Las escuelas de verano de la Zona Norte se clausuran con éxito

El alcalde de Granada, Luis Salvador, y la delegada Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Ana Berrocal, destacan el buen resultado del programa educativo en el que han asistido escolares en situación de exclusión social

photo5929005003131957890
el programa, que tal y como ha recordado el máximo responsable municipal ofrece durante el periodo estival actividades socioeducativas, lúdicas y culturales a los niños en situación de exclusión y vulnerabilidad social | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha clausurado este viernes, junto con la delegada de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Ana Berrocal; y el concejal de Educación, Carlos Ruiz Cosano, el proyecto Escuelas de Verano Norte de Granada, a las que, desde el 1 de julio al 31 de agosto y “con todas las máximas medidas de seguridad y protocolos seguros contra la Covid-19”, han asistido 285 escolares de la Zona de Transformación Social de Granada, integrada por los barrios de La Paz, Cartuja y Almanjáyar.

Subvencionado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta y el Ayuntamiento de Granada y gestionado desde el año 2013 por la Obra Social Pedro Manjón (OSPM), el programa, que tal y como ha recordado el máximo responsable municipal ofrece durante el periodo estival actividades socioeducativas, lúdicas y culturales a los niños en situación de exclusión y vulnerabilidad social, se ha desarrollado con “total éxito”, ha destacado Luis Salvador.

Así, según ha explicado la delegada, desde el 1 de julio y con un horario de lunes a viernes de 07.45 a 14.00 horas, los escolares han accedido a los centros educativos en intervalos de diez minutos para garantizar las medidas de seguridad. Tanto a la entrada como salida de los centros educativos se les tomaba la temperatura y se procedía a la desinfección tanto de calzado como de manos.

A su vez, la ratio establecida ha sido de diez menores por un educador y dentro del programa educativo se ha puesto el acento, en el desarrollo de actividades educativas que fomenten valores tales como “la convivencia, el desarrollo emocional, así como la higiene, prevención y seguridad, acorde con la situación del Covid-19”, ha puntualizado Berrocal.

La clausura de la presente edición, a la que han asistido también el presidente de la Obra Social Padre Manjón, Trinitario Betoret, así como Alicia Mateos, una de las coordinadoras del proyecto, ha tenido lugar hoy en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Juan Ramón Jiménez de Cartuja, equipamiento educativo que, junto al colegio María Zambrano de Almanjáyar, acoge todos los veranos este programa educativo.

Con un presupuesto de 85.816,22 euros, una plantilla integrada por 19 monitores y dos conserjes han ofrecido a 285 escolares con edades comprendidas entre 6 y 16 años atención educativa y social, a la vez que se ha atendido con el reparto de 6.600 menús sus necesidades alimenticias básicas.

Dentro de las actividades socio-educativas ofrecidas, en las que se favorecen la integración social en el propio medio mediante la adquisición de herramientas para incrementar sus habilidades sociales, se han llevado a cabo salidas programadas, como asistencia a representaciones teatrales, excursiones a espacios abiertos como las desarrolladas en el entorno de Río Verde, pantano del Cubillas o una granja escuela y visitas a distintos monumentos de la ciudad.

Tras agradecer tanto a los responsables de la Obra Social Padre Manjón, como a la comunidad educativa y a los padres  su colaboración para que la escuela se haya realizado con éxito, el alcalde y la delegada han puesto en el acento en la necesidad de destacar ante la sociedad que “respetando las normas y haciendo las cosas con seguridad, se pueden seguir desarrollando actividades con normalidad”.

 





Se el primero en comentar

Deja un comentario