Lucas Boyé: "Tenemos herramientas de sobra para sacar esto adelante"

El delantero del Granada respalda a Paco López y confía en que el conjunto rojiblanco avanza "en el camino correcto" para conseguir la permanencia en Primera División

entrevistalucasboyeCONMOSCA_raquelochoa
Lucas Boyé, lucha eterna en el ataque del Granada | Foto: Raquel Ochoa
Chema Ruiz España
0

Lucas Boyé (San Gregorio, Argentina, 1996) entiende el fútbol desde la brega. "Lo traigo un poco adentro, no hago ningún esfuerzo para que así se vea, sino que me sale porque he sido siempre así", se explica el ariete. Tal vez sea esa la razón por la que ha encajado en el Granada como anillo al dedo. Teniente del ataque rojiblanco, es un delantero nato, excelso cuando la meta le queda detrás, pero también tiende a alejarse del área y gambetear. Lo disfruta, de hecho. Suma tres dianas desde su aterrizaje, aunque hace algunas semanas que la pólvora se le ha mojado. No le preocupa demasiado, pues solo piensa en remar con sus compañeros hacia la permanencia. Durante su encuentro con GranadaDigital, hace alusión en nueve ocasiones a la confianza, lo que resulta significativo. Cree que el equipo va por buen camino y respalda a Paco López en la misión: "Creemos mucho en él y en su cuerpo técnico".

Pregunta: Octubre de 2014. River-Boca en el Monumental. Al descanso entra Lucas Boyé. Esos encuentros hacen al futbolista.

Respuesta: Sí, evidentemente, me ha tocado iniciar mi carrera en un club como River, que es uno de los mejores del continente allá. Con su clásico rival son partidos muy especiales, y más para un chico de 17 o 18 años en ese momento. Me tocó salir, terminamos 1-1. Tuve una posibilidad para ganarlo y, quizás, hubiese sido todo muy distinto -ríe-. Son partidos que te marcan, donde te vas haciendo jugador profesional.

P.:¿Qué ha cambiado de aquel pibe?

R.: Ha cambiado que en el medio han pasado siete u ocho equipos distintos. El pibe dejó de serlo y ya es un jugador que tiene sus años jugando en Primera División, con jugadores profesionales, y que ha crecido seguramente muchísimo.

P.: Usted mismo lo ha dicho, el camino desde entonces ha sido largo y ha tenido muchas paradas. Pese a no ser un futbolista veterano, es todo un trotamundos.

R.: Me tocó ir pasando de Liga en Liga, de país a país, con una edad muy temprana. Hoy me encuentro con 27 años ya con siete u ocho clubes por detrás. Por ende, sí, he andado bastante, pero lo disfruté muchísimo también. 

Lucas Boyé, durante su conversación con GranadaDigital | Foto: Raquel Ochoa

Lucas Boyé, durante su conversación con GranadaDigital | Foto: Raquel Ochoa

P.: En Elche parecía asentarse definitivamente. ¿Cómo lleva la adaptación a Granada?

R.: Sí, estuve tres años allí, que para un jugador que viene haciendo una temporada en cada equipo, es bastante. Me toca venir acá y me adapté muy rápido. Me siento ya parte del equipo y de la ciudad. Estoy muy adaptado desde hace un tiempo y disfrutando, más allá de que el momento del equipo no sea el deseado. Por suerte, estoy disfrutando.

P.: Su juego parece estar hecho a medida de la eterna lucha. 

R.: Sí, puede ser, puede ser -ríe-. Me gusta eso, me identifico con ello, con pelear cada pelota. Lo traigo un poco adentro, no hago ningún esfuerzo para que así se vea, sino que me sale porque he sido siempre así, con mayor o menor acierto. Lo he hecho en toda mi carrera. Quizás, estando en los lugares donde mi experiencia ha sido mala, esto ha sido lo que me caracterizó siempre, digamos.

P.: Esa garra conecta con la afición granadinista.

R.: Sí, sí, obvio. Lo siento bastante. Desde el primer momento en que llegué acá, incluso antes de que me toque firmar, porque ya se rumoreaba y estuve en la ciudad dos o tres días antes de que se hiciera oficial. Me hicieron sentir ese cariño, esas ganas de que yo pueda defender esta camiseta. Hoy en día, lo disfruto mucho, porque es muy lindo que la gente quiera tenerte en su equipo.

"Me identifico con pelear cada pelota, lo traigo adentro"

P.: Un 'nueve' al uso se define en buena medida por su capacidad de jugar de espaldas. Usted domina esa faceta.

R.: Sí, también es un poco por mi característica de pelear con los centrales, de intentar defender la pelota para que el equipo pueda respirar, salir o darle continuidad a un ataque.

P.: A pesar de ello, es un jugador técnico, con regate y que no sufre lejos del área. La gambeta no se pierde.

R.: No, la verdad es que también me gusta, lo tengo desde siempre. Me gusta salir del área, estar en contacto con la pelota. Me siento un poco perdido cuando, en un partido, va el minuto 20 y toqué dos pelotas. Intento siempre, cuando no estoy mucho en contacto, bajar un poco para llenarme de confianza. Es algo que me gusta.

P.: Los delanteros, más allá de ello, se alimentan de goles. Tuvo un aterrizaje muy prolífico, pero lleva varias semanas en ayunas. ¿Le va pudiendo el hambre?

R.: No, no. He pasado peores rachas que esta. Nunca fui tampoco un delantero que se ha hinchado a hacer goles. No es que no pretenda serlo, pero sé lo que es no marcar y no me intranquiliza. Yo estoy muy focalizado en mi trabajo, en intentar sumar y cada vez que pueda hacer gol intentaré estar preparado. Pero no es algo que me intranquilice. 

P.: No está teniendo, en realidad, demasiadas ocasiones para rematar últimamente. ¿Le frustra que el desgaste que hace en la brega no le permita tener más oportunidades de hacer gol?

R.: Muchas veces también es el precio que se paga cuando terminás saliendo más de lo que se necesita del área. Hay veces que lo hago, quizás, más de lo necesario y estoy lejos del arco. Eso tampoco está bien. Hay que encontrar un punto medio, estar cerca del área para poder terminar las jugadas, pero también hay que estar muchas veces en el medio del campo para darle continuidad a un ataque. Encontrar el equilibrio justo no es fácil, pero en eso se trabaja.

Lucas Boyé: "Realmente todos confiamos en que estamos en el camino correcto" | Foto: Raquel Ochoa

Lucas Boyé: "Realmente todos confiamos en que estamos en el camino correcto" | Foto: Raquel Ochoa

P.: En cualquier caso, se ha convertido en el teniente del ataque del Granada desde su llegada.

R.: Quizás viene un poco por esto de la lucha, de no dar por perdidas las pelotas y demás. Me siento cómodo en esa faceta de juego, pero hay un montón de otras facetas en las que hay que mejorar. En eso estamos.

P.: El equipo no marcha bien. ¿Cuál es su sensación?

R.: La sensación de frustración, de bronca, de desilusión… Son todos los sentimientos que vienen cuando el equipo está así. No va de la mano con el rendimiento, porque, para mí, desde Las Palmas hacia acá, al menos es mi sensación dentro del campo, en ningún partido me avasallaron. Eso me da un poco de tranquilidad, la verdad, porque, sacando mis dos primeros partidos, que fueron contra Girona y Real Sociedad, en los que sí me vi superado porque son equipos que someten a la mayoría de rivales de la Liga, en los demás no me vi superado. Al contrario, contra muchos equipos me sentí muy bien. Esa es la línea a seguir. Debemos agarrarnos a eso, a que tenemos herramientas de sobra para poder sacar esto adelante.

P.: Hallar el equilibrio entre ser certeros en ataque y resolutivos en defensa sigue costando.

R.: Sí, también. Es verdad que primero encajábamos mucho pero también hacíamos mucho; ahora, encajamos poco pero no hacemos. Al final, es fútbol. No hay una fórmula secreta para resolver cada problema. Hay que intentar seguir en la misma línea, porque realmente todos confiamos en que estamos en el camino correcto, más allá de que los resultados no acompañen. Nuestra sensación, y no es la mía sola, es que la mayor parte del tiempo nos sentimos superiores al rival, con posibilidades reales de ganar. Tenemos que agarrarnos a eso para poder seguir creciendo, trabajando y que empiecen a llegar esas victorias que no están llegando.

P.: Esta misma semana se ha conocido la resolución de Apelación que ratifica la eliminación de Copa. Una traba más en la temporada.

R.: Es otra cosa. Esta dinámica negativa que tenemos se lleva todo por delante y parece que sale todo mal. Cuando las cosas no van por buen camino, todo se hace cuesta arriba. Todo cuesta el doble. Hoy, nos vemos eliminados de la Copa del Rey a pesar de haber ganado, pero nos tenemos que concentrar en lo que tenemos, que es la Liga. Ya tenemos bastante con eso.

P.: Gonzalo Villar pidió paciencia con Paco López. Aseguró que el vestuario está con el técnico.

R.: Ni hablar de lo contrario. Estamos todos muy unidos, muy juntos. Creemos mucho en él y en su cuerpo técnico, porque, le repito, nuestra sensación en el campo no es que nos estén pasando por encima. No estamos haciendo las cosas un desastre. Creo que cualquier espectador, cuando ve nuestros partidos, ni de cerca dice que el Granada está ahí abajo, porque no da esa sensación el equipo. Todos tenemos la misma confianza porque lo sentimos. Sentimos que estamos a la altura. Evidentemente, está cayendo todo para otro lado y nos está costando mucho ganar, lo sabemos, pero el fútbol tiene estas cosas, estas dinámicas. No tenemos que dejar de creer, porque van a llegar la victoria y los buenos resultados.

"Estamos todos muy unidos. Creemos mucho en Paco López y en su cuerpo técnico, porque nuestra sensación en el campo no es que nos estén pasando por encima. Va a llegar la victoria"

P.: ¿El partido contra el Alavés es una final?

R.: Al final, todos son finales. Lo indica nuestra situación, no nos permite relajarnos ni medio partido. Ni siquiera un minuto porque, con nuestra dinámica, nos hacen tres goles. Todos son finales. El del Alavés será un partido muy complicado, pero tendremos que salir a ganar. Ojalá que así sea.

P.: El año pasado vivió un descenso con el Elche, que fue colista. En el fútbol, es inevitable la comparación y hay quien ve similitudes entre aquel equipo y este Granada. ¿Usted encuentra semejanzas?

R.: No. Primero, que son dos grupos distintos, con diferentes jugadores y en diferente dinámica. Con el Elche, el año pasado, se nos hizo muy complicado porque nos encontramos con mucha diferencia de puntos de un momento para otro y nos pesaba demasiado vernos ahí. Hoy en día, si mirás la tabla de posiciones, estamos muy cerca de los que están por arriba, más allá de tener muy pocos puntos, y con muy buenas sensaciones dentro del campo. Para mí no es algo menor. Tenemos muchas cosas a las cuales nos podemos agarrar. Tenemos al alcance de la mano prendernos de vuelta y ponernos a nada de salir de esa zona roja de la tabla.

P.: Da la sensación de que se entiende bien con Uzuni.

R.: Tenemos características muy distintas, lo que quizás hace que nos complementemos de buena forma. A él le gusta caer bastante al espacio y yo soy referencia para los centrales, por lo que muchas veces encuentra ese hueco. Yo también me aprovecho de muchas cosas que hace él. Nos complementamos bastante bien. Ojalá que siga siendo así.

P.: También con Bryan Zaragoza. La BB ilusiona al granadinismo. ¿Cómo ve al malagueño?

R.: Le veo como todos. Tiene unas condiciones que son increíbles. Ojalá nos pueda seguir dando mucho, porque, para nosotros, cuando Bryan está bien es medio partido ganado.

Lucas Boyé: "El trabajo se termina pagando siempre y, en algún momento, la suerte va a caer de nuestro lado" | Foto: Raquel Ochoa

Lucas Boyé: "El trabajo se termina pagando siempre y, en algún momento, la suerte va a caer de nuestro lado" | Foto: Raquel Ochoa

P.: Ha mencionado en varias ocasiones la palabra confianza. Este martes publicó en sus redes sociales un post que hablaba sobre ella. ¿Dónde ve al equipo en mayo?

R.: A ver, yo no sé dónde lo veo, pero puedo decir dónde quiero verlo, que es lo más arriba posible. Si vamos a esto de la confianza, confío en que así va a ser, en que lo vamos a ver mucho más arriba de lo que está ahora si seguimos trabajando de la misma manera que ahora. Siento que el trabajo se termina pagando siempre y, en algún momento, la suerte va a caer de nuestro lado. Vamos a empezar a ganar esos partidos.

P.: Firma por cuatro temporadas. ¿Se ve echando raíces en el Granada?

R.: Hablar de eso siempre es muy complicado. Primero, porque no me gusta después contradecirme, que se da mucho en esto del fútbol que estás aquí y, al final, te terminás marchando. Con esto no quiero decir que tenga posibilidades de marcharme ahora, pero no me gusta asegurar nada porque el fútbol es muy cambiante. Pasan miles de cosas en el medio. Pero le puedo decir que sí es un lugar para echar raíces, porque es una ciudad hermosa, un club muy lindo y hay razones de sobra para quedarte mucho tiempo.

P.: ¿Ha hablado con Matteo Tognozzi?

R.: Sí, al final, está todo el día con nosotros. Hemos hablado bastante con él y nos hemos conocido bastante. Volviendo a esto de la confianza, él confía mucho en el grupo. Llegó hace muy poco, nos ve competir el fin de semana y entrenar. Confía, al igual que todos, en que estamos en el camino correcto para poder sacar esta situación adelante.







Se el primero en comentar

Deja un comentario