Piden año y medio a un dentista por dañar a un paciente con unos implantes

La Fiscalía considera que es responsable de los procesos infecciosos del denunciante, que pagó por los servicios 5.000 euros

audiencia-granada
El juicio se celebra en la Audiencia Provincial de Granada | Foto: GD
Europa PressEuropa Press
0

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acoge este miércoles, en su sede de la Real Chancillería, el juicio contra un dentista para el que la Fiscalía pide un año y medio de prisión como supuesto responsable de los “procesos infecciosos” y el “dolor bucal cronificado” que sufrió una paciente que pagó 5.000 euros por un tratamiento que implicó la colocación de seis implantes.

En su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, la Fiscalía señala que el procesado, en julio de 2015, y tras la visita de la paciente, diagnosticó supuestamente a esta última “pérdida periodontal leve-moderada y lesiones apicales en el maxilar superior”.

También habría observado daños en distintas piezas dentales, “con pérdida periodontal leve-moderada en la mandíbula; pautando la extracción de todas las piezas dentales en el maxilar superior y colocación de seis implantes para soportar una prótesis híbrida de carbono que se llevó a cabo en el mes de septiembre de ese año”, previo abono de 5.000 euros.

Por la infección que sufrió posteriormente, la denunciante requirió de atención hospitalaria de urgencia, y sufre de “dolor bucal cronificado” que al final derivaron “en la explantación de dos de esos implantes” el 4 de julio de 2017, “quedando pendiente la retirada del resto”.

Según ha detallado el fiscal, “los implantes colocados por el acusado tuvieron una mala ubicación y dirección, y al menos cinco no quedaron debidamente recubiertos de hueso”. Así, algunos no resultaron “válidos para soportar una prótesis” y otro “era demasiado grueso para el hueso local disponible”.

En general, agrega, “no hubo una valoración y seguimiento clínico por parte del acusado correctos”, y todo ello “provocó” supuestamente que la paciente tuviera que verse sometida a “un proceso de sanidad de 180 días, siete de ellos impeditivos”, con derivaciones como un “trastorno de la afectividad”, además del mencionado dolor crónico.

En este contexto, el procesado es acusado por la presunta comisión de un delito de lesiones por imprudencia profesional, por el que el Ministerio Público solicita para él, además de los 18 meses de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de odontólogo por un plazo de dos años y medio.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario