El Patronato de Turismo intensificará la promoción en mercados cercanos

Antes de la crisis causada por el coronavirus, las pernoctaciones hoteleras crecieron un 4,43 durante el mes de febrero en toda la provincia

enrique medina
El diputado provincial de Turismo, Enrique Medina | Foto: EP
Europa PressEuropa Press
0

El Patronato Provincial de Turismo de Granada intensificará la promoción en mercados cercanos para afrontar la crisis del coronavirus, después de que las pernoctaciones hoteleras crecieran un 4,43 por ciento en la provincia durante febrero, mes aún no afectado por la epidemia.

En una nota de prensa, el vicepresidente del Patronato Provincial de Turismo de Granada, Enrique Medina, ha anunciado que el organismo autónomo de la Diputación “modificará su plan de acción previsto para este año para responder a la crisis sanitaria, económica y turística generada por la pandemia del Covid-19, redoblando esfuerzos y concentrando los recursos promocionales en el segundo semestre del año y en el ámbito geográfico regional y nacional”.

Para ello, pondrá en marcha campañas de marketing destinadas a atraer turistas españoles y de las ciudades extranjeras con las que Granada tiene conexiones aéreas. Medina prevé que “muy pocos podrán o querrán viajar por motivos de ocio vacacional este año. Y quienes lo hagan lo harán previsiblemente dentro de su propio país o con desplazamientos externos de corta distancia, por eso nos centraremos en recuperar la demanda de los mercados más próximos”.

En opinión de Medina, esta situación sin precedentes establece un futuro incierto para el turismo, agravado por los profundos problemas económicos y de desempleo que acarreará. “2020 será un ejercicio turístico muy difícil. Los esfuerzos deben centrarse ahora en controlar la epidemia, vencer al virus, reabrir fronteras, y, lo más importante, recuperar la confianza”, considera el diputado.

El diputado de Turismo ha lanzado también un mensaje de esperanza para el sector granadino: “Si somos capaces de frenar rápidamente la expansión de la infección, aún estamos a tiempo de amortiguar sus efectos negativos y tener unos resultados razonables en verano y en la segunda mitad del año”.

El vicepresidente ha evidenciado que “el turismo en la provincia es un sector fuerte y tenemos la convicción que sabrá reponerse de este duro golpe”. Enrique Medina ha explicado que el Patronato sigue trabajando y “está planificando acciones para el posicionamiento de la marca Granada, que se reforzarán con campañas y ofertas de destino una vez que se recupere la normalidad”.

En pleno pico de la pandemia, este lunes se han conocido los todavía positivos resultados obtenidos por el sector turístico de la provincia de Granada en el mes de febrero, cuando aún no se hacían sentir los devastadores efectos de la infección.

Los datos del segundo mes del año hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística revelan que el número de turistas alojados en hoteles de la provincia alcanzó los 249.557, un 1,91 por ciento más que en el mismo mes del año pasado, y el volumen de sus pernoctaciones ascendió un 4,43 por ciento hasta alcanzar 482.554.

El turismo extranjero sigue liderando el crecimiento. El número de visitantes de fuera de nuestras fronteras ha aumentado un 5,41 por ciento y sus estancias un 18,44 por ciento. El turismo nacional no se ha comportado tan bien, descendiendo un -0,20 por ciento y un -4,13 por ciento respectivamente.

El vicepresidente del Patronato advierte de que estas buenas cifras sean posiblemente las últimas que se vean en meses. “La epidemia global provocada por el coronavirus, declarada por la Organización Mundial de la Salud a principios de marzo, ha hecho saltar por los aires todas las previsiones turísticas para 2020 y generado una situación de profunda incertidumbre que vaticina una crisis turística a escala mundial al menos a corto y medio plazo”, ha considerado Medina.

El buen comienzo del año y la positiva coyuntura que atravesaba la provincia de Granada vaticinaban un incremento anual próximo al ocho por ciento para el presente ejercicio. Sin embargo, los estados de alarma declarados por países de todo el mundo para contener la propagación de la enfermedad han tenido como consecuencia más importante el cierre de fronteras, la restricción de movimientos, la cancelación de vuelos y la clausura de hoteles, comercios y servicios. En este contexto, millones de viajeros han cancelado sus reservas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario