Luis Salvador no dimite y aspira a seguir como alcalde con el apoyo de un solo concejal

Pide al PP que "recapacite" y anuncia una reunión con los trabajadores del Ayuntamiento para analizar el nuevo escenario de gobierno

Rueda de prensa de Luis Salvador tras la ruptura con el partido popular en el gobierno del Ayuntamiento de Granada
El alcalde de Granada, Luis Salvador, en rueda de prensa esta mañana junto a José Antonio Huertas | Fotos: Antonio L. Juárez
Miguel López Rivera
1

Luis Salvador se queda. El cómo será otro cantar, pero de momento se queda. El alcalde de Granada ha anunciado este martes que no va a dimitir en una rueda de prensa convocada in extremis tras una mañana que seguro pasará a la historia de la política local y muy probablemente también a la de la nacional. El vídeo de la comparecencia lo pueden ver íntegro en este enlace. Habrá que tirar de hemeroteca y archivos para ver si existe un precedente en la actual democracia española en el que una ciudad vaya a ser gobernada por dos concejales en un pleno de 27. En el vídeo que acompaña esta noticia se puede ver un pequeño resumen de la crisis política del Consistorio capitalino.

Ese es el escenario que se abre ahora en la capital tras dos años de pura incertidumbre y una mañana trufada de titulares, renuncias y comparecencias. Cada cual dando su particular visión del embrollo. Todo se precipitó a última hora de la noche del lunes, cuando el PP de Granada anunció que su presidente provincial, Francisco Rodríguez, comparecería este martes por la mañana acompañado de los seis corporativos populares en el Consistorio. La finalidad no era otra sino anunciar que éstos se retiraban del Gobierno municipal, algo que ya avanzó la semana pasada.

A los concejales populares les han seguido Manuel Olivares y Lucía Garrido, quienes anunciaban que pasaban al grupo de no adscritos. Y en esas, sólo faltaba por saber qué iba a hacer Luis Salvador, a quien tanto el PP como el sector crítico de Ciudadanos liderado por Olivares le han reclamado que dé un paso al lado y permite la alternancia en al Alcaldía. El primer edil ha comparecido a las 12.00 horas, justo al término de la rueda de prensa de Olivares y Garrido para anunciar lo que ya se sabe. Que sigue y que lo hará apoyándose en los técnicos y trabajadores municipales.

Acompañado de José Antonio Huertas, el único concejal con el que contará a partir de ahora, el alcalde de Granada ha comenzado su rueda de prensa proyectando cuatro vídeos de diferentes momentos de estos dos años en los que César Díaz; el propio Francisco Rodríguez; Juan Marín y Elías Bendodo; e Inés Arrimadas hablaban de un Gobierno en la capital para cuatro años.

Salvador ha ofrecido su versión sobre lo sucedido en las reuniones llevadas a cabo en los últimos días y, acto seguido, ha pedido a los granadinos que estén tranquilos porque la ciudad “va a tener Gobierno y va a funcionar”. Por eso, ha anunciado que esta tarde va a hablar con directores, directivos y trabajadores municipales para exponerles la situación y garantizar “que las cosas van a funcionar bien”. “Nadie puede decir que habrá problemas”, ha asegurado.

El alcalde ha tendido la mano a los grupos. A todos, excepto a aquellos corporativos que han pasado al grupo de concejales no adscritos: Sebastián Pérez, Lucía Garrido y Manuel Olivares. Así, ha recordado que “Ciudadanos es un partido de centro que se salió de los ejes ideológicos tradicionales para dar gobernabilidad al conjunto del país”, por lo que ha abierto la puerta a que “el PP recapacite” o incluso hablar con Paco Cuenca, extremo este último que no ha llegado a mencionar nunca de forma literal.

Con todo lo anterior, el alcalde ha aseverado que piensa “darle tiempo al PP para que reflexione”, puesto que “cuando me eligieron lo hicieron con 14 concejales de 27 y eso dura un mandato”. “¿Por qué en Granada no se iba a respetar un pacto como el que se había alcanzado en otros sitios?”, se ha preguntado el primer edil, quien ha afirmado que “la democracia no se puede deslegitimar según nos interese”.

Encuentros con el PP

Salvador también ha ofrecido su versión de los últimos contactos con el Partido Popular. Ha afirmado que trasladó a la dirección provincial del partido su tranquilidad ante la posibilidad de que Sebastián Pérez plantease una moción de censura: “Me constaba que el PSOE no se iba a saltar el pacto antitransfuguismo y percibí que no les había gustado mi respuesta, por lo que entendí que aquello era sólo una excusa”.

El regidor ha deslizado que los populares trataron de evitar que él estuviera presente en las reuniones cuando era una negociación entre las direcciones de los partidos y no de los grupos. “Llamaron a Olivares en vez de a mí y pensamos que estaba feo quitarlo de la convocatoria, pero nos teníamos que reunir el coordinador provincial de Ciudadanos, que soy yo, y el presidente del PP”, ha explicado antes de desvelar que el primer planteamiento “era que había que quitar a Luis Salvador”.

“Si Sebastián Pérez dijo ‘no’ a Luis González, que era innegociable para ellos, y nosotros mantenemos que no gobernaríamos con Vox, a los que no incorporamos al Gobierno pese a amenazarnos con una moción de censura, ¿entonces qué alcalde iban a poner? Sólo querían sillones y alcaldías porque los que dicen que tienen su vida resuelta son precisamente los que no se van de la política jamás”, ha añadido.

“Una operación milimetrada”

Luis Salvador se ha referido a la sucesión de los acontecimientos de las últimas horas como “una operación milimetrada y calculada”, al tiempo que ha defendido su labor y la de José Antonio Huertas durante la pandemia. “En todo este tiempo, con todo el mundo teletrabajando, siempre ha habido dos personas que hemos dado la cara: Huertas y este alcalde. ¿Va a irse el PP justo cuando vuelven las comisiones, juntas de distrito y pleno?”, se ha preguntado.

El líder de Ciudadanos en Granada ha considerado que para sus oponentes políticos “cambiar el teniente de alcalde por el alcalde justifica la inestabilidad en el Ayuntamiento” y ha defendido que nunca ha “incomodado a ningún concejal del equipo de Gobierno” aunque tuviera diferencias con él porque “la política no está para hacer amigos, sino para ser responsables”.

Salvador cree que hay “recursos suficientes” para seguir gobernando los dos años que le restan de mandato y ha reiterado que eso es precisamente lo que le impulsa a no dimitir: “No voy a hacerlo porque eso es lo que le va a dar inestabilidad a la ciudad. No es Luis Salvador quien se queda, es Ciudadanos, un partido que ha hecho mucho por España y que hay que respetar porque seguirá haciéndolo al menos otros dos años”.

Respecto a las voces críticas que le recuerdan que fue él quien aupó a Paco Cuenca a la Alcaldía mediante una moción de censura, el alcalde se ha remitido al contexto de aquel movimiento: “En la investidura pusimos a Torres Hurtado y un año después cuando lo imputaron a él e Isabel Nieto, Ciudadanos tuvo que intervenir. Aún así le dimos la oportunidad al PP de que cambiara de candidato y no quisieron. Se lo transmití a todos los grupos. Que no me echen a mí la culpa cuando esas personas salieron por sospechas de corrupción y situaciones particulares”.

“Presiones a Lucía Garrido”

Luis Salvador se ha referido por último a la salida del equipo de Gobierno de Manuel Olivares y Lucía Garrido, quienes también pasan al grupo no adscrito. Sobre esta última ha afirmado que “me consta que la han presionado”. “Le dijimos que si el grupo municipal perdía dos concejales también se irían dos personas al paro, pero ha podido más su ego y, de repente, las que eran sus amigas de siempre han dejado de importarle”, ha especificado el alcalde.

“O estas personas rectifican pronto o la mancha de lo que han hecho a Granada les acompañará siempre”, ha advertido el también coordinador provincial de la formación naranja antes de dirigirse a los empresarios y agentes sociales de la ciudad, quienes también manifestaron recientemente su disconformidad con lo sucedido: “Espero que esos agentes sociales le digan al Partido Popular que vuelva. No se puede ser equidistante. Seguramente hoy hay mucha gente triste dentro del PP”. 

Para sustentar todo lo anterior, el alcalde de Granada ha argumentado que los granadinos no han hecho “ni una sola referencia en las carocas al ‘pacto del 2+2′”. “Han hablado del Granada o de la cultura, pero ni una sola quintilla en la plaza Bib-Rambla se refería a este tema”, ha añadido Salvador, quien ha buscado un último capote en San Telmo: “Miren a Juanma Moreno. Es un ejemplo de presidente que ha primado la estabilidad a las encuestas”.







Comentarios

Un comentario en “Luis Salvador no dimite y aspira a seguir como alcalde con el apoyo de un solo concejal

  1. Avatar for Miguel López Rivera

    Braulio Boncar

    Pues con dos, ya son mayoría no???

Deja un comentario