Rafael Aguirre ofrece un magistral concierto con numerosas referencias autobiográficas

El guitarrista malagueño actuó en el Festival de la Guitarra este lunes, en el Museo Arqueológico

RAFAEL AGUIRRE Foto Jose Albornoz
Rafael Aguirre en su concierto en el Museo Arqueológico | Foto: José Albornoz
GabineteGabinete
1

Rafael Aguirre es uno de los mejores concertistas de la guitarra clásica española y ha vuelto a demostrarlo en el concierto celebrado durante este lunes en el Museo Arqueológico, pero además de una manera muy especial. Fue casi un recital autobiográfico. Aunque comenzó con la impactante ‘Asturias’ de Albéniz, el malagueño fue recreando muchas de sus interpretaciones con anécdotas personales.

La ciudad de la guitarra

En las intervenciones orales con las que fue ilustrando las distintas obras que interpretó, llegó a definir a Granada como “la ciudad de la guitarra”. Llegado el momento de interpretar a Joaquín Rodrigo, eligió ‘Invocación y Danza’, que en su niñez siempre la identificó como una escena que sucede en la Carrera del Darro, justo el lugar donde interpretaba su concierto del Festival de la Guitarra.

Cuando el concierto llegaba a su final y hacía sonar la ‘Gran Jota’ de Tárrega, llevó hasta su infancia en la que pensó que la obra era para dos instrumentos, cuando en realidad está escrita para solo uno, pero de un virtuosismo exigente. Antes había evocado sus momentos de estudiante de guitarra y el verano que pasó practicando la técnica del trémolo, tan importante en ‘Un sueño en la flores’ del paraguayo Agustín Bravo.

Un sonido repleto de matices

El sonido de la guitarra de Aguirre es especial. Son múltiples los matices que con acierto obtiene del instrumento. Unas veces en forma percutiva, otras imitando distintos instrumentos y siempre con un interés constante por la afinación. Rafael suele cerrar los ojos para ir dando forma a sus creaciones, buscando así una máxima concentración que traduce en expresividad.

Cuando el concierto parecía terminar, ofreció un regalo especial, al hacer sonar la célebre ‘Granada’ de Agustín Lara. Fue una versión especial, personal y propia, en la que el sentimiento afloró en todos los matices de esta popular composición.





Comentarios

Un comentario en “Rafael Aguirre ofrece un magistral concierto con numerosas referencias autobiográficas

  1. Un músico extraordinario, un guitarrista sin igual, por su personalidad, repertorio, etc., de lo mejor de la historia de la guitarra clásica.

Deja un comentario