El Granada ha disfrutado de trece ascensos a lo largo de su historia, seis de ellos a Primera División

En 1968, el equipo rojiblanco logró subir a la máxima categoría en Mallorca, pese a perder por 1-0

Granada CF 2011
El penúltimo ascenso se vivió en el año 2011 frente al Elche | Foto: Archivo GD
Juan PrietoJuan Prieto
0

Con el de anoche en Mallorca son ya trece los ascensos logrados por el club rojiblanco en sus 88 años de historia. Los tres primeros fueron antes de la Guerra Civil y, además, de forma consecutiva. El equipo, tras su fundación el 6 de abril de 1931, comenzó a competir en Tercera Regional Preferente (temporada 31-32) y al final de la misma logró subir a Segunda Regional, eso sí, en los despachos. El equipo había acabado segundo, pero la Federación Regional Sur decidió ampliar la Segunda Regional Preferente y el entonces aún llamado Recreativo de Granada ascendió por primera vez.

En la campaña siguiente (32-33) se produjo un nuevo salto de categoría. El Recreativo de Granada parecía imbatible y se clasificó para disputar la fase de ascenso a Tercera División, en la que acabó segundo y dio el salto a categoría nacional.

En su imparable trayectoria, el Recreativo logró su tercer ascenso consecutivo en 1934, además de construir ya su Estadio de Los Cármenes. Y no fue en la temporada 33-34, que se quedó a las puertas del ascenso, sino que la Federación organizó una liguilla para ampliar la Liga de Segunda Nacional, que empezaría en diciembre.

Escribe José Luis Entrala, en su excelente historia del Granada CF que publicó junto a José Luis Ramos, que esa liguilla de ascenso la disputaron entre cuatro equipos de Tercera: Onuba de Huelva, Jerez, Malacitano y Recreativo de Granada. Un rápido torneo a doble vuelta con seis partidos en total. Los dos primeros ascenderían a Segunda.

El Recreativo de Granada hizo una excelente liguilla ganando los tres partidos de casa y uno fuera, en Huelva. Suficientes los ocho puntos para clasificarse en cabeza de la tabla, empatados absolutamente a todo con el Malacitano. Lo de empatados a todo es porque, como explica Entrala, coincidieron exactamente todas las cifras de partidos y goles. Ascendieron los dos, pero nunca se supo cuál era el primero o el segundo. Eso sí, se conoce la fecha: un triunfo el 23 de diciembre de 1934 por 2-1, ya en Los Cármenes, ante el Malacitano certificó el ascenso de forma matemática.

Cabe mencionar aquí que de los doce ascensos logrados por el Granada CF en su historia, este ante el Malacitano y el logrado en 2006 -ante el Guadalajara a Segunda B- son los dos únicos que ha podido celebrar en su estadio. Los diez restantes fueron lejos de casa. Y, por supuesto, ninguno de ellos en Primera.

Primer ascenso a Primera

Hubo que esperar siete años, y una guerra por medio, para que el equipo lograra por primera vez en su historia el ascenso a la máxima categoría del fútbol español, la ansiada Primera División. Fue el 6 de abril de 1941. Diez años justos después de su fundación, y ya como Granada CF, el conjunto granadinista derrotó 0-1 al Castellón en el estadio Sequiol, en el quinto partido de la liguilla de ascenso, y consumó la proeza merced a un gol del mítico César. La histórica alineación la formaron Floro; Millán, González; Maside, Bonet, Mesa; Trompi, César, Martínez, Bachiller y Liz. El entrenador era Victoriano Santos y el presidente Ricardo Martín Campos.

Cuatro campañas en Primera (descenso en 1944-45) y doce en Segunda tuvieron que transcurrir hasta que el Granada CF volvió a celebrar otro ascenso, el segundo a la máxima categoría. Se consumó de forma matemática en Almendralejo, el 9 de junio de 1957, pese a perder por 2-1 ante el Extremadura. Pero el tropiezo del Hércules ante el Alicante CF (1-2) permitió al equipo rojiblanco proclamarse campeón del Grupo II de Segunda División y lograr el ascenso directo a falta de una jornada para el final de la Liga. Las victorias en las dos jornadas precedentes ante Puente Genil (1-3) y Ceuta (3-1) fueron claves. El entrenador del ascenso fue Luis Casas ‘Pasarín’ y el presidente José Bailón Verdejo.

 

El Granada CF militó otras cuatro temporadas en Primera (descenso en 1960-61) y cinco en Segunda hasta que llegó el tercer ascenso a Primera, en 1966, con el mítico Jeno Kalmar de entrenador y José Bailón Verdejo de presidente. Lo logró en una eliminatoria de promoción, a doble partido, con el Málaga. Los rojiblancos habían acabado segundos la Liga de Segunda (Grupo Sur) y tuvieron que vérselas con los malacitanos, que estaban en Primera, en el derbi. Ganaron los de Kalmar 2-1 en la ida en Los Cármenes y el 22 de mayo de 1966 empataron a uno en La Rosaleda para lograr el ascenso con un gol de Eloy que pasaría a la historia.

Alegría en Mallorca

La temporada siguiente, el Granada CF descendió, pero solo un año más tarde volvió a Primera tras una Liga triunfal. En la jornada quinta cogió el liderato y ya no lo soltó jamás. Era la primera temporada de Cándido Gómez Álvarez en la presidencia y de Joseíto en el banquillo. Fue el de la famosa escalera, que Joseíto tenía como filosofía, y que había que subirla peldaño a peldaño, como metáfora del partido a partido. Se logró el ascenso directo, consumado de forma matemática en la última jornada en Palma de Mallorca, el 28 de abril de 1968. El Granada perdió 1-0, pero el Calvo Sotelo de Puertollano, que estaba a un punto de los rojiblancos en la tabla, perdió de forma estrepitosa en Cádiz (4-1).

Ese ascenso supuso la mejor etapa deportiva del Granada CF en su historia, con ocho temporadas consecutivas en Primera División, dos sextos puestos y un papel importante en el fútbol español. Pero todo se desbarató con el descenso a Segunda en 1976 y, aún peor, en 1981 con el descenso a Segunda B.

El 15 de mayo de 1983 celebró el Granada CF el octavo ascenso de su historia, el segundo a Segunda División. Fue en Algeciras, con Cándido Gómez Álvarez de nuevo en la presidencia tras su regreso y Manolo Ruiz Sosa en el banquillo. A una jornada del final, los rojiblancos se proclamaron campeones del Grupo II de Segunda B tras empatar en El Mirador de Algeciras ante el conjunto local (0-0), que con ese resultado también ascendía. El duelo acabó con el público coreando el “que se besen, que se besen”.

El equipo, que había descendido otra vez a Segunda B en 1985, recuperó la categoría de plata en 1987, con Joaquín Peiró en el banquillo rojiblanco y Alfonso Suárez como presidente, en el tercer ascenso a Segunda de su historia. Lo logró tras acabar tercero en el único grupo de 22 equipos que se formó de Segunda B, tras Tenerife y Lleida. Matemáticamente, se consumó a una jornada del final, el 7 de junio de 1987 en La Romareda, al ganar al Aragón, filial del Zaragoza, por 0-2.

Pero la campaña siguiente, la 87-88, el club volvió a descender, abriéndose la etapa más negra de su historia: catorce temporadas consecutivas en Segunda B y cuatro en Tercera División (tras el descenso administrativo en 2002.

El 25-J y el Guadalajara

La suerte del Granada cambió con el décimo ascenso de su historia, el segundo que podía celebrar en casa desde 1934. Llegó con Paco Sanz en la presidencia y José Víctor Rodríguez en el banquillo. Los rojiblancos fueron campeones del grupo IX de Tercera y en las eliminatorias de ascenso acabaron con la Balompédica Linense y el Guadalajara, en dos dramáticas rondas. Ante el conjunto manchego, el 25 de junio de 2006, y con un estadio lleno a rebosar, comenzó una nueva era para los rojiblancos.

Tras tres campañas en Segunda B sin lograrlo, a la cuarta fue la vencida y el Granada logró su cuarto y último ascenso a Segunda División, el undécimo de su historia. Fue tras quedar campeón del grupo IV de Segunda B y eliminar en el play off al Alcorcón. En la ida, los rojiblancos ganaron 2-0 en Los Cármenes. La derrota por 1-0 en la vuelta en la localidad madrileña valió para ascender. Fue, como dice su himno, el 23 de mayo de 2010, con Gino Pozzo como máximo accionista del club, Quique Pina en la presidencia y Fabriciano González ‘Fabri’ en el banquillo.

Estos tres mismos protagonistas repitieron en sus respectivos cargos un año después, en el, hasta ahora, último ascenso del Granada CF, el quinto a Primera y el duodécimo de su historia. Fue en Elche y 35 años después la afición festejaba el regreso a la máxima categoría del fútbol español. El 18 de junio de 2011, aún fresco en la memoria de todos, Odion Jude Ighalo lograba un gol para la historia.

Anoche, el empate en Son Moix y el triunfo del Málaga en Albacete sumaron el 12+1 de los ascensos del Granada CF, el sexto a Primera División. Ojalá no haga falta soñar pronto con otro, lo que sería señal de que los rojiblancos durarán muchos años en Primera.



Se el primero en comentar

Deja un comentario