El paro aumenta en 741 personas en febrero en Granada tras finalizar la campaña de la aceituna

El desempleo en la provincia granadina se sitúa con 83.150 parados, lo que supone un aumento del 0,90% con respecto al mes de enero

aceituna
Con el fin de la campaña de la aceituna aumenta el desempleo en la provincia de Granada | Foto: Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El paro ha aumentado en Granada en el mes de febrero de 2020 en 741 personas. En  el segundo mes del año siempre sube el desempleo tras finalizar la campaña de recogida de la aceituna. Este incremento supone un 0,90% con respecto al mes de enero de 2020. En total, la provincia de Granada cuenta ya con 83.150 desempleados, según los datos que ha hecho públicos este martes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El febrero del año pasado fueron 1.109 inscritos más en el sector agrícola, mientras que en este 2020 el paro ha subido en 803 personas. La diferencia interanual sí es positiva y Granada tiene este año 3.509 parados menos, lo que supone un descenso del 2,27%.

Por sectores, el paro ha subido en la agricultura en 803 personas, en el colectivo de personas sin empleo anterior en 257, en industria en 50, mientras que ha bajado en el sector servicios, en 238 personas, y en la construcción, en 131.

En total, el sector servicios es el que cuenta con más personas en paro, con 54.531, seguido del sector de la construcción, con 8.291, el de la agricultura, con 7.735, y el de la industria, con 4.348.

En cuanto a la contratación, durante el mes de febrero se han realizado en Granada un total de 44.637 contratos, 2.171 más que en el mismo mes del año 2019, cuando se realizaron 42.466. Del total de contratos, 42.341 han sido temporales, lo que supone un 94,85%. En cuanto a los contratos acumulados de 2020, han sido un total de 95.989, 760 más que en el mismo periodo de 2019, cuando había 96.749 y se han formalizado sólo 4.573 contratos indefinidos en la provincia de Granada, lo que supone un 4,76% del total.

UGT asegura que los datos demuestran que el mercado laboral en Granada es “estacional y temporal”

Ante estos datos hechos públicos por el SEPE, Juan Francisco Martín, secretario general de UGT Granada, subraya que siguen siendo datos de paro “demasiado elevados para sustentar el discurso optimista de la recuperación” e insiste en que “si no hay cambios en la política económica y laboral, no será posible una salida real de la crisis para la ciudadanía”. “Los datos demuestran un mes más, que el mercado laboral provincial es estacional y temporal, y es que Granada – ha dicho – no puede seguir dependiendo del sector agrícola y del sector servicios, si queremos alcanzar una estabilidad del mercado laboral que garantice cifras de empleo de calidad suficientes para las familias”.

Y es que la reforma laboral, que ha cumplido ya ocho años, y a juicio del ugetista “ha sido un fracaso con consecuencias devastadoras para nuestra provincia”, ha dejado un mercado laboral “ineficiente e injusto”. “Promovió la destrucción de empleo al abaratar y facilitar los despidos, y al hacerlo, favoreció el autoritarismo frente a la flexibilidad negociada, ha incrementado la precariedad laboral, siendo hoy el empleo granadino de peor calidad, más inestable, menos seguro y peor pagado; profundizó la devaluación salarial, aumentó la temporalidad, la parcialidad, la rotación laboral y los contratos indefinidos se han vuelto más inestables”. Por eso, para Martín, “es prioritario derogar ya de forma íntegra la reforma laboral y aprobar una contrarreforma que cree empleo digno y con derechos”.

Con estos datos se constata “un claro agotamiento en la creación de empleo provincial, con un incremento del paro”. El representante sindical ha asegurado que Granada continúa “a la cola de España en paro, generación de empleo y, además, el que se crea tiene un nivel altísimo de precariedad”. “Es evidente – concluye- que precarizar el empleo no es la solución”.

CCOO considera que las cifras del paro son “preocupantes” y evidencian que el empleo es “temporal”

Febrero termina con 83.150 personas desempleadas, 741 más que el mes anterior. Esta cifra negativa se debe fundamentalmente al fin de las campañas agrícolas, en este caso el fin de la campaña de la aceituna es la causa principal de la subida del desempleo, con un aumento del paro en Agricultura en 803 personas. Para Ricardo Flores, secretario general de CCOO Granada, las cifras son preocupantes ya que evidencian lo que desde el sindicato vienen denunciando mes tras mes, que no es otra cosa que el empleo que hay en la provincia es “temporal y va ligado a la estacionalidad de las campañas”, ya sea de la agricultura y/o del sector turismo.

Por todo ello, desde CCOO reclaman “la necesidad de generar empleo estable”, por lo que hacen un llamamiento a la patronal granadina para que “asuma la responsabilidad que tiene con la clase trabajadora, haciendo un reparto justo de los beneficios empresariales”.

Con respecto a la contratación, este mes el total de contratos temporales asciende a un 95%, cifra que se está normalizando. Para Ricardo Flores (CCOO), “no se puede normalizar que la mayoría del empleo que se cree sea temporal, y la excepción sea el empleo estable”. En su opinión, “el único adjetivo que debe acompañar a la palabra empleo es calidad y estabilidad”. “Es prioritario – afirma el responsable sindical – un cambio de modelo productivo que apoye a sectores emergentes, un plan de reindustrialización y un plan de modernización de los sectores tradicionales”.

De total de desempleados, en Granada el 50% no cobra ninguna prestación, lo que les sitúa en una situación de marginalidad y exclusión social. En este sentido, Ricardo Flores ha considerado que la subida del IPREM (el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples es el índice de referencia en España para la asignación de ayudas y subsidios en función de los ingresos) es una necesidad “urgente” ya que la devaluación de este índice además de limitar y reducir la cuantía de las ayudas y prestaciones que las personas beneficiarias reciben, tiene otra consecuencia negativa: “que cada vez restringe el acceso a dichas ayudas a un mayor número de personas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad para satisfacer sus necesidades básicas”.

Por último, de los datos del mes de febrero se desprende que son las mujeres las que siguen sufriendo en mayor medida el desempleo- son 10.276 mujeres desempleadas más que hombres- ascendiendo el total de paradas en la provincia a 46.713. “Son ellas las que sufren en mayor medida, el paro, la parcialidad y la temporalidad, feminizándose la pobreza”, ha asegurado Ricardo Flores.

Por todo ello, desde CCOO Granada hacen un llamamiento a la participación en la manifestación del próximo 8 de marzo, ya que “sin empleo digno no es posible la igualdad”. “Razones no nos faltan para teñir las calles de violeta exigiendo igualdad real y efectiva”, ha añadido.

La CGE indica que es “necesario trabajar desde todos los ámbitos para fortalecer el tejido productivo granadino”

El arranque del año no está siendo positivo para el mercado de trabajo granadino. Tras el buen cierre del ejercicio 2019, la provincia vuelve a acumular dos meses consecutivos de crecimiento del paro. Granada ha sumado en febrero 741 nuevos desempleados, lo que eleva la cifra total de parados a 83.150 personas. Este incremento, del 0,90%, sitúa a Granada entre las provincias españolas más afectadas por el nuevo repunte del desempleo, solo por detrás de Jaén (+9,45%), Guadalajara (+2,97%), Córdoba (+2,26%), Valladolid (+1,33%) y Castellón (+1,23%).

Granada se aleja así de los datos registrados en Andalucía y España. En la comunidad, el paro apenas ha crecido un 0,08% (674 desempleados más), mientras que en el conjunto nacional febrero se ha saldado con un descenso del desempleo del 0,24% (7.806 desempleados menos). “Los datos reflejan la importancia de la agricultura en la economía granadina y su impacto en el mercado de trabajo”, indica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que explica que la evolución laboral de febrero está marcada por la finalización de campañas tan importantes como la de la aceituna.

Según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, la agricultura ha sumado en febrero 803 nuevos desempleados, lo que eleva la cifra total de parados a 7.735. Aunque la industria, con 50 parados más, y el colectivo sin empleo anterior, con 257, también han contribuido al incremento general del desempleo, ha sido el sector primario el que ha marcado la diferencia. Construcción y servicios, por su parte, han conseguido reducir la cifra de desempleados en 131 y 238 personas, respectivamente.

La secretaria general de la CGE apunta que la evolución de febrero de 2020 sigue la tendencia de los años anteriores, en los que siempre se ha producido un incremento del desempleo. Con todo, Vera señala que “es necesario trabajar desde todos los ámbitos para fortalecer el tejido productivo granadino y minimizar los efectos negativos que tiene la finalización de las distintas campañas de contratación sectoriales”.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social también reflejan un descenso del número de trabajadores en activo. La provincia ha perdido 1.613 empleos respecto al mes de enero, lo que supone un descenso del 0,47% y rebaja la cifra total de afiliación a 338.464 personas. Granada se aleja de nuevo de los datos andaluces y nacionales, ya que en la comunidad autónoma la afiliación a la Seguridad Social ha crecido un 0,11%, y en España el incremento ha alcanzado el 0,45%. “Para los empresarios granadinos es muy frustrante comprobar que la provincia se queda descolgada de la evolución del resto del territorio”, ha indicado María Vera, que ha confiado en que la llegada de marzo consiga mejorar los indicadores laborales de Granada.

 





Se el primero en comentar

Deja un comentario