Manolete: «El flamenco en Granada siempre ha sido grande»

El bailaor recibe mañana un homenaje rodeado de las más grandes figuras del flamenco del país

Homenaje Manolete Gran Teatro 07
Manolete, durante la entrevista | Imagen: Daniel Bayona
Nacho SantanaNacho Santana
0

La figura de Manolete es un personaje muy importante del flamenco, ha creado escuela y un estilo de baile, una persona muy querida, es un enorme del flamenco. Ha enseñado a grandes figuras como Sara Baras, Joaquín Cortés, Antonio Canales, Farruquito… mucha gente ha pasado por sus manos artísticamente y personalmente, ha sido como un padre para ellos.

Manuel Santiago Maya (Granada, 1945), más conocido como Manolete, es una de las grandes figuras del baile flamenco en los siglos XX y XXI. Con cuna en el Sacromonte, su corazón se encuentra dividido en fragmentos por todo el mundo gracias al pedazo de sí que ha dejado a su paso por cada escenario internacional, fruto de su talento y de las cotas que ha conquistado gracias a lo que transmite su baile.

Brillante como bailaor, decidió transmitir sus conocimientos abriendo La Chumbera, su propia escuela. Ya bajo su visión como maestro se han forjado grandes nombres del flamenco actual, como los de Sara Baras, Joaquín Cortés, Antonio Canales o Farruquito, estrellas que brillan con fuerza y para los que Manolete «ha sido como un padre», según indica su propia hija y también bailaora, Judea Maya.

Ahora, el próximo 28 de marzo, Granada acoge el que se espera que sea el acto flamenco más importante de todo el año 2019. Más de cuarenta artistas se darán cita en el Palacio de Congresos para homenajear a la figura de Manolete, un acto en el que estarán presentes nombres propios del momento como los de José Mercé. Diego El Cigala, Pepe Habichuela, Antonio Canales, Rafael Amargo o Juan Andrés Maya, entre otros muchos.

Con motivo de este evento, Manolete recibe a GranadaDigital en una cita a la que llega portando su particular bastón, todo un sello de identidad, rodeado por su familia y con música flamenca de fondo:

(Pregunta): ¿Cómo se siente al saber que se reunirá tanta gente reconocida en el mundo del flamenco para homenajearle?

(Respuesta): Me siento divino. Yo sabía que iban a venir todas las personas a las que hemos llamado para el homenaje, son de siempre mis mejores amigos y casi familia. Me siento muy orgulloso de que hayan dicho que sí a venir a mi homenaje.

(P): Tras casi seis décadas desde que empezó en esto, ¿cómo valora el panorama actual del baile flamenco en particular y del flamenco en general?

(R): Siempre es un arte y siempre se valora lo que es un arte. Cada persona lo da a su forma y si pega, pega y si no, pues no pega. Tienes que tener suerte para eso. El flamenco aquí en Granada siempre ha sido grande, se quedó más pequeño porque nos tuvimos que ir todos a Madrid y allí seguir con nuestra ruta, pero siempre ha sido grande. Ha habido muchos Maya fuertes.

(P): En base a su experiencia, ¿qué es más especial para usted; bailar, montar coreografías o enseñar baile?

(R): Todo tiene su rollo. Dar clases, las tienes que dar muy bien; pero si vas a un teatro lo tienes que hacer lo mejor posible y saber lo que es un teatro, no estar bailando en el centro, para eso están el fondo, delante, izquierda y derecha, hay que recorrerlo todo.

Espectáculo flamenco | Daniel Bayona

 

(P): Hablando de recorrerlo todo, ha viajado por medio mundo llevando a lugares muy lejanos el arte del flamenco, ¿hay algún lugar que recuerde con especial cariño por el recibimiento del público?

(R): Vamos a dejarlo en tres cuartos del mundo (risas). El público japonés siempre tira más para el flamenco, les gusta mucho, todos los años vienen dos o tres grupos de japoneses solamente porque me conocen, yo he estado allí veintiséis veces. Vienen de Tokio, de Nagoya, de todos los sitios solamente para dar clases. Allí hay muchísimas escuelas de flamenco.

(P): Con tanto camino recorrido, ¿cuáles son sus aspiraciones como bailaor y maestro en los años venideros?

(R): Yo seguiré como estoy. Seguiré bailando, seguiré dando clases y si no es enseñando dando clases, lo haré hablando, siempre hay una forma de enseñar aunque no sea haciéndolo uno mismo.

(P): En sus espectáculos ha tocado todos los palos del flamenco, ¿con cuáles se siente más cómodo encima del escenario?

(R): Hay dos palitos que hago bastante bien, el farruco, las alegrías y las sillas. Después le pego a todos los palos, pero al público son las dos cosas que más les gustan.

(P): Además de encontrarse justo frente a la Alhambra, ¿qué podría decir que hace tan especial La Chumbera frente a otras escuelas?

(R): Que estoy yo dentro, está mi hija y está mi yerno que la lleva a la par mía. Es un sitio precioso, y con lo que traemos… primero no venía nadie, pero con lo que traemos todos se arriesgan y se van muy contentos. He traído a todos los maestros y maestras que hay en España.

(P): Con toda una vida de experiencia, ¿cuál sería su consejo para las nuevas generaciones que buscan dedicar su vida al baile flamenco?

(R): Espero que no se vuelquen de golpetazo. Que vayan poco a poco, con talento, con sangre, y que les guste el flamenco de verdad. Va a ser su trabajo y su arte

(P): ¿Ve futuro en el flamenco en Granada?

(R): Aquí está Andrés Maya, Alba Heredia, Iván Vargas, hay dos o tres mujeres que también están muy bien y cada día van saliendo más.



Se el primero en comentar

Deja un comentario