¿Cuál es el mejor Granada CF de toda la historia?

Antonio Lasso, José Luis Entrala, Ramón Ramos y José Luis Ramos -historiadores oficiales del club- opinan sobre si es superior el mítico equipo dirigido por Joseíto en los setenta o el actual de Diego Martínez

pjimage (5)
Arriba: Ñito, De la Cruz, Aguirre Suárez, Falito, Jaén, Fernández, Lasa, Porta, Barrios, Fontenla y Vicente. Abajo: Rui Silva, Vallejo, Molina, Yangel, Germán, Gonalons, Milla, Machís, Puertas, Foulquier y Neva | Foto: Montaje / Archivo
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
1

¿El Granada de la temporada 1971-1972 con Joseíto al frente o el actual de Diego Martínez? ¿La dureza de Fernández o el equilibrio de Domingos Duarte? ¿Porta o Soldado? ¿El sexto puesto de principios de los setenta o jugar la Europa League? El debate está servido. La dimensión de este Granada CF que mira de tú a tú a los de arriba mientras permanece invicto en la segunda competición continental de clubes ha abierto el melón: ¿Estamos ante el mejor Granada CF de la historia o aún no ha sido capaz de superar a aquel matagigantes? Este medio ha querido preguntar a los que más saben, los historiadores del club rojiblanco, cuál de los dos equipos es el mejor de todos los tiempos.

Ramón y José Luis Ramos, columnistas de GranadaDigital; Antonio Lasso y José Luis Entrala han contestado a la llamada de este periódico para comparar ambos planteles y determinar cuál de los dos ha puesto el nombre de la ciudad de manera más evidente en el cetro del fútbol analizando diversas variables, como cuál era más determinante, quién tenía más capacidad goleadora o en qué época se vio un juego más preciosista.

Y una de las primeras cuestiones que se vienen a la mente, claro está, es el liderazgo desde el banquillo. Para Ramón Ramos, “Joseíto no se puede desligar de aquel Granada, pero Diego Martínez ejerce mejor liderazgo de lo que sería aquel Granada. Sin desmerecer a Joseíto”. Algo que corrobora José Luis Entrala, “pero con una diferencia notable”: “Diego Martínez convence a todo el mundo y Joseíto no”. Mientras que para Antonio Lasso “son dos líderes, como si fueran granadinos ya”. José Luis Ramos, por su parte, destaca “lo bien que ordenan ambos el equipo y cómo extraen de cada hombre lo mejor que lleva dentro”. Sólo Lasso pone por encima al zamorano. Ramón Ramos y Entrala se quedan con Diego y José Luis Ramos con ambos por igual.

Similitudes

Ramón Ramos destaca “la seguridad” que transmiten ambos equipos como principal similitud. “Ambos tenían que jugar muy mal como para que no tuvieras la sensación de que los vas a ver ganar”. “El Granada de aquella época estaba por encima de la media de la época en dureza, pero no excesivamente. La dureza no explicaba los resultados de aquel equipo y sí la calidad. La filosofía era que de Los Cármenes salieran los menos puntos y sí la calidad. En cuanto al manejo del balón, es que ese es el gran contraste de ambas épocas. Hay jugadores más atléticos ahora, pero me atrevo a decir que nueve de once futbolistas de la 71-72 serían titulares en esta 20-21. Y solo seis o siete de este curso entonces”, explica.

José Luis Ramos subraya el trabajo “serio y honrado desde la humildad, ambos consiguieron que al Granada se le respetara y fuera un club a tener en cuenta, y no una mera comparsa de LaLiga”. “Aquel Granada ha pasado a la historia del fútbol español por la dureza excesiva de algunos de sus integrantes, pero también se ha exagerado esa nota. Hay que situar las cosas en su contexto, porque en aquellos años se practicaba un fútbol mucho más recio, por así decirlo, que el de ahora, y otros muchos equipos, también los grandes, tenían leñeros. En cambio, el Granada de Diego Martínez es limpio y deportivo, pero es que ahora hay decenas de cámaras de TV registrando el menor movimiento sobre el césped. Ahora todos los equipos juegan bastante más limpio que en los setenta, fundamentalmente por ese motivo”, razona el historiador.

Entrala, por su parte, no se olvida de “la calidad de la plantilla, que era evidente en los dos casos. El Granada de Joseíto se caracterizó por su dureza extrema y este por la deportividad. Hay algo que sí los iguala, que es la calidad. Jugadores muy buenos. El Granada de Diego es una hermana de la caridad. Aquel avergonzó tanto, que al final de los años de Aguirre Suárez y Fernández hubo que cambiar la defensa”. Versión en la que también coincide Antonio Lasso: “Es muy parecido. El otro lo veía más equipo que el de ahora. Llegamos a ser líderes y a hacer grandes temporadas, pero este todavía no lo ha demostrado. Aunque no me cabe duda de que lo hará. Es el equipo de la época. En esos momentos, los equipos en general tenían mucha más dureza que ahora. Ahora se respeta más, se hace más caso a los árbitros. Los que lo vivíamos, salíamos de allí como si tuviéramos que pegarle a alguno. No estamos viviendo los mismos momentos. Cualquier futbolista era más agresivo, y ahora eso no existe”.

En lo que también coinciden casi todos es en la trascendencia que habría tenido un Granada de los 70 que, con 36 puntos en una Liga de 18 en la que los triunfos valían dos unidades, alcanzó el sexto puesto, pero no le dio para jugar la antigua UEFA. “No cabe duda de que si en los setenta la UEFA hubiera alcanzado también al sexto clasificado, ya en dos ocasiones nuestro equipo se habría asomado a Europa y sería aún mejor recordado y valorado aquel Granada de Joseíto”, remarca José Luis Ramos. Algo que refrenda su hermano Ramón: “Indiscutiblemente, eso hubiera aportado un plus a lo que ya fue aquel equipo. Pero también digo que a los equipos españoles los liquidaban muy pronto en Europa, así que no habría tenido tanto recorrido. A Madrid, Barcelona, Atlético, Valencia o Zaragoza ya les costaba”. José Luis Entrala tampoco lo duda -“por supuesto. Hubo mucho cabreo en aquella temporada porque no se llegara a la UEFA. No se le dio la suficiente importancia a lo que se había conseguido-, mientras que sólo discrepa Lasso. “Creo que era distinto”, afirma antes de rematar: “Lo hubiéramos disfrutado mucho más que ahora. Con lo que hay ahora, con la televisión, se quita mucha gente del fútbol”.

Los jugadores

¿Y que hay de los grandes referentes? Roberto Soldado es el líder indiscutible en la delantera del Granada de Diego Martínez. Enrique Porta, que llegó a ser Pichichi, en aquel comandado por Joseíto desde el banquillo y Candi desde el palco. Pero, ¿eran tan parecidos? “Pues sí, puede ser. Ten en cuenta que son dos líderes. Porta se hizo un líder en Granada. No por su forma de jugar, mejor que los demás; sino porque son goleadores y están siempre en su sitio. Generan personalidades que la gente llega a quererlos”, sentencia Antonio Lasso, algo que ‘rebate’ José Luis Entrala: “Creo que no. Soldado es un excelente jugador, muy bueno para el equipo, que mete goles también; pero además era un extraordinario goleador”. Y esa teoría la apoya José Luis Ramos. “No se pueden equiparar. Porta era todo sutileza, sus goles no eran de fuerza, sino de colocación y técnica. Soldado es un ‘nueve’ puro, acometedor, que incordia, y quizás con más registros”, matiza. Más lacónico se muestra Ramón: “Joseíto probablemente no habría puesto a Soldado de titular en lugar de Barrios. Porta era un segundo delantero. Me quedaría con el aragonés”.

Y un último factor. ¿Qué pasa con los dos estadios de Los Cármenes? ¿Cuál tenía más mística e intimidaba más al rival: el viejo o el nuevo? “En eso, el fútbol no ha cambiado mucho. La fortaleza era en campo propio y para un equipo como el Granada era difícil sacar puntos fuera de Los Cármenes. Aunque hay una gran diferencia entre aquella Liga de entonces y la de ahora porque entonces pasaban temporadas enteras sin que te pitaran un penalti a favor y ahora el factor campo interviene menos ahora”, desarrolla Ramón Ramos. Entrala y Lasso, por su parte, tiran de nostalgia. “Creo que el viejo estadio imponía más, pero igual me equivoco”, resume el primero. “En este Granada todavía no se ha llegado a la emoción y a lo que teníamos entonces los aficionados. Como aficionado de ambas épocas, disfruté más el de los setenta”, apostilla el segundo. Y José Luis Ramos tira por la calle de en medio: “La afición, entonces como ahora, estaba volcada plenamente e identificada con el equipo, y en todos los partidos se llenaba el estadio. En cuanto al estadio, no creo que influyera de manera decisiva porque Los Cármenes siempre fue en cuanto a dimensiones y superficie perfectamente equiparable a cualquier otro campo de Primera en aquellos años”.

De los cuatro historiadores, sólo Entrala prefiere a Rui Silva en la portería antes que a Ñito. El periodista, autor de libros como ‘Granada deportiva. Un siglo de historia’ también es el único que ve a las dos defensas equilibradas y considera claramente mejor el centro del campo de Diego que el de Joseíto. Entre Soldado y Porta anda el juego del frente de ataque para los cuatro, aunque Barrios, Lasa o Vicente desnivelan ligeramente la balanza a favor de los rojiblancos que terminaron sextos hace casi medio siglo.

Sólo José Luis Ramos cree que los rojiblancos actuales tienen más olfato de gol que los de los setenta. Y los cuatro coinciden en que, por calidad, ninguno como aquel que terminó sexto en Primera. Ramón Ramos se debate entre Vicente, Jaén y Milla cuestionado por cuál de los tres era mejor jugador. Para José Luis Ramos no hay duda: “Castellanos, por ser el más completo”. Entrala y Lasso se van directamente al mítico atacante de Villanueva de Gállego, Porta. Y precisamente Lasso es el único que difiere en cuanto a cuál de los dos equipos estaba mejor gestionado desde los despachos. El autor de ‘Una vida en rojiblanco’ se queda con la presidencia de Candi, una época que a él le pilló como secretario del club. Los hermanos Ramos y Entrala valoran más el periodo actual, con Monterrubio y Fran Sánchez al timón de la nave.

¿Y la política de cantera? Pues todos lo tienen claro, excepto Antonio Lasso, que ve más acertada la de entonces. El resto reparte los suspensos. “Era la gran asignatura pendiente de aquel Granada y también de este”, coinciden los hermanos Ramos Torres, con la aquiescencia de José Luis Entrala. Ramón destaca a Yangel entre los futbolistas que son internacionales con su Selección, aunque tampoco se olvida de De La Cruz. José Luis Ramos reparte méritos y prefiere no decantarse. Para José Luis Entrala “el Granada de estos días tiene más jugadores claves con sus combinados nacionales que aquel”, y Antonio Lasso rememora que “aquellos (por los de la 71-72) eran más conocidos que los actuales”.

El veredicto final

Llegado este punto, sólo falta resolver el gran enigma. ¿Cuál de los equipos fue el mejor Granada de la historia? Los expertos responden:

Ramón Ramos (2020-2021): “Hasta el año pasado habría dicho el de la 71-72. Pero ya viendo esta temporada, el de la 20-21 probablemente sería mejor”.

José Luis Ramos (2020-2021): “Creo que el Granada actual es un club mucho mejor preparado, con más recursos, con plantilla más compensada y más profesional en todos sus estamentos. El Granada de Diego Martínez ya ha superado alguno de los mejores registros del de los setenta y otros pueden caer todavía. Pero no se deben comparar distintas épocas futboleras porque, sólo hay que echar un vistazo a los vídeos de partidos de los setenta, el fútbol ha evolucionado mucho desde entonces y ahora se juega de manera muy distinta”.

José Luis Entrala (1971-1972): “Me quedo con el de entonces. En su contexto llegó a destacar con grandes triunfos ante los grandes equipos del momento”.

Antonio Lasso (1971-1972): “El de la 71-72, sin duda”.

Los que más saben de la casi nonagenaria historia del Granada CF han hablado. Y no son capaces de ponerse de acuerdo. Habrá que esperar a más adelante para salir definitivamente de dudas.







Comentarios

Un comentario en “¿Cuál es el mejor Granada CF de toda la historia?

  1. Avatar

    José Luis Entrala

    Muy bueno el reportaje y bien recogidas nuestras opiniones. Veo al autor, Miguel López Rivera como un futuro historiador del Granada C.F. Enhorabuena y muchas gracias.

Deja un comentario