Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Enemigos habituales

El Real Valladolid es el equipo al que más veces se ha enfrentado Alcaraz en su trayectoria profesional

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Álex Cámara


image_print

El 24 de febrero del año 2008, Lucas Alcaraz dirigió su último partido en La Condomina como entrenador del Real Murcia. Aquel día, el conjunto pimentonero perdió en casa ante el Real Valladolid por 0-1, gracias a un tanto del ariete vasco, Joseba Llorente en el primer tiempo. La derrota dejó al equipo dirigido por el entrenador granadino en la penúltima plaza de la tabla de Primera División. El 4-0 encajado la semana siguiente ante el Betis fue la puntilla para al actual técnico rojiblanco, que fue despedido a doce jornadas del final de la Liga.

Precisamente en Murcia, concretamente en La Manga del Mar Menor, Lucas Alcaraz prepara ahora un nuevo enfrantamiento ante el conjunto blanquivioleta. Probablemente, el entrenador granadino recuerde aquel envite, y también muchos otros ante el cuadro pucelano, ya que se trata del equipo al que más veces se ha enfrentado a lo largo de su trayectoria profesional en los banquillos.

En total, Alcaraz se ha medido al Real Valladolid en veintiuna ocasiones, entre los enfrentamientos disputados en Primera, Segunda y Copa del Rey. Los equipos del actual técnico del Granada CF se han impuesto al cuadro blanquivioleta en cinco de ellas, mientras que han sumado el mismo número de derrotas y de empates: ocho.

Su último enfrentamiento ante el conjunto pucelano, ya con el Granada CF se produjo también tras una breve concentración para tratar de aunar fuerzas y de reorientar el rumbo en busca de la permanencia. En aquel momento, el conjunto de Alcaraz se encontraba en una posición muy delicada, en la decimoséptima plaza, a falta de siete jornadas para el final, y el choque ante los vallisoletanos se antojaba determinante a la hora de cambiar el rumbo.

Aquel día, Alcaraz y su equipo empataron a uno ante el conjunto de Miroslav Djukic. Ebert, que no estará en el choque de este viernes por lesión, adelantó a los visitantes con un  gran gol de falta, y El Arabi empató para los rojiblancos a veinte minutos de final al rematar un gran servicio de Buonanotte. El punto parecía insuficiente, pero supuso el inicio de una racha triunfal que terminó con el Granada CF, un año más, en Primera División.

Ahora, Lucas Alcaraz vuelve a vivir un choque tenso ante sus enemigos habituales, con el objetivo de que el desenlace posterior al mismo se parezca más al del año pasado que al del 2008.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *