El Carlos Tartiere mide el impulso del Granada CF

El conjunto rojiblanco visita esta tarde, a las 20:30 horas, a un Real Oviedo que apura sus opciones de jugar el playoff de ascenso

Granada CF - Real Oviedo
Los jugadores del Granada CF protestan una acción durante el partido de la primera vuelta | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz EspañaChema Ruiz España
0

El optimismo se ha vuelto a instaurar en el Granada CF. Después de encadenar dos triunfos consecutivos, el cuadro nazarí se ha instalado en la segunda plaza de la clasificación, lo que ha desempolvado las calculadoras de la afición y ha permitido la aparición de alguna quiniela aventurada. Diego Martínez, en cambio, insiste en centrar la vista únicamente en el reto semanal, que en esta tarde (20:30 horas) lleva a sus pupilos al Carlos Tartiere, hogar de un Real Oviedo que ansía jugar el playoff y que, para ello, ha recibido un nuevo inquilino en su banquillo.

El retorno de Sergio Egea al conjunto carbayón trajo consigo, además de ilusiones renovadas para los asturianos, un triunfo por la mínima en Almería que sitúa al cuadro azulón en la octava posición. Desde ahí, y con 56 puntos -cuatro por debajo del corte tras la victoria del Dépor-, afronta una recta final en la que pretende infiltrarse entre los seis primeros para optar a celebrar el ascenso, aunque para lograrlo deberá encontrar la regularidad que le ha esquivado hasta ahora.

Diego Martínez deberá hacer frente a este reconstruido entusiasmo ovetense, así como a la incógnita que supone el conjunto asturiano tras el cambio en el banquillo, aunque encara el reto “con ganas de competir y de crecer”, tal y como indicó en su rueda de prensa previa. Su equipo sumó ante el Nástic de Tarragona su segundo triunfo consecutivo, lo que le permitió asentarse en los puestos de ascenso directo y distanciarse del Albacete, así como recibir un impulso que, a estas alturas de campeonato, puede resultar determinante.

El técnico vigués ha recuperado para este encuentro a Álex Martínez, que ha pasado los últimos cinco meses en la enfermería por una rotura parcial del tendón de Aquiles, lo que podría sacar del ‘once’ a Víctor Díaz o Quini, si bien se antoja poco probable. Por otro lado, Montoro regresará a la medular rojiblanca tras cumplir su tercera sanción del campeonato, mientras que Pozo, a priori, esperará desde el banquillo. Arriba, el entrenador nazarí repetirá, salvo sorpresa, el esquema de la pasada jornada, con Vadillo, Fede Vico y Puertas conformando la triple media punta y Rodri como hombre más adelantado.

El técnico rojiblanco señaló que sus pupilos se miden a “un equipo muy fuerte”, y no dudó en asegurar que “vamos a afrontar una batalla durísima”. Su homónimo en el banquillo carbayón, en cambio, destacó que “al Granada vamos a jugarle como lo que somos: un conjunto bueno que tiene buenos futbolistas”, tras lo que subrayó que “en nuestro campo y con nuestra afición, les vamos a ir a buscar para que el triunfo se quede acá”.

Egea no cuenta con Mossa, sancionado, ni con los lesionados Omar y Forlín, aunque en esta ocasión, a diferencia del partido de la primera vuelta, sí que podrá alinear a Joselu. El que fuera delantero del Granada CF hasta este verano señaló en rueda de prensa que los rojiblancos son “un rival muy difícil” y que “tenemos que hacer hincapié en la finalización”. Tendrá su cuchillo afilado y no dudará en usarlo para torpedear el hasta ahora firme paso nazarí.



Se el primero en comentar

Deja un comentario