Radiografía de la provincia: 75 municipios cerrados perimetralmente, 33 de ellos sin actividad no esencial

Las localidades de Bubión y Cenes de la Vega pueden sufrir restricciones esta misma semana debido al estado de su tasa de incidencia

Ciudadania con frio en Granada
Ciudadanía en las calles de Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

La provincia de Granada amanece este miércoles con las nuevas medidas de la Junta ya implementadas desde la medianoche. Un total de 42 municipios, entre ellos la capital, se encuentran cerrados perimetralmente, mientras que 32 tienen la restricción adicional de tener cerrada su actividad no esencial. El nuevo modus operandi del Gobierno andaluz ofrece casos muy complejos dentro del territorio.

Cerrados perimetralmente

El pasado domingo se cerraron las fronteras en Baza, Zújar, Dehesas de Guadix, Moraleda de Zafayona, Chauchina, La Malahá, Peligros, Huétor Vega, Ogíjares, Quéntar, Cortes y Graena, Purullena, Benalúa, Huéneja, Cogollos de Guadix, Juviles, Nigüelas, El Valle y Albuñuelas. A este grupo se han unido de forma oficial hace unas horas Albuñol, Salobreña, La Taha, Ugíjar, Vélez de Benaudalla, Diezma, Granada capital, Huétor Santillán, Churriana de la Vega, Deifontes, Dílar, Dúrcal, Fuente Vaqueros, Gójar, Loja, Maracena, Montejícar, Pulianas, Salar, Valderrubio, Otura, Villanueva Mesía y La Zubia.

En estos 42 términos municipales está prohibida la entrada y salida de personas salvo que existan motivos justificados. Entre estas razones se encuentran algunas como ir al trabajo, acudir a un centro de salud, la adquisición de bienes de primera necesidad y otras posibles causas de fuerza mayor. Bubión y Cenes de la Vega son dos serios candidatos a unirse a este listado, pues ayer martes su tasa de incidencia superaba los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cosa que no sucedía el lunes, cuando tuvo lugar la reunión del Comité Territorial de alerta de Salud Pública de Alto Impacto.

Sin actividad esencial

Alamedilla, Torre-Cardela, Huélago, Benalúa de las Villas, Montillana, Moclín, Cogollos Vega, Calicasas, Beas de Granada, Capileira, Pórtugos, Sorvilán, Padul, Ventas de Huelma, Fornes y Algarinejo. Estos pueblos se encuentran sin actividades no esenciales desde el domingo debido a que el pasado viernes sus tasas de incidencia superaban los 1.000 casos.

Subida exponencial

Alfacar, Íllora, Gorafe, Iznalloz, Polopos, Láchar, Colomera, Píñar, Turón, Pedro Martínez, Pinos Puente, Guadahortuna, Campotéjar, Nívar, Morélabor y Busquístar se han quedado también desde las 00:00 horas sin actividad no esencial. Muchos de estos municipios ya estaban cerrados perimetralmente, pero han visto empeorar su situación en los últimos días.

Especialmente llamativos son los casos de Turón, Nívar y Busquístar, que han pasado de forma directa al cierre de la actividad no esencial sin pasar por el cierre perimetral. Es importante recordar que en los pueblos con poca población las cifras se disparan con mucha facilidad, algo que justifica el fuerte crecimiento de sus tasas de incidencia.

En estos 32 municipios están únicamente operativas las tareas y funciones consideradas esenciales. Hay lugares, como es el caso de Torre-Cardela que ya están mejorando su nivel de contagios para que cuando pasen los pertinentes 14 días se pueda volver a acudir a bares, comercios y otros establecimientos locales.

Posible endurecimiento de las normas

El principal apercibimiento de la Junta de Andalucía a los lugares con una tasa de incidencia superior a los 1.000 casos es el confinamiento domiciliario. Numerosos integrantes del Gobierno andaluz han insistido durante los últimos días en la necesidad de tener esta herramienta disponible para aplicarla. Esta posibilidad depende de la aprobación del Gobierno central, mismo caso que el adelantamiento del toque de queda a las 20:00 horas, otra pretensión de la Consejería de Salud y Familias.

Esta nueva forma de proceder de la Junta implica un mayor nivel de atención. Las dos reuniones semanales del Comité Territorial de alerta de Salud Pública de Alto Impacto de la provincia de Granada irán determinando el estado restrictivo de la provincia, a la que no le queda otro camino que empezar a mejorar si no quiere verse más condicionada por las medidas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario