Música en Palacio: la agenda del FEX para este lunes

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada comienza esta tercera semana de julio con un programa prometedor

MarthaArgerich-2-Adriano_Heitman
La pianista Martha Argerich | Foto: Gabinete
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El Festival de Granada comienza esta tercera semana de julio con una agenda prometedora. La compañía Cal y Canto Teatro estará en el Palacio de los Córdova a las 21:00 horas. De la mano de su directora, Ana Ortega, nos invita a crear un espacio mágico a través de la danza y la manipulación de grandes objetos voladores, recobrando con jóvenes, niños y niñas el espacio público desde el cielo.
El Jardín del Viento es una intervención donde los jóvenes, niños y niñas, toman con Cal y Canto Teatro el espacio público. Una reminiscencia de aquellos jardines modernistas, poblados por personajes nostálgicos que quieren “ser como el viento” o “tener alas ligeras”. El espectáculo cuenta con la colaboración de Aldeas Infantiles SOS de Granada.

Por último, a las 22:00 horas, el Palacio de Carlos V presenciará la obra de la pianista Martha Argerich y el violinista europeo Renaud Capuçon.  En su programa se reúnen tres populares sonatas clásicas. Junto a la de Beethoven, quizás infravalorada porque el genio de Bonn parece preferir aquí la serenidad, el sosiego e incluso el humor al vértigo arrebatado de sus creaciones más ardientes, sonará la exquisita sonata para violín y piano de Cersar Franck, obra capital de la música de cámara francesa del XIX, escrita en el verano de 1886 y dedicada al violinista Eugène Ysaÿe. Esta sonata ha gozado desde el principio de una excelente acogida y, junto al Cuarteto del compositor francés de origen belga, estuvo entre las piezas favoritas de Marcel Proust, que la citaría tácitamente en su novela En busca del tiempo perdido, en la que el protagonista (Swann), sin conocer la técnica musical, experimenta una emoción y un placer inenarrables al escuchar la “breve frase” de la Sonata. De una gran intensidad lírica, a medias entre el postromanticismo y el modernismo, tiene una estructura cíclica: un núcleo temático expuesto al principio sirve como tema recurrente a lo largo de los cuatro movimientos, y se desenvuelve en un clima de gran sensualidad.
El trabajo de Prokófiev, que es transcripción del original para flauta, sorprende por su ligero virtuosismo y su grácil clasicismo, pues se trata de una obra escrita en medio de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. El concierto será retransmitido en directo por RNE-Radio Clásica.







Se el primero en comentar

Deja un comentario