La calle de los talleres en pleno corazón de Granada

La vía Abderrahman, cerca del río Genil y del Camino de Ronda, concentra hasta once en sus poco más de 200 metros de longitud

Portada taller
Vista general de la Calle Abderrahman | Foto y vídeo: Sergio Garrido
Victoria Pérez SantiVictoria Pérez Santi
0

Ni cafeterías ni portales asoman en este pequeño espacio del centro de Granada. Entre Camino de Ronda y la Calle Ribera del Violón se encuentra la Calle Abderrahman, un pequeño oasis que desde hace más de 30 años alberga locales relacionados con el mundo automovilístico y donde son muy pocos los establecimientos que no se dedican a este sector.

El dueño de Talleres Fermín todavía recuerda cuando ni siquiera había carretera alrededor de los negocios. “Estaba todo muy mal, terminaba la calle y era campo. Había una acequia en medio y el firme era de tierra” comenta Fermín, que ha logrado mantener su negocio en pie de guerra durante casi 40 años a pesar de las adversidades del tiempo. “Había más talleres antes, lo que pasa es que fueron cerrando”, añade. Y es que cuando lograron dejar de preocuparse por los lodazales causados por la falta de pavimento tuvieron que enfrentarse a las obras del metro que les mantuvieron aislados durante años.

Paco es el copropietario del Taller Auto-Frío Genil y en este tiempo ha visto como algunos de sus compañeros marchaban para dejar paso a nuevos vecinos: “Ha sido nuestro peor momento”, indica. “El metro nos hizo mucho daño. Teníamos una entrada que cambiaba cada dos por tres y hubo gente que lo pasó muy mal”.

Sin embargo, el apoyo que se han dado entre ellos durante años ha sido el motor que ha mantenido unida a esta calle, que ha terminado formando su pequeña comunidad. “La relación es muy buena, nos conocemos de hace muchos años”, señala Ernesto, dueño y único trabajador del taller de motos que lleva su nombre.

El hecho de que cada espacio se encuentre especializado en un aspecto automovilístico ha supuesto que durante estos años cada uno termine resultando el apoyo de los demás. “Somos compañeros. Si a alguno le hace falta mover un coche, si se nos acaba algo, nos ayudamos entre nosotros”, señala el dueño de Talleres Fermín que habla de todos como de “un equipo”, siempre dispuestos a echarse una mano.

Talleres calle Abderrahman | Foto: Sergio Garrido

 

Problemas de aparcamiento

Aunque la mayoría de los talleres cuentan con una señal de vado, la falta de acera debido a la estrechez de la calle, además de su ubicación, hacen de este un punto de encuentro para conductores en busca de un espacio en el que estacionar.

Antonio, dueño del gimnasio TNT, uno de los pocos establecimientos que no se dedican a la reparación (también hay otro gimnasio, especializado en boxeo y llamado Underground Fight Club), se ha visto afectado por esta tendencia que no solo obstaculiza la entrada a los negocios, sino que además dificulta la circulación por la propia calle. “Me consta que el ayuntamiento tiene pensado habilitar zonas”, afirma Antonio. “Varios operarios estuvieron tomando medidas de la calle para señalar espacios de aparcamiento y facilitar el acceso”, añade.

Carteles de la Calle Abderrahman | Foto: Sergio Garrido

 

De cualquier forma, este es solo un pequeño obstáculo para este barrio de trabajadores que ha logrado mantener durante años su esencia original y que ha conseguido superar las adversidades como un equipo que se apoya para seguir adelante.



Se el primero en comentar

Deja un comentario