Caraja, reacción y debacle del Granada en Mendizorroza (4-2)

Los rojiblancos sufren un severo correctivo ante un Alavés que certifica su presencia en Primera División una temporada más

E1hkHj-X0AEIkwt
El Granada no encontró su juego | Foto: Granada CF
Jero Camero
0

El Granada anda desconectado. Tras la derrota sufrida ante el Cádiz y la consecuente eliminación de la carrera por los puestos de Europa, los hombres de Diego Martínez no consiguen entrar a los partidos con intensidad y se ven constantemente superados por equipo que sí tienen algo en juego.

Sucedió ante el Real Madrid el pasado jueves y ha vuelto a pasar frente a un Alavés que trataba de asegurar la permanencia en Primera División un año más. Sin muchos de los jugadores importantes, las rotaciones no entraron al césped de mendizorroza con garra necesaria y pronto se vieron por detrás en el marcador.

El costado izquierdo fue una de las principales fuentes de peligro del Alavés y Rioja lo dejó bien claro a los ocho minutos. El extremo consiguió llegar a línea de fondo y puso el balón atrás en el corazón del área. Justo entonces apareció Pere Pons para empujar el cuero al fondo de la red sin ninguna oposición.

El tanto daba la permanencia al Alavés de forma momentánea, pero no se iba a contentar con eso. Pasados los 20 minutos, un nuevo despiste defensivo permitió a Lejeune rematar un centro de Lucas Pérez. Rubén Duarte consiguió conectar con el balón y desvió lo suficiente su trayectoria para que Aarón no pudiera hacer nada por evitar el tanto.

El Granada parecía ir cuesta abajo y sin frenos hasta que apareció Jorge Molina. En una alarde de genialidad, el experimentado delantero recibió dentro del área, recortó con su pierna zurda y definió con un potente de disparo, imposible para Pacheco. Los rojiblancos, otra vez con muy poco, conseguían meterse en el partido.

Aun así, el partido no pintaba demasiado bien para el Granada. El estado físico de los jugadores estaba tan al límite que pronto volvió a comenzar la maldición de los lesionado. El primero en abandonar el campo, justo antes del descanso, fue un Gonalons que estuvo muy poco acertado y al que sustituyó Fede Vico. Tras el receso de quince minutos, a Diego Martínez no le tembló el pulso y terminó con la oportunidad de Nehuén y Marín para dar entrada a Germán y Puertas.

El partido se abrió mucho durante los segundos 45 minutos. El Granada buscó el tanto del empate y lo encontró por medio Antonio Puertas. El almeriense, que entró tras el descanso, aprovechó para cruzar al palo largo y poner la igualada. Parecía que los rojiblancos podían volver a la senda de la victoria… pero todo quedó en un espejismo.

En menos de diez minutos, el Alavés volvió a golpear sobre la mesa y certificó su presencia en Primera División un año más. Primero llegó el zarpazo de Joselu, que volvió a mojar ante los rojiblancos y devolvió la ventaja para los locales en solo tres minutos.

El Granada, que había soñado con puntuar de nuevo, terminó bajando los brazos tras el tanto y Rioja lo aprovechó para anotar el cuarto y definitivo tanto. Un nuevo mazazo para los rojiblancos en este final de temporada. Ya solo queda despedir la temporada en casa ante el Getafe,  esperemos que con victoria.

Ficha técnica:

Deportivo Alavés: Pacheco; Marín, Laguardia, Lejeune, Duarte; Pons, Battaglia, Pina; Lucas Pérez, Joselu y Rioja.

Granada CF: Aarón; Foulquier, Nehuén (Germán, 46′), Domingos, Quini; Soro (Machís, 57′), Eteki (Quina, 85′), Gonalons (Fede Vico, 42′), Marín (Puertas, 46′); Luis Suárez y Molina.

Goles: 1-0, Pere Pons (8′); 2-0, Duarte (21′); 2-1, Molina (31′); 2-2, Puertas (63′); 3-2, Joselu (66′); 4-2, Rioja (73′)

Colegiado: Sánchez Martínez.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 37 de Liga, disputada en Mendizorroza sin presencia de aficionados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario