La necesidad de ser amable en tiempos de pandemia

La amabilidad genera amabilidad también en tiempos de Covid-19

Amabilidad en tiempos de Covid-19 Joan Carles March
Ser amable es más fácil decirlo que serlo y es más fácil decirlo que hacerlo | Foto: J.C.M.
Avatar for Joan Carles March
0

Lo leí hace unos días: ser amable es más fácil decirlo que serlo y es más fácil decirlo que hacerlo. En tiempos de pandemia seguramente más. Sonreír a extraños con mascarilla y decir por favor, gracias y perdón, no es fácil en cualquier momento. El simple hecho de ser amable, no sólo ayuda a mejorar la vida de los que nos rodean, sino también la nuestra propia. Aunque sabemos por experiencia de cada uno que NO siempre es fácil ser amable, y más en estos tiempos de dolor, de muerte, de contagios, de restricciones , de no abrazos,…..

De todas formas, ser amable cimienta el camino para crear buenas relaciones interpersonales y eso hay que seguir fomentándolo. Ser amable es de verdad, maravilloso cuando lo hacemos. Hay quien opina que ser amable puede ayudar a conseguir cosas que uno quiere, ya que las personas querrán ayudar si uno es amable con ellas.

La amabilidad puede ser la idea más revolucionaria por el poder transformador que tienen las personas que llevan la sonrisa puesta, aunque sea con mascarilla, que transmiten optimismo, que nos hacen reír, que por donde pasan mejoran el ambiente. De hecho, mostrarse amable cuando la vida parece no nos sonríe, cómo es en estos tiempos, es algo complejo de hacer pero no imposible. Porque si uno no le sonríe a la vida esa situación no cambiará de ninguna manera. Es básico tener que encontrar este acto placentero. Porque, ante todo, es importante ser amable con uno mismo. Intentemos ser amables, no tomarnos las cosas de forma personal y descubriremos que todos somos humanos y tenemos derecho a tener un mal día.

Ser amables también con la mirada (fundamental ahora) porque la belleza está en la mirada, y no hay privilegio más hermoso que ser observado desde el amor incondicional y la alegría de vivir. No hay inversión más segura y rentable que rodearnos de personas que nos quieren tal como somos, que nos encuentran guapos/as al margen de lo que dicte el espejo, que nos miren siempre con buenos ojos.

También es importante en el trabajo: ser amable duplica la posibilidad de ser percibido como líder y aumenta un 13% el desempeño. Lo contrario a ser amable baja la motivación, reduce el desempeño y aumenta la rotación. Una de las principales claves para generar un buen ambiente de trabajo en las organizaciones es la amabilidad entre compañeros. Las organizaciones que adoptan unas buenas formas para motivar a sus trabajadores consiguen mejorar la cohesión, la integración y sus resultados.

Las ventajas de ser amable en el trabajo son:

1. La forma más fácil de hacernos la vida más agradable a nosotros es hacerla más agradable a los demás. Practicar la cortesía: saludar y despedirse mirando a los ojos. Responder las llamadas, no hacer esperar.
2. Apreciar y agradecer un trabajo bien hecho, es justo y seguro ayudará a que se repita.
3. La amabilidad favorece un ambiente de trabajo y permite evitar el estrés y generar una mayor colaboración en los equipos de trabajo.
4. La amabilidad funciona como un imán, en cuanto uno empieza a practicarla se contagia a las personas que la reciben.
5. A nadie le gusta lidiar con seres antipáticos, y por tanto, rara vez son considerados para acceder a un trabajo o ascender a puestos importantes.
6. Si uno es poco generoso con sus compañeros/as, raramente alguien responderá a su pedido de auxilio cuando necesite ayuda.
7. Mejora la salud ya que reduce el estrés, mejora el sistema cardiovascular, equilibra la presión arterial y genera bienestar físico y emocional.
8. Ayuda a ser mejor persona. Cuando uno se esfuerza por ser amable, se vuelve mejor persona. Ser amable requiere ser generoso, paciente, honesto, cuidar las formas, sincero.

¿ Cómo una persona puede ser amable en estos tiempos de pandemia?:

1. Sonriendo
2. Saludando
3. Escuchando
4. Siendo cortés
5. Practicando la empatía
6. Atendiendo a todo el mundo, no solo a los más cercanos
7. No hablando nunca mal de los demás cuando no están cerca
8. Siendo positivo
9. Siendo humilde
10. Siendo sincero
11. Compartiendo o aprendiendo a hacerlo
12. Siendo persona de la que te puedes fiar
13. Poniéndose a disposición de las personas que lo están pasando mal
14. Ofreciendo el perdón cuando uno se equivoca
15. Tomando el camino difícil a veces
16. Utilizando palabras que ayudan y abren: palabras mágicas
17. Evitando palabras que hieren o que dificultan

Por tanto:

• No reírse de los errores de los demás ni señalar sus faltas con demasiada severidad.
• Intentar hacer algo amable todos los días. De forma anónima o no. Esto levantará el estado de ánimo y hará a alguien feliz. Es mucho más fácil ser amable cuando se es feliz.
• Si uno ve a alguien herido, llorando o atacado de algún modo, etc., ayudarle y darle una mano. No temer ayudar cuando uno ve que alguien lo necesita.
• Ser bueno sin importar las circunstancias. Si el interior es bueno, ¡el exterior automáticamente será igual de bueno!
• Las malas palabras, los chismes, el egoísmo, la avaricia no van bien con la amabilidad.
• Si a una persona le cuesta ser amable con alguien que no le agrada para nada, es importante imaginar que esa persona está realmente herida o llorando. Si uno intenta salvarla o darla consuelo, esa antipatía cambiará a preocupación.
• Preguntarles a los demás cómo les va. Tomarse el tiempo de preguntarles cómo les va con su vida, sin ser entrometido ni inoportuno. Si alguno no quiere hablar, no lo presiones a decir más.

Es importante recordar que:

1. La negatividad contamina todo
2. Protegerás tu reputación si eres amable, ofreces ayuda y fomentas la solidaridad entre pares, también en redes SSociales donde encontramos gente que solo habla desde el insulto.
3. A nadie le gusta lidiar con seres antipáticos. Tener una actitud hostil sólo te alejará del círuclo de confianza.
4. Si eres antipático y poco generoso con tus colegas, raramente alguien responderá a tu pedido de auxilio cuando necesites ayuda.
5. Fortalecerás tu red de contactos.

Tan sólo sé amable. ¡No te arrepentirás y más en estos tiempos donde la pandemia nos ha ensenado tea ara de mucha gente!

Ser amable en tiempos de pandemia

La amabilidad genera amabilidad también en tiempos covid-19.

Lo leí hace unos días: ser amable es más fácil decirlo que serlo y es más fácil decirlo que hacerlo. En tiempos de ón demos seguramente más. Sonreír a extraños con mascarilla y decir por favor, gracias y perdón, no es fácil en cualquier momento. El simple hecho de ser amable, no sólo ayuda a mejorar la vida de los que nos rodean, sino también la nuestra propia. Aunque sabemos por experiencia de cada uno que NO siempre es fácil ser amable, y más en estos tiempos de dolor, de muerte, de contagios, de restricciones, de no abrazos,…..

De todas formas, ser amable cimienta el camino para crear buenas relaciones interpersonales y eso hay que seguir fomentándolo. Ser amable es de verdad, maravilloso cuando lo hacemos. Hay quien opina que ser amable puede ayudar a conseguir cosas que uno quiere, ya que las personas querrán ayudar si uno es amable con ellas.

La amabilidad puede ser la idea más revolucionaria por el poder transformador que tienen las personas que llevan la sonrisa puesta, aunque sea con mascarilla, que transmiten optimismo, que nos hacen reír, que por donde pasan mejoran el ambiente. De hecho, mostrarse amable cuando la vida parece no nos sonríe, cómo es en estos tiempos, es algo complejo de hacer pero no imposible. Porque si uno no le sonríe a la vida esa situación no cambiará de ninguna manera. Es básico tener que encontrar este acto placentero. Porque, ante todo, es importante ser amable con uno mismo. Intentemos ser amables, no tomarnos las cosas de forma personal y descubriremos que todos somos humanos y tenemos derecho a tener un mal día.

Ser amables también con la mirada (fundamental ahora) porque la belleza está en la mirada, y no hay privilegio más hermoso que ser observado desde el amor incondicional y la alegría de vivir. No hay inversión más segura y rentable que rodearnos de personas que nos quieren tal como somos, que nos encuentran guapos/as al margen de lo que dicte el espejo, que nos miren siempre con buenos ojos.

También es importante en el trabajo: ser amable duplica la posibilidad de ser percibido como líder y aumenta un 13% el desempeño. Lo contrario a ser amable baja la motivación, reduce el desempeño y aumenta la rotación. Una de las principales claves para generar un buen ambiente de trabajo en las organizaciones es la amabilidad entre compañeros. Las organizaciones que adoptan unas buenas formas para motivar a sus trabajadores consiguen mejorar la cohesión, la integración y sus resultados.

Las ventajas de ser amable en el trabajo son:

1. La forma más fácil de hacernos la vida más agradable a nosotros es hacerla más agradable a los demás. Practicar la cortesía: saludar y despedirse mirando a los ojos. Responder las llamadas, no hacer esperar.
2. Apreciar y agradecer un trabajo bien hecho, es justo y seguro ayudará a que se repita.
3. La amabilidad favorece un ambiente de trabajo y permite evitar el estrés y generar una mayor colaboración en los equipos de trabajo.
4. La amabilidad funciona como un imán, en cuanto uno empieza a practicarla se contagia a las personas que la reciben.
5. A nadie le gusta lidiar con seres antipáticos, y por tanto, rara vez son considerados para acceder a un trabajo o ascender a puestos importantes.
6. Si uno es poco generoso con sus compañeros/as, raramente alguien responderá a su pedido de auxilio cuando necesite ayuda.
7. Mejora la salud ya que reduce el estrés, mejora el sistema cardiovascular, equilibra la presión arterial y genera bienestar físico y emocional.
8. Ayuda a ser mejor persona. Cuando uno se esfuerza por ser amable, se vuelve mejor persona. Ser amable requiere ser generoso, paciente, honesto, cuidar las formas, sincero.

¿ Cómo una persona puede ser amable en estos tiempos de pandemia?:

1. Sonriendo
2. Saludando
3. Escuchando
4. Siendo cortés
5. Practicando la empatía
6. Atendiendo a todo el mundo, no solo a los más cercanos
7. No hablando nunca mal de los demás cuando no están cerca
8. Siendo positivo
9. Siendo humilde
10. Siendo sincero
11. Compartiendo o aprendiendo a hacerlo
12. Siendo persona de la que te puedes fiar
13. Poniéndose a disposición de las personas que lo están pasando mal
14. Ofreciendo el perdón cuando uno se equivoca
15. Tomando el camino difícil a veces
16. Utilizando palabras que ayudan y abren: palabras mágicas
17. Evitando palabras que hieren o que dificultan

Por tanto:

• No reírse de los errores de los demás ni señalar sus faltas con demasiada severidad.
• Intentar hacer algo amable todos los días. De forma anónima o no. Esto levantará el estado de ánimo y hará a alguien feliz. Es mucho más fácil ser amable cuando se es feliz.
• Si uno ve a alguien herido, llorando o atacado de algún modo, etc., ayudarle y darle una mano. No temer ayudar cuando uno ve que alguien lo necesita.
• Ser bueno sin importar las circunstancias. Si el interior es bueno, ¡el exterior automáticamente será igual de bueno!
• Las malas palabras, los chismes, el egoísmo, la avaricia no van bien con la amabilidad.
• Si a una persona le cuesta ser amable con alguien que no le agrada para nada, es importante imaginar que esa persona está realmente herida o llorando. Si uno intenta salvarla o darla consuelo, esa antipatía cambiará a preocupación.
• Preguntarles a los demás cómo les va. Tomarse el tiempo de preguntarles cómo les va con su vida, sin ser entrometido ni inoportuno. Si alguno no quiere hablar, no lo presiones a decir más.

Es importante recordar que:

1. La negatividad contamina todo2. Protegerás tu reputación si eres amable, ofreces ayuda y fomentas la solidaridad entre pares, también en redes SSociales donde encontramos gente que solo habla desde el insulto.
3. A nadie le gusta lidiar con seres antipáticos. Tener una actitud hostil sólo te alejará del círuclo de confianza.
4. Si eres antipático y poco generoso con tus colegas, raramente alguien responderá a tu pedido de auxilio cuando necesites ayuda.
5. Fortalecerás tu red de contactos.

Tan sólo sé amable. ¡No te arrepentirás y más en estos tiempos donde la pandemia nos ha ensenado tea ara de mucha gente!







Se el primero en comentar

Deja un comentario