Un triunfo y un empate en el único curso sin peligro de descenso directo frente a los blancos

Los choques ante el Madrid de la temporada 1942-1943, la segunda en Primera del Granada, se saldaron con victoria por la mínima en casa e igualada a dos en Chamartín

Recorte del diario 'Patria' con la previa del Madrid-Granada. BVA
Recorte del diario 'Patria' con la previa del Madrid-Granada. | Foto: Biblioteca Virtual de Andalucía
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

Que el Granada CF de Diego Martínez está completando una de las mejores temporadas de su historia en Primera es un hecho avalado por los números. Los rojiblancos nunca sumaron tantas unidades como las que acumulan hasta ahora en su casillero, aunque también es cierto que hasta mediados de los noventa los triunfos sólo se premiaban con dos puntos.

Sin embargo, hay otros datos que corroboran la excepcionalidad del momento que está atravesando el equipo granadinista. Por ejemplo, el hecho de conseguir la permanencia matemática con varias jornadas de antelación y, cómo no, la posibilidad de viajar por Europa en la temporada 2020/2021.

En las 23 temporadas anteriores en las que el Granada ha jugado en Primera, únicamente existe un precedente en el que el Real Madrid se midió a los de la ciudad de la Alhambra cuando éstos ya habían conseguido eludir el descenso directo con la calculadora en la mano.

Fue en la campaña 1942/1943, la segunda que el club disputó en Primera tras debutar un curso antes. El Granada necesitó de un vida extra para eludir el descenso. Fue ante el Valladolid, segundo clasificado en la división de plata, en el campo de Les Corts del FC Barcelona en un partido único que los rojiblancos vencieron por 2-0 con tantos de Nicolá por partida doble.

Pese a ello, el equipo se despidió del descenso directo varias jornadas antes de la finalización del campeonato, que con 22 puntos, cerró en una antepenúltima posición que aseguraba la promoción. Su más inmediato perseguidor, el Zaragoza, sí que cayó al pozo por la vía rápida, al sumar sólo 13 puntos. Es decir, nueve menos que los rojiblancos.

Un Granada que pudo meter al Madrid en problemas

El calendario determinó que el Granada tendría que visitar Chamartín en la penúltima jornada, la 25, con la posibilidad de sumar un triunfo que le habría permitido empatar a puntos con el Madrid y, por gol average, superarlo; metiendo de esa forma a los blancos en la pomada.

Eran otros tiempos, sólo una temporada antes, fue el Barça (renombrado Club de Fútbol Barcelona por la dictadura franquista) quien tuvo que disputar una promoción ante el Murcia para salvarse a última hora del que habría sido el único descenso de su historia. Ese curso, el del debut rojiblanco en Primera, los azulgranas cayeron en Los Cármenes 6-0 y el Granada consiguió la que hasta la fecha es su mayor goleada en la máxima categoría al vencer 8-0 al Real Oviedo. Pero en esta campaña serían los blancos quienes terminarían pasando las de Caín.

Para más inri, los merengues venían de encajar una dolorosa derrota en el campo del Sevilla (3-0), mientras que los rojiblancos habían goleado al Valencia (4-2).

Marín adelantó al Granada a los siete minutos de juego, y a los 29′, Nicolá estableció un prometedor 0-2. Pero antes del descanso, Alonso (41′) y Alday (44′) conseguían poner las tablas en un marcador que ya no se movió en toda la segunda parte. La flor del Madrid -o el don de la oportunidad, según se mire- ya existía en la década de los cuarenta.

Una semana después, fue el Barcelona quien se impuso en Los Cármenes (2-3). Resultado que, unido al empate merengue ante el Valencia (3-3) en el Luis Casanova, salvaba a los blancos de la quema.

El precedente, sin embargo, es esperanzador, pues se trata de la única vez que el Granada ha llegado al choque de la segunda vuelta ante el Real Madrid ‘salvado’. Y además, no perdió ninguno de los dos envites ligueros. El de Los Cármenes se resolvió con un solitario tanto de Marín a los 27 minutos. Quien sabe si podrá volverse a repetir este lunes.





Se el primero en comentar

Deja un comentario