Un fuerte dispositivo velará por la seguridad el Día de la Toma y evitará la simbología radical

No se permitirán instrumentos de megafonía o bocinas que alteren la pacífica convivencia entre los asistentes a esta festividad

Toma de Granada 1
Desfile del Día de la Toma de Granada | Foto: Archivo GD
E.P.
0

Un amplio dispositivo policial velará por el normal desarrollo del Día de la Toma de Granada, en el que no se permitirá simbología radical que pueda incitar a la violencia ni instrumentos de megafonía o bocinas que alteren la pacífica convivencia entre los asistentes que asistan a esta festividad el próximo 2 de enero.

Así se ha puesto de manifiesto en el transcurso de la Junta Local de Seguridad celebrada este jueves para terminar de perfilar el dispositivo de seguridad de Navidad, el llamado Plan Reno, de cara a los tres eventos más multitudinarios de estas fechas, las Campanadas, el Día de la Toma y la Cabalgata de los Reyes Magos, para los que habrá unos 200 efectivos sólo de la Policía Local, a los que se sumarán otros tantos de la Policía Nacional y el resto de cuerpos implicados.

A la reunión, presidida por el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, han asistido representantes de los distintos cuerpos, como Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y Policía Local.

Para el Día de la Toma se ha previsto desde primera hora de la mañana un amplio dispositivo especial de Policía Nacional y de Policía Local con carácter preventivo para disuadir a posibles grupos radicales que quieran “fastidiar la fiesta”, según han informado a Europa Press fuentes de esta Junta de Seguridad. Sólo de la Policía Local se desplegarán unos 70 agentes este día para dar cobertura a la Plaza del Carmen y las zonas adyacentes, a la comitiva de autoridades civiles y militares y al entorno de la Capilla Real.

Aunque no se tiene noticia de la posible presencia de grupos extremistas, en la reunión se ha acordado no permitir ningún símbolo radical que pueda incitar a la violencia, así como cualquier instrumento de megafonía o bocinas, que serán confiscados. Todo lo que ocurra en la plaza del Carmen será grabado por las cámaras de seguridad y la Policía Nacional hará seguimiento de las imágenes si fuera necesario por altercados, además de que sus servicios de información estarán viendo en todo momento la actividad de estos grupos radicales si actuaran este día.

Durante los últimos años el Día de la Toma ha transcurrido de forma pacífica y el plan está diseñado para que ocurra igual en esta ocasión, según precisan las fuentes.

En la Junta Local de Seguridad también se ha terminado de perfilar el dispositivo que se pondrá en marcha en Nochevieja, que arrancará sobre las 21.30 horas con motivo de las campanadas que podrán seguirse en la Plaza del Carmen, que incluirá el cierre al tráfico de la calle Reyes Católicos y el resto de medidas incluidas en el marco del nivel cuatro de alerta antiterrorista que afecta al conjunto del país. En la Cabalgata de los Reyes Magos de Oriente también se desplegará el correspondiente dispositivo policial para garantizar su normal desarrollo.



Se el primero en comentar

Deja un comentario