Transportistas de viajeros piden suspender el impuesto de circulación a empresas sin actividad

El sector afirma estar en "una profunda crisis económica" con la suspensión de contratos escolares, sin reservas discrecionales y un transporte regular "muy restringido"

Autobuses parados - FEDERACIÓN INDEPENDIENTE DEL TRANSPORTE
Autobuses parados | Foto: Federación Independiente del Transporte
Europa PressEuropa Press
0

Los transportistas de viajeros en Granada han solicitado a los ayuntamientos y a la Diputación la suspensión del pago del impuesto de circulación para este año a todas las empresas sin actividad del sector, que se encuentra en estado de “quiebra técnica” con unas pérdidas que superan los 95 millones de euros.

En la provincia, el sector afirma encontrarse en “una profunda crisis económica”, con la suspensión de los contratos escolares, sin reservas discrecionales y un transporte regular “muy restringido y con duras limitaciones de ocupación”. De hecho, el 90 por ciento de las empresas de Granada se han visto abocadas a tramitar Expedientes Temporales de Regulación de Empleo.

En esta provincia hay más de 850 profesionales en este sector, siendo uno de los que mayor empleo genera durante todo el año, y actualmente hay unos 550 autobuses que se encuentran “literalmente parados”, según han señalado a Europa Press desde la Federación Independiente del Transporte de Andalucía.

En su mayoría, el sector está formado por empresas familiares, por lo que la situación “es nefasta a nivel de empleo, pero también en el ámbito del mantenimiento económico y social de estas familias”.

El presidente del colectivo, Antonio Vázquez, afirma que los profesionales “no entienden el cobro y la naturaleza de un impuesto que viene a gravar el uso de las infraestructuras y de los vehículos de tracción mecánica cuando “están paralizados y las empresas a las que pertenecen sin actividad”.

“No entendemos que en todas esas manos tendidas y planes de recuperación que anuncian las distintas administraciones no se establezca la suspensión de un impuesto que impide la recuperación económica efectiva de un sector que genera riqueza y empleo durante todo el año para el turismo y la movilidad granadina”.

Los profesionales afirman que con la temporada alta perdida y las cautelas que se tomarán tras la finalización del estado de alarma, los ingresos de todo el 2020 “se dan por disipados”.

“Si a este nivel tan bajo de contratación, con el 100% de cancelaciones en el plano discrecional, las limitaciones y restricciones de movilidad y ocupación de vehículos en el plano regular y la suspensión de los contratos escolares, el hundimiento es cada vez más palpable”.

Por ello reclaman que cada administración articule fórmulas que permitan la supervivencia de las empresas de transporte de viajeros por carretera.

Además de la petición formal por escrito a los distintos ayuntamientos y la propia Diputación Provincial de Granada, la Federación Independiente del Transporte de Andalucía va a solicitar una reunión con los responsables de estas administraciones para exponer y articular esta solicitud.





Se el primero en comentar

Deja un comentario