El Patronato de la Alhambra retoma las obras del Maristán

Estaban paralizadas desde finales de marzo, en el marco de las medidas que implementaron con la activación del estado de alarma para frenar la expansión del Covid-19

maristan-nazari-albaicin
Imagen de archivo del Maristán, el antiguo hospital nazarí del siglo XIV | Foto: GD
Europa PressEuropa Press
0

El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha retomado este miércoles en Granada las obras de restauración del Maristán, el antiguo hospital nazarí del siglo XIV, paralizadas desde finales de marzo, en el marco de las medidas que se fueron implementando con la activación del estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus.

Fuentes del Patronato de la Alhambra y el Generalife consultadas por Europa Press han indicado que los trabajos se han reiniciado después de que el organismo autónomo que dirige el monumento nazarí haya dado luz verde al expediente.

La dirección de la obra había puesto en marcha los trámites burocráticos para el reinicio de los trabajos con el plan de desescalada del Gobierno, mientras técnicos de la empresa adjudicataria han seguido inspeccionando, como en las distintas etapas del confinamiento, las medidas de seguridad implementadas en el emplazamiento, en el Bajo Albaicín de Granada, para este periodo.

En fase 1 de la desescalada ya se permitía el reinicio de las obras, y, ahora con la provincia de Granada en el escenario 2, hay menos limitaciones para el desarrollo de los trabajos, que se desarrollan con las medidas sanitarias que estipula el mando único contra el coronavirus.

Otros trabajos dependientes del Patronato, como el del Carmen de Peñapartida, ya han sido reanudados, como lo hicieron anteriormente, cuando la normativa del Gobierno lo permitió, las consideradas de emergencia, como son las de las placetas del Palacio de Carlos V y Fuentepeña.

Los trabajos del Maristán dieron comienzo a principios de febrero, tras su adjudicación por más de 1,2 millones de euros y con un plazo previsto de 18 meses. La propuesta arquitectónica elaborada, que está siendo ejecutada por la empresa Cyra Construcción y Restauración y dirigida por el autor del proyecto, Pedro Salmerón, responde a una metodología basada en el estudio profundo de las fuentes documentales, la valoración integrada de la información emanada de las campañas arqueológicas y las directrices establecidas por el Patronato de la Alhambra y Generalife.

ELIMINACIÓN DE SOBRECUBIERTA

Así, además de eliminar la sobrecubierta instalada en 1988 y la estructura de acero que la sustenta, el proyecto incluye la
consolidación y restauración de los restos emergentes del pabellón (muros, pilares, pinturas murales, pavimentos) para hacer visible la configuración original del edificio, abierto hacia un patio interior con corredores, galerías y habitaciones distribuidas en torno a este.

También se recuperarán los restos del primer tramo de alberca y los espacios de circulación que la envuelven para contextualizar el pabellón sur en esta misma fase de la intervención y se restablecerá la funcionalidad estructural de los elementos originales localizados en el pabellón sur, como medio necesario para su estabilización y conservación.







Se el primero en comentar

Deja un comentario