La Mancomunidad de la Costa Tropical encarga un estudio de las aguas residuales para predecir brotes de Covid-19

Se irán tomando muestras para analizarlas a lo largo de este verano

Aguas residuales en Depuradora
Aguas residuales en depuradora | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Mancomunidad de municipios de la Costa Tropical analizará las aguas residuales para poder predecir en la comarca un posible rebrote de coronavirus. Según los expertos, el Covid-19 deja un rastro genético (ARN) que se mantiene en el cuerpo de los infectados durante aproximadamente 20 días y que, posteriormente, expulsa mediante las heces y otros medios de secreción. Los estudios realizados hasta la fecha demuestran la presencia de carga vírica en aguas residuales, pero no el virus activo.

También sabemos que el proceso de depuración de aguas residuales elimina la carga genética del virus y se ha comprobado la ausencia de carga vírica en aguas depuradas y fangos.

Teniendo en cuenta esta información científica, se puede cuantificar el ARN viral que se excreta en la heces de una población analizando el agua residual y relacionarlo con el número de personas infectadas, indica la Mancomunidad de municipios de la Costa Tropical.

La detección del SARS-COV-2 del agua residual podría usarse como una herramienta que mida la circulación del virus en la población ante un posible rebrote del Covid- 19. Y en zonas con un especial trasiego de personas, zonas comerciales y turísticas, esta es una herramienta para determinar la salud vírica de la zona.

María José Sánchez, presidenta del ente comarcal, ha asegurado que han sabido “por los expertos consultados que, primero, se hace un análisis para comprobar que el proceso de depuración es suficiente para determinar la carga genética, luego se toma una única muestra al inicio para determinar la presencia o ausencia del virus y segundo, se hacen análisis de forma semanal que permitan cuantificar la carga vírica y hacer una correlación entre el número de personas infectadas de la población y así poder predecir un rebrote”.

Inicialmente, la Mancomunidad tiene previsto ”realizar las muestras y análisis semanalmente durante los meses de verano, y posteriormente de forma mensual el resto del año”. “Así, haremos todo lo que esté en nuestras manos para intentar tener la mayor información posible y poder predecir si existe carga vírica en nuestras aguas para prever actuaciones ante un posible rebrote”, ha concluido la presidenta comarcal.







Se el primero en comentar

Deja un comentario