El aeropuerto de Granada recibe a los primeros viajeros de la ‘nueva normalidad’

La semana pasada AENA empezó a montar los elementos de protección que garantizarán el tránsito seguro de pasajeros y trabajadores

aeropuerto
Trabajadores del aeropuerto de Granada instalan unas mamparas en los mostradores de facturación | Foto: Gabinete
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén ha entrado este lunes en la ‘nueva normalidad’ con sus dos primeros vuelos comerciales desde el pasado 17 de mayo. Así, a las 7 de la mañana abrían de nuevo sus puertas en el aeródromo granadino para recibir a los pasajeros más madrugadores, provenientes de Barcelona en el vuelo VY2010, y los que se marchaban en el VY2011, con destino a la ciudad condal.

En este sentido, según fuentes de AENA, la semana pasada se empezaron a montar en las instalaciones del aeropuerto los elementos de protección que garantizarán el tránsito seguro tanto de los pasajeros como de los trabajadores que realizarán sus labores habituales a partir de este lunes.

Así, ya se han instalado 24 mamparas protectoras en los mostradores del aeropuerto en los que habitualmente hay un contacto directo entre el personal aeroportuario y el público, esto es, en facturación, en la oficina de atención al usuario y en el filtro de pasajeros.

Los viajeros también verán en el suelo las marcas vinílicas que indicarán la distancia de seguridad que deberán mantener en los diferentes procesos, desde la cola para facturar el equipaje hasta el paso por los arcos detectores por los que deben atravesar antes de acceder a la zona de embarque, pasando por el propio embarque o la recogida de equipajes.

Por otra parte, se ha actualizado con las últimas recomendaciones sanitarias toda la información que AENA ofrecía en el terminal a través de carteles, mensajes por megafonía y pantallas de información al público, recordando aspectos como el uso obligatorio de mascarillas, consejos de distanciamiento social o protocolos para la higienización de las manos, para lo que también se han instalado 15 dispensadores de hidrogel distribuidos por distintos puntos del edificio terminal, a los que en breve se sumarán otros 40.

Otra medida adoptada para minimizar la exposición de usuarios y trabajadores es permitir el acceso al terminal solo a aquellas personas que vayan a volar, con el objetivo de evitar posibles aglomeraciones.

“Todas estas medidas, junto con la intensificación de las labores de limpieza que se venía aplicando y otras iniciativas que se irán incorporando en las próximas semanas, se enmarcan en las recomendaciones lanzadas a finales de mayo por parte de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC)”, explican desde AENA, quienes recuerdan que la empresa concesionaria de los aeropuertos españoles constituyó en abril un Grupo de Recuperación Operativa, destinado a definir la hoja de ruta que habrían de seguir sus aeropuertos para garantizar la recuperación de la actividad de forma segura y ágil en el momento en que las autoridades levantasen las limitaciones a la movilidad. “Se trabaja desde entonces en las medidas necesarias para recuperar la confianza de pasajeros y trabajadores, siempre siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de Transporte”, apuntan.





Se el primero en comentar

Deja un comentario