CSIF Granada indica que la ‘vuelta al cole’ arrastra «carencias» y urge «una bajada de ratios real»

El sindicato critica que la Administración haya impuesto un cambio normativo para aumentar el número de horas lectivas en asignaturas de Educación Primaria sin negociación previa con los representantes del profesorado

vuelta al colé en el colegio San Isidoro de Granada
Vuelta al cole en el colegio San Isidoro | Foto: Antonio L. Juárez
GabineteGabinete
0

Con el inicio del curso escolar 2019/2020 en Educación Infantil y Primaria, CSIF Granada subraya que un año más existen «carencias» y ha invitado a la Administración a ver «en la bajada de la natalidad una oportunidad de hierro para reducir la actual ratio en la enseñanza pública, mejorando la educación que recibe el alumnado y ofreciendo una mejor atención a la diversidad». A este respecto, el sindicato, mayoritario en la educación pública de la provincia y de Andalucía, lamenta que el anuncio de la Consejería de Educación de disminuir las ratios «no vaya acompañado de un respaldo normativo y quede en una mera declaración de intenciones, con voluntad política, pero sin efecto en algunos centros educativos que continúan con ratios elevadas».

La responsable de Educación de CSIF Granada, Victoria Pineda, recuerda que “la ley establece un número máximo de alumnos por aula de 25 en educación Primaria y de 30 en Secundaria, si bien este límite se supera en algunos casos bajo el paraguas del 10% que se debería reservar para necesidades inmediatas de escolarización del alumnado de incorporación tardía, rompiendo la excepcionalidad a la norma”. Así, según datos recabados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, existen colegios públicos en algunas localidades como Cájar, El Salar, Padul o Los Cármenes en la capital, que inician el curso con clases de 28 y 27 alumnos en la etapa de Infantil.

Asimismo, la responsable sindical alerta de que “a pesar del aumento de docentes y de las últimas convocatorias de empleo público, se arrastra un déficit histórico de personal en la enseñanza pública, que desde el año 2011 se traduce en una pérdida superior a los 300 docentes solamente en Educación Infantil en nuestra provincia». «Por lo tanto, consideramos insuficiente la plantilla actual, máxime si consideramos que en este curso escolar el número de horas en asignaturas de Primaria como Lengua, Matemática, Educación Física e Inglés aumenta y nos encontramos con un profesorado sobrecargado de horas lectivas”, indica.

Por último, CSIF Granada considera que existen asignaturas pendientes para alcanzar la excelencia en la educación pública en cuanto a financiación e inversión en infraestructuras, por lo que pide que se destine un 7% del PIB andaluz a suplir carencias como la mala climatización de los centros.



Se el primero en comentar

Deja un comentario