El poder de la juventud del Locomotive Tbilisi sueña con hacer historia

El conjunto georgiano busca su primera participación en la edición final de una competición continental tras 84 años de trayectoria

Locomotive Tbilisi
Once del cuadro rojiblanco en un partido reciente | Instagram/ FC Locomotive Tbilisi
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

Un club octogenario, rojiblanco y soñador. Podríamos estar hablando del Granada CF, pero no, es el Locomotive Tbilisi. El equipo de Diego Martínez vuelve a enfrentarse a lo desconocido. Poca gente en la ciudad, o nadie, conocía al Locomotive Tbilisi antes de que se cruzase en el camino de los rojiblancos hacia la fase de grupos de la Europa League. El conjunto de Georgia llega a Los Cármenes tras superar dos rondas previas frente a Universitatea Craiova y Dinamo de Moscú. El joven bloque dirigido por Giorgi Chiabrishvili es comprometido y goza de futbolistas con talento, pero sufre en defensa y comete errores en su salida de balón.

El Locomotive Tbilisi marcha quinto en su liga, en la cual sólo compiten diez equipos, motivo por el cual la competición doméstica de Georgia realiza cuatro vueltas. El conjunto rojiblanco ha disputado en cinco ocasiones las eliminatorias para acceder a la fase final de la antigua copa de la Uefa, pero nunca ha conseguido superarlas. Los georgianos llegan a la cita con el papel de tapados tras doblegar al Dinamo de Moscú, un rival que era superior sobre el papel.

Uno de los grandes culpables de la presencia del equipo en esta ronda es Giorgi Mamardashvili, el portero del equipo. El joven, la próxima semana cumplirá 20 años, realizó paradas muy meritorias en el tramo final del duelo frente al Dinamo de Moscú. Su 1,96 metros de altura hacen de Mamardashvili un baluarte en el juego aéreo. Otro protagonista de ese duelo fue Tornike Kirkitadze, jugador de banda derecha con mucha capacidad para desequilibrar. Kirkitadze no es un portento físico, mide 1,65 metros, pero es un generador en el aspecto ofensivo.

Giorgi Chiabrishvili cuenta en sus filas con dos integrantes de la selección sub 21 de Georgia: Beka Dartsmelia y Davit Samurkasovi. Los dos centrocampistas son piezas importantes dentro del esquema del técnico, que acostumbra a utilizar un 4-2-3-1. Irakli Sikharulidze, su delantero titular, es uno de los veteranos del vestuario. El atacante de 30 años ha marcado en las dos eliminatorias ante Universitatea Craiova y Dinamo de Moscú, algo a tener en cuenta para la retaguardia granadinista. 

Fran Martínez (@LaLigaenDirecto) destaca del cuadro rojiblanco su compromiso, que le permitió defenderse de las acometidas del Dinamo de Moscú para impedir su remontada. Por otro lado, el matemático señala la fragilidad defensiva del equipo georgiano y sus dificultades en la salida de balón, algo que viene como anillo al dedo a un Granada acostumbrado a morder en campo rival.

El Tbilisi juega en Los Cármenes para conseguir el sueño de jugar por fin una edición final de una competición continental tras 84 años de historia. Los rojiblancos no peleaban por esta posibilidad desde 2005.







Se el primero en comentar

Deja un comentario