturales y gratuitas.

Durante una visita a la Casa de Zafra, el concejal de Turismo de Granada, Manuel Olivares, acompañado por la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, Rocío Díaz, y el delegado de Cultura de la Junta en la provincia, Antonio Granados, ha invitado en la efeméride a vecinos y visitantes a “seguir disfrutando y enorgulleciéndose de los monumentos singulares y enclaves privilegiados de nuestra ciudad desde el respeto y la tolerancia”.

Olivares ha reiterado la “firme voluntad del gobierno municipal con políticas que apuesten por la habitabilidad y protección del Albaicín y la conservación eficaz del barrio y de todo el acervo cultural granadino”.

Por su parte, la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, Rocío Díaz, ha aprovechado este Día de la Solidaridad para recordar que “los monumentos pertenecientes a la Dobla de Oro son gratuitos todos los domingos”. Es el caso del Corral del Carbón, el Bañuelo, las Casas Morisca Horno de Oro, del Chapiz, y de Zafra, y el Palacio de Dar al-Horra.

Bajo el lema ‘Cuidemos nuestro patrimonio, cuidemos nuestro futuro’, el manifiesto promovido por la Agencia Albaicín y suscrito por las administraciones citadas, contiene diez puntos en los que los firmantes reconocen la dimensión internacional de la catalogación de Patrimonio Mundial, lo que “sitúa a Granada en un lugar preferente para comprender el encuentro histórico y cultural de muchas civilizaciones”.

Asimismo, se refiere al valor que tiene el hecho de “ser prestigiados como Valor Universal Excepcional”, una realidad que, según el texto, “es tan extraordinaria que trasciende nuestras fronteras” y debe significar “una oportunidad para promover el encuentro entre culturas”.

En el apartado cuarto, el manifiesto reivindica “la enseñanza de nuestros valores y bienes patrimoniales para que las nuevas generaciones sean partícipes de un acervo histórico y cultural que también les pertenece, siguiendo las recomendaciones de la Declaración de Budapest 2002”.

Y en el punto quinto se refiere a la importancia de “garantizar la conservación eficaz de todo el espacio patrimonial, implantando medidas dirigidas a perseguir comportamientos que supongan un atentado o deterioro de su naturaleza”.

Más adelante, el documento hace referencia al compromiso institucional por “articular medidas que hagan compatible el desarrollo del turismo con la pervivencia de un barrio tan singular como el Albaicín” en tanto que “el patrimonio debe constituir un eje estratégico de desarrollo de la economía granadina, tarea que requiere de la complicidad de la iniciativa público-privada”.

También el texto apuesta por la promoción de proyectos y políticas que fortalezcan la habitabilidad del barrio y tejan lazos de cooperación con ciudades de acervo histórico y cultural común.

En su punto noveno, el manifiesto se centra en la adopción de directrices encaminadas a la difusión de la riqueza patrimonial, para terminar con una invitación a vecinos y visitantes a descubrir y valorar el valioso y extenso patrimonio granadino.

Para finalizar, los firmantes del texto declaran compartir la reciente mención que el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), asociado a la Unesco, ha efectuado respecto a que el patrimonio no sólo es un impulsor del desarrollo sostenible, sino también “una piedra angular de la recuperación humana y social que tanto se precisa activar ante la crisis sanitaria generada por la pandemia de covid-19”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario