El Patrimonio musical escondido entre los rincones de Granada

Artistas ilustres dejaron un legado trascendental, algunos de ellos fueron los pioneros de citas actuales como el Festival de Música y Danza

Placa_Aljibes_Alhambra_Festival
Calles, plazas, fachadas y monumentos recogen nombres de artistas reconocidos, dejando marcado su legado, perdurando en el tiempo y manteniendo la historia viva | Foto: GD
Ángeles LópezÁngeles López
1

La ciudad de Granada, ya en el siglo XIX y principios del siglo XX, acogió y fue lugar de nacimiento de personajes ilustres y reconocidos universalmente. Lugar de referencia para artistas románticos de la época en España y fuera de ella, llamaba la atención por su “belleza y exotismo”. Concretamente, el patrimonio musical se puede conocer a través de sus rincones, calles, plazas y monumentos que recogen la marca de compositores y su relación con la capital nazarí.

Como lugar de recopilación de la historia cultural que ofrece esta comunidad autónoma, y por ende Granada, la provincia cuenta con el Centro de Documentación Musical de Andalucía, ubicado en una de las calles más emblemáticas, la Carrera del Darro y el Paseo de Los Tristes, que podría datar del siglo XVI. Aunque, simplemente paseando por diferentes rincones de la ciudad se pueden encontrar vestigios de la memoria cultural y musical que han pasado a lo largo de los años. 

En cuanto a compositores nacidos y acogidos, observamos su huella, la cual permanece y sirve como punto clave para reseñar en visitas guiadas. Sus anécdotas son dignas de ser conocidas por sus matices llamativos.

Manuel de Falla y el Festival de Música y Danza

De familia burguesa y aficionada a la música clásica, se instaló en Granada por el año 1919. Fue el gestor del Concurso de Cante Jondo del año 1922 en el Patio de los Aljibes de la Alhambra, siendo así el primer certamen que se celebraba de cante, alcanzando el ámbito nacional. El cartel de este evento lo realizó Manuel Ángeles Ortiz, amigo de Federico García Lorca y uno de los discípulos más queridos de Picasso, inspirándose en el Corpus granadino. Esta fue la base que más adelante daría lugar al actual Festival de Música y Danza. En el mencionado Patio, podemos observar una placa que recoge referencias a ello. Junto a su Casa-Museo se encuentra el Auditorio y el Archivo Musical que lleva su nombre. Las paredes de esta vivienda albergaron la composición de obras como “El Amor Brujo”, una de sus piezas más conocidas.

En cuanto al Auditorio Manuel de Falla, fue inaugurado en el año 1978. Diseñado por José María García Paredes, sobrino político de Falla, se construyó en un tiempo récord. Comenzó en 1962, cuando el Ayuntamiento de Granada decidió adquirir el carmen donde residió el compositor hasta 1939, para convertirlo en lo que hoy es ese Museo. Las salas de este espacio fueron consideradas unas de las mejores de Europa en la época.

Claude Debussy y su imaginada Granada

“Si no puedes permitirte el lujo de viajar, hazlo a través de la imaginación”. Esta frase dicha por el propio compositor, marcaría su relación con Granada a través de sus creaciones, elaboradas de una manera curiosa. La referencia a este artista la encontramos cruzando la Puerta del Vino, llegando a la plaza de la alcazaba. Debussy pudo ver una imagen de la Alhambra, a través de una postal, y desde ese momento quedó prendado de ella. Aquí comenzó a imaginarse cómo y qué era Granada hasta el punto de componer sin haberla visto. Y la ciudad nazarí imaginada por él se materializó, entre otras obras, en la pieza “Lindaraja”, nombre tomado de una de las estancias de la Alhambra. En aquellas estancias vivió la madre de Boabdil ‘el Chico’, el último monarca del reino nazarí.

También el compositor había leído los “Cuentos de la Alhambra”, del escritor estadounidense Washington Irving. La obra mezcla un toque de ensueño de Al-Ándalus como ritmos de habanera. Claude Debussy fue recordado en la 67 edición del Festival de Música y Danza de Granada con motivo del centenario de su muerte, en 2018. Fue este compositor galo quien enseñó a Manuel de Falla a integrar el toque jondo popular a la guitarra.

Isaac Albéniz y el ‘Alhambrismo musical’

Su atracción por Granada le llevó a vivir en la misma Alhambra durante su juventud. Por primera vez, se instala en el año 1881. Anteriormente, con 12 años, estuvo ofreciendo una serie de conciertos como niño prodigio al piano. Con este compositor, se inaugura el denominado ‘Alhambrismo musical’. Sus obras inspiradas con tintes orientales y ritmos propios de Andalucía fueron puntos clave en otros artistas como Ravel y Debussy. “La Vega”, único movimiento de la Suite “La Alhambra”, compuesta en 1897, en su comienzo nos recuerda al ‘quejío’ flamenco. También llegó a escribir la serenata “Granada”, aunque no de carácter flamenco.

Su intención fue componer una ópera dedicada a la ciudad, pero este proyecto no se llevó a cabo. Podemos encontrar una placa dedicada a este autor en una fachada cuyas vistas frontales vienen a dar al Palacio de Carlos V. Actualmente, este espacio histórico situado en el corazón de la Alhambra también tiene relación con el ámbito musical. Este pasado mes de julio, se podía disfrutar del concierto inaugural del Festival Internacional de la Guitarra.

Carlos Cano y la música popular española

Este cantautor y poeta nació y murió en Granada, Su música, llena de mensajes sociales, no dejó de empaparse de diferentes lugares del mundo, ni dejar de tener referencias a su tierra natal y su cultura y a esa emigración. Con él surgió otra variante de la canción popular española con toques andaluces. Durante su estancia en París, con motivo del homenaje de la UNESCO al universal Federico García Lorca, en el año 1972, conoce a Enrique Morente, entre otros; otro granadino, del Albaicín, de pura cepa. El espacio para recordar a este autor granadino se encuentra en la plaza que lleva su nombre, en el barrio del Realejo.

Para ver la galería completa, haga clic sobre la imagen:





Comentarios

Un comentario en “El Patrimonio musical escondido entre los rincones de Granada

  1. Más reportajes así, Ángeles.
    Por cierto, bonitas fotos 😊

Deja un comentario