El IFMIF-Dones en Escúzar situará a Andalucía en la vanguardia de la investigación

La Consejería de Economía destina 16,3 millones a apoyar la candidatura de Granada a albergar el acelerador de partículas, un proyecto estratégico para la comunidad andaluza

imf dones acelerador particulas
Torres de energía nuclear | Foto: Junta de Andalucía
GabineteGabinete
0

El proyecto para que el municipio granadino de Escúzar albergue el acelerador de partículas IFMIF-Dones avanza. Esta instalación científica convertirá a la comunidad andaluza en un referente nacional e internacional del conocimiento y de la investigación, sobre todo en el campo de la búsqueda de fuentes de energía alternativa al carbón y el petróleo. Además tendrá un impacto en la economía y el PIB local altamente beneficiosos.

El IFMIF-Dones es una iniciativa conjunta de España y Croacia que cuenta con el aval del Programa de Fusión Europeo, ‘Fusion for Energy’ (F4E) y tiene como objetivo la construcción de una fuente de neutrones para cualificar los materiales que se utilizarán en los futuros reactores de fusión nuclear. En su impulso están implicados la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad; y el Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT).

La Junta de Andalucía considera este proyecto estratégico, por ello desde el inicio de la legislatura ha respaldado la candidatura de Granada. Así, en marzo de 2019 la Consejería de Economía decidió ampliar su participación en este futuro consorcio con el Gobierno central, pasando de un 33% al actual 50%. El Ejecutivo autonómico inyectará 16,3 millones de euros para desarrollar las actividades previas de la candidatura de Granada destinadas a la preparación y construcción de las instalaciones. La aportación autonómica representa el 50% de la inversión pública global destinada al proyecto, de forma que el Gobierno central asumirá la otra mitad hasta alcanzar entre ambas administraciones los 32,6 millones, cofinanciados con Fondos Feder.

El coordinador del proyecto y jefe de División de tecnología de Fusión del Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), Ángel Iborra, explica que el objetivo del IFMIF-Dones “es el desarrollo y cualificación de materiales capaces de soportar las condiciones extremas a las que estarán expuestos los componentes de la primera pared del futuro reactor de fusión”. A su juicio, esta instalación será única a nivel mundial, de interés también para otras aplicaciones científicos-tecnológicas. “Teniendo en cuenta las capacidades de nuestra comunidad científica, se espera, probablemente, que el proyecto pueda ponerse en marcha en 2021”, ha aclarado.

Por su parte, Antonio Peña, director de la Oficina de Implementación IFMIF-Dones, subraya la repercusión social y económica del proyecto: “El impacto en la provincia de Granada será muy positivo y su construcción y puesta en marcha supondrá un antes y un después en un proceso que ya ha comenzado, como es la transición hacia un modelo económico basado en el conocimiento y en la tecnología”. Tal y como remarca “en estos primeros pasos del proyecto ya se está creando una considerable demanda de empleo altamente cualificado, así como de servicios generales y específicos”. En ese sentido, ha asegurado que la Universidad de Granada creará en los próximos meses “una decena de puestos de trabajo relacionados con los laboratorios que darán apoyo al IFMIF-Dones y también con la propia gestión del proyecto”.

Actualmente se está desarrollando la fase preparatoria del IFMIF-Dones, en la que se pretende elaborar un borrador del acuerdo internacional que regularía la gestión del proyecto, que debería finalizar a lo largo de 2021.

Con objeto de reforzar estas negociaciones y demostrar el compromiso español, la Junta de Andalucía y el Gobierno central han acordado la realización de una serie de actuaciones. En primer lugar, la creación de un consorcio público encargado de gestionar la candidatura española y que permitirá desarrollar las actividades preparatorias. Hasta la fecha, ambas administraciones tienen muy avanzada la elaboración de los estatutos que regirán dicho consorcio, para cuya constitución será necesaria además la firma de un convenio. En caso de que la respuesta española tuviera éxito, dicho consorcio prolongaría su existencia y se encargaría de atender las obligaciones que correspondan a España y Andalucía como anfitriones de la infraestructura internacional, así como a prestar apoyo en la construcción del IFMIF-Dones.

Y en segundo lugar, según ha explicado Ibarra, destaca el inicio de obras en el emplazamiento mediante la construcción de algunos edificios auxiliares en los que se instalarán cuatro laboratorios relevantes que servirán para validar aspectos claves del diseño de la instalación. Finalmente, “se llevará a cabo la creación de un equipo de proyectos de Granada que organice y coordine los primeros pasos a dar”, ha detallado Ibarra.

El desarrollo IFMIF-Dones cuenta con presupuesto global de ejecución de entre 400 y 600 millones de euros. Se trata de una iniciativa internacional complementaria al proyecto Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés), un reactor experimental que se está construyendo en el sur de Francia y que pretende obtener una nueva fuente de energía basada en la fusión nuclear con fines comerciales. El acelerador de partículas constituye, por tanto, un elemento esencial en el camino para desarrollar esta fuente de energía alternativa, más limpia e ilimitada y para paliar la dependencia energética mundial.





Se el primero en comentar

Deja un comentario