La escuela de jazz de Granada abre sus puertas un año más

El próximo 23 de septiembre tendrán una jornada de puertas abiertas donde los profesores harán una muestra de su maestría

Entrevista escuela de jazz en Granada
Representación de los profesores y responsables de la escuela de jazz | Foto: Toni Juarez
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

Unidad, cultura popular estadounidense, creatividad o espontaneidad son las palabras que les vienen a la cabeza a Cote Calmet, profesor de la escuela de jazz de Granada, Alejandro Tamayo, con el mismo cargo y a Arturo Cid, vicepresidente de la Asociación de Jazz Ool Ya Koo, de la que forma parte la escuela.

Un año cumple ya la escuela de jazz de la Asociación Ool Ya Koo, que surgió por la gran demanda de aquellos apasionados a este género musical. “No se trata de una asociación de músicos, pero si reúne a músicos” comenta Arturo Cid.

Para el vicepresidente, “es una forma de proyectar la asociación y crear músicos y afición a partir de una escuela”.

La asociación colabora desde sus inicios con el Ayuntamiento de Granada, y es este quien cedió el lugar propicio, no solo para la sede de la sociedad, sino también para la creación de la escuela.

Sin embargo, una escuela no sirve de nada sin la presencia de unos profesores, es por ello que Sara Brido, profesora de flauta, Carlos Ligero de saxo, José Luis Lopreti de piano, Alejandro Tamayo de contrabajo y Cote Calmet de batería son el grupo de profesionales encargados de la docencia en esta peculiar escuela.

Peculiar porque no se trata de un curso completo de nueve meses, sino en un trimestre en el que lo más importante es tocar y experimentar sintiendo la música, sin olvidar, obviamente de un poco de teoría.

No es una escuela dirigida a personas sin ningún conocimiento de música, es preciso saber tocar algún instrumento, aunque no sea con el mejor nivel, pero si con nociones básicas, como decía su vicepresidente “no es una asociación de músicos”.

En cuanto a asignaturas, cuenta con siete, Jazz Standards, en el que se enseñan los temas clásicos de cada jam sesión y el repertorio básico que todo iniciado al jazz debe conocer.

Otra de las asignaturas sería la de Iniciación al Jazz, para aquellos que pretenden empezar a improvisar, aquí se comenzará a tocar en grupos adaptado a un nivel básico.

El nivel continúa subiendo hasta Bebop y Hardbop, lugar donde comprender el origen y evolución del jazz moderno de artistas como Dizzy Gillespie o Art Blakey.

El jazz tiene muchos estilos como el brasileño y de esto trata otra de las asignaturas impartidas en la escuela. Aquí se puede aprender el lenguaje brasileño desde la Samba al Maracatú y sobre todo a tocar este género.

El Latin Jazz tiene un enfoque dirigido a la música tradicional de Cuba influenciada por los más grandes del jazz.

El jazz es uno de los géneros más utilizado para la fusión, constantemente, los artistas recurren al jazz para combinarlo con rock, funk o flamenco entre otros. Esto es lo que pretenden trasmitir en la asignatura Jazz Fusión, un combo idóneo para sacar el lado más espontáneo.

La última asignatura ofertada por la escuela es el Combo Juvenil, donde podrá conocer las diferentes formas musicales de este estilo, así como los recursos para aprender a improvisar, tomar conciencia de la armonía y el ritmo.

Las plazas para la inscripción a esta escuela permanecerán abiertas hasta el 2 de octubre, y no será has el siete de octubre cuando se comiencen las clases. El programa, a partir del 7 de octubre tendrá una duración de diez semanas.



Se el primero en comentar

Deja un comentario