Joselu, un goleador frustrado en Granada

El delantero onubense se medirá al conjunto rojiblanco por primera vez desde su salida este verano

JOSELU-OVIEDO-1
Joselu vistió la elástica rojiblanca en la última visita del Granada al Carlos Tartiere | Foto: Archivo GD
Chema Ruiz EspañaChema Ruiz España
0

Con 23 tantos bajo el brazo y el consecuente título de máximo goleador de la Liga 1|2|3, el fichaje de Joselu por el Granada CF se antojaba una garantía de gol. Sin embargo, su figura se vio eclipsada por la de Adrián Ramos en el ‘once’ y la de Darwin Machís en lo estadístico, lo que, unido al reajuste económico del club nazarí, llevó al delantero onubense a recalar en el Real Oviedo. No ha recuperado sus mejores cifras, pero se ha convertido en la referencia ofensiva del conjunto carbayón, y ahora amenaza con hacer cumplir la ‘ley del ex’ en un duelo que se antoja fundamental para los intereses rojiblancos.

Su incorporación al Granada se cerró pronto, pues él era uno de los estandartes del nuevo proyecto de John Jiang, aunque trazado por Manuel Salvador. Con este, la entidad granadina se planteaba un nuevo escenario en el que buscaba partir de cero, aunque con la ambición del ascenso directo, un pensamiento prohibido esta temporada, incluso con el equipo segundo.

Joselu era el jugador en el que la directiva confió para liderar este proyecto, junto con Javi Varas, que corrió una suerte similar al onubense, y Antonio Puertas, desaparecido hasta la llegada de Diego Martínez. Ante la incertidumbre que envolvía el futuro de Adrián Ramos y los problemas físicos del cafetero, partió como el delantero titular del equipo y tardó tres jornadas en inaugurar su cuenta como granadinista.

Su derroche de esfuerzo sobre el césped, que le hizo ganarse el cariño de la afición, sin embargo, no parecía convencer a Oltra, que no dudó en sentarle ante el Córdoba, cuando comprobó que jugar con dos delanteros no era lo idóneo para su equipo. No obstante, el colombiano se lesionó en ese mismo encuentro y Joselu, que se quedaba casi sin competencia por la delantera, marcó su segundo tanto para presentar su candidatura a ‘hombre gol’. Machís, por cierto, anotó un doblete para estrenarse en el curso.

Ramos no volvió a jugar hasta diciembre, tiempo en el que Joselu, que monopolizó la punta del ataque rojiblanco, logró anotar hasta seis goles más. Mantuvo la titularidad mientras que el colombiano iba tomando ritmo e, incluso, logró anotar un noveno gol ante el Sporting de Gijón, antes de cerrar la primera vuelta, pero con este tanto se apagó.

CAMBIO DE DINÁMICA

Con el cambio de año y las derrotas en Cádiz y Albacete -en el Carlos Belmonte actuó Rey Manaj-, Oltra le entregó la titularidad a Ramos ante el Zaragoza, y el cafetero refrendó la confianza con un gol. Solo anotaría tres más en toda la temporada, pero fue suficiente para entregarle a Joselu un abono en el banquillo para lo que restaba de temporada. El onubense solo salió de inicio en cinco encuentros de la segunda vuelta, en tres de ellos debido a una nueva lesión de Ramos, y cerró el curso sin volver a marcar.

En un agitado verano, marcado por la purga de la plantilla rojiblanca para aliviar las arcas del club y que estas se ajustasen al archiconocido límite salarial, comenzó a sonar para Cádiz y Oviedo en julio, pese a que contaba con dos años de contrato. La postura del club era clara: pretendía retenerle, a no ser que llegase una oferta que satisficiese sus pretensiones económicas.

Llegaron los compromisos de pretemporada y, con ellos, los primeros indicios de su salida. El Cádiz se cayó de la puja y se empezó a hablar del Sporting, aunque el que apostaba con fuerza por el onubense era el Real Oviedo. No fue presentado con sus compañeros en el amistoso ante el Málaga y, poco después, rojiblancos y carbayones hicieron oficial el traspaso.

MEJOR QUE RAMOS Y RODRI

En el Tartiere, no ha encontrado el camino que le llevó a ser pichichi hace dos temporadas, aunque ha logrado convertirse en la mayor referencia ofensiva del Real Oviedo. Es su máximo goleador con unas cifras que, aunque pobres, superan las acumuladas hasta el momento por los dos delanteros del Granada CF.

El punta onubense anotó hace dos jornadas su séptimo gol de la temporada, registro con el que se presentará al duelo ante su exequipo, solo uno menos que los que suman entre Ramos y Rodri. El colombiano es, de los dos, el que mejores datos tiene. En Lugo anotó su quinto tanto de la campaña, lo que convierte así este curso en el más prolífico de su etapa como nazarí. El soriano, en cambio, marcó ante el Nástic su tercer gol, un dato paupérrimo que, sin embargo, le permite ostentar actualmente la titularidad.

De hecho, solo un jugador en toda la plantilla del Granada mejora las cifras registradas hasta la fecha por Joselu. Se trata de Antonio Puertas, cuyos diez tantos, además de encumbrarle hacia lo más alto de la tabla de goleadores nazarí, le permite aventajar en tres tantos al jugador que, como él, llegó a ser el emblema del segundo proyecto de John Jiang.



Se el primero en comentar

Deja un comentario