De camino a casa quiero ser libre, no valiente

carrera-contra-la-violencia-1
Carrera de mujeres en Granada para protestar por la muerte de Laura Luelmo | Autor: Archivo GD
Avatar for Juncal Gutiérrez
0

Uno de los lemas más repetidos en las diferentes manifestaciones exigiendo la igualdad real entre mujeres y hombres es: “De camino a casa quiero ser libre, no valiente”. Dentro de las desigualdades sufridas por las mujeres, la inseguridad callejera es un grave problema. No voy a mencionarlos porque son muchos, pero todas podemos recordar los horribles casos de numerosas jóvenes que han sufrido abusos o violaciones sexuales durante el trayecto de vuelta a su casa durante la noche, por ejemplo, e incluso de atroces crímenes machistas.

Hace un par de semanas, mediodía y haciendo un viaje sola a una capital europea, decidí visitar un centro cultural en un barrio. Como era temprano, me guié por las indicaciones del Google Maps. Sin comérmelo ni bebérmelo, aparecí en una carretera donde la civilización se atisbaba bastante lejos. Decisión: ¿volver hacia atrás o seguir hasta algún sitio transitado? Seguí. Fueron 45 minutos, solamente, pero los más angustiosos de los que he vivido en bastante tiempo. La inseguridad de ir solas por las calles no se limita exclusivamente al ámbito nocturno, ya que a las mujeres la sociedad nos ha educado a estar siempre alertas, mientras que a ellos les ha dado el poder de las calles.

Además, hace pocas semanas conocíamos la noticia de que Bernardo Montoya, el asesino de Laura Luelmo, podría salir en libertad al no haberse grabado su declaración judicial. La joven profesora sufrió un terrible asesinato machista tras salir a correr por las calles del pueblo donde vivía. En este, como en muchos casos, necesitamos al poder judicial en la lucha incansable contra la violencia de género, que como sabemos se plasma en nuestra realidad de diversas maneras. Por no mencionar la situación de vulnerabilidad que viven las mujeres víctimas de trata, que sufren una doble discriminación por nuestra sociedad.

Por todo ello, es muy importante la Jornada ‘Granada segura y libre para las mujeres” organizada por el Ayuntamiento de Granada, el pasado lunes, dentro de las actividades programadas en el V Plan Municipal de Igualdad entre mujeres y hombres. El encuentro formativo fue un espacio de análisis y situación de las mujeres en el plan estratégico de las ciudades con el objetivo de buscar soluciones objetivas para su mejora.

Debemos aspirar a que nuestros espacios de convivencia sean lugares amigables donde todas las personas vivamos con las mismas condiciones. Por ello, estas iniciativas que parten directamente de la propia corporación municipal son tan bien acogidas. Necesitamos que las estrategias conjuntas para la mejora de la seguridad, movilidad, alumbrado y accesibilidad se desarrollen desde una perspectiva de género. Para ello, no solamente necesitamos intencionalidad, sino formación de género para todas las personas responsables de las diferentes cuestiones de nuestro Ayuntamiento.



Se el primero en comentar

Deja un comentario