Una oportunidad para distanciarse y romper el miedo escénico

El Granada se enfrenta este martes al Athletic en Los Cármenes, donde no gana desde el pasado mes de diciembre; un triunfo, conjugado con una derrota del Mallorca, le permitiría engrosar su colchón

20220510_003249
Gonalons, que apunta a la titularidad este martes, durante el duelo contra el Mallorca | Foto: Granada CF
Chema Ruiz España
0

La última vez que el Granada ganó en Los Cármenes, el 'Robertren' todavía no había descarrilado. De hecho, adquiría una velocidad engañosa contra el Atlético de Madrid. Más de cuatro meses después, y dos cambios de entrenador de por medio, el conjunto rojiblanco, hoy con Karanka en el banquillo, busca tomar distancia con el descenso en casa, allí donde jugar se ha convertido en poco menos que una pesadilla. Se enfrenta este martes, a tres jornadas del final de Liga, al Athletic y a su propio miedo escénico ante su hinchada. La victoria en Mallorca reforzó, pero no recortó el camino a la permanencia. Un triunfo contra los de Marcelino, aguerridos y veloces, engrosaría el colchón si se conjuga con una derrota del cuadro balear contra el Sevilla.

La situación en la tabla no da demasiado margen al Granada. La goleada fue balsámica en lo anímico, reconfortante, pero si pierde en esta jornada y el Mallorca sorprende en el Pizjuán, los de Karanka volverían a dormir en descenso. Por eso, el técnico rojiblanco incidió en aplacar la euforia desde que terminó el choque en Son Moix. Si lo del pasado sábado era una final, la relevancia de la cita con el Athletic no es menor, aunque se juegue con ojos en Sevilla e, incluso, en Anoeta -el Cádiz se mide a la Real Sociedad y podría quedar por debajo de los rojiblancos-. Las cábalas ofrecen incontables escenarios posibles, todo un multiverso de clasificaciones. No hay tiempo para guardar las armas, aunque el panorama, en cuanto a efectivos, es complejo.

De Mallorca salieron malparados Luis Suárez, Escudero y Puertas, que, aquejados de distintas dolencias, tuvieron que retirarse del terreno de juego antes de tiempo. Se unió más tarde Montoro, a quien Karanka prácticamente descartó por una molestia en el aductor que percibió un día después del choque. Y, junto a ellos, Domingos Duarte, duda por sufrir problemas en el isquio, según reveló también el técnico vitoriano. Una tesitura que, una jornada más, limita los recursos nazaríes, en cualquier caso mermados físicamente, a mínimos.

Con Maximiano como indispensable bajo palos, el puzle comienza en la defensa. A expensas de comprobar si las averías de los cuatro jugadores que están entre algodones les permiten actuar este martes, cabe esperar que Quini sea nuevamente reconvertido en lateral izquierdo y Arias, que viene sumando minutos durante las últimas dos jornadas, sea titular por el flanco derecho de la zaga. Sin Domingos Duarte, Germán regresaría al once, acompañado por Víctor Díaz y sin más recambios en la primera plantilla.

Gonalons apunta al once

Petrovic vio ante el Mallorca su quinta cartulina amarilla, con la que cumplirá ciclo y se verá obligado a descansar. Su ausencia abre la puerta a la primera titularidad de Gonalons desde febrero, cuando cayó lesionado ante el Villarreal. El galo, que jugó media hora en Son Moix, se postula como principal opción para acompañar a Milla en el centro del campo, toda vez que Yan Eteki ostenta un rol muy secundario en el equipo y que Isma Ruiz parece un peldaño por debajo en la escala de confianza de Karanka. El madrileño, por cierto, acumula cuatro tarjetas, por lo que sería baja en el Villamarín si es amonestado.

La media punta es innegociable para el técnico rojiblanco, y en esa plaza es Álex Collado. quien cuenta con su total respaldo. Con Puertas presumiblemente en barbecho, Uzuni, goleador el sábado, partiría de inicio en un costado; en el contrario, mantendría su lugar Darwin Machís. Los tres tendrán por misión principal surtir de balones a Jorge Molina, el eterno goleador. Tras su exhibición en el Visit Mallorca Estadi, se antojaba poco probable que no fuera titular, pero las molestias de Luis Suárez decantan aún más la balanza, aun con Matías Arezo y Carlos Bacca como alternativas.

Marcelino, homólogo de Karanka en el banquillo del Athletic, siente una necesidad distinta. El conjunto bilbaíno aún tiene opciones de entrar en competiciones europeas y apura para ello cada jornada que resta. El técnico asturiano cuenta con las sensibles bajas de Yeray Álvarez y Óscar De Marcos, que sufrieron sendas contusiones contra el Valencia. Lekue y Vivian se postulan para reemplazarles, en el lateral diestro el primero y en el centro de la zaga el segundo. Íñigo Martínez y Yuri, artífice de la eliminación del Granada en Copa en la temporada 2019/2020, completarían la línea defensiva. Por delante, Vesga y Dani García serían los encargados de tomar el centro del campo, con el escurridizo Muniain por un costado y Nico Williams, el menor de los hermanos, centelleando por el otro. Arriba, Iñaki Williams y Raúl García portarían las espadas.

El Athletic es uno de esos equipos que, como el Mallorca, ha aparecido en varias de las citas más señaladas del Granada en su etapa más exitosa. Le impidió acceder a su segunda final de Copa del Rey, pero también fue el equipo ante el que los nazaríes certificaron su presencia en Europa League. Ahora, se cruza en el camino de los de Karanka hacia la permanencia. De fondo, derribar la barrera psicológica de jugar en casa.

Alineaciones probables

Granada CF: Luís Maximiano; Arias, Víctor Díaz, Germán, Quini; Milla, Gonalons; Uzuni, Álex Collado, Machís; y Jorge Molina.

Athletic Club: Unai Simón; Lekue, Vivian, Íñigo Martínez, Yuri; Nico Williams, Dani García, Vesga, Muniain; Raúl García e Iñaki Williams.

Árbitro: José María Sánchez Martínez, del comité murciano. Estará asistido desde el VAR por José Luis González González.







Se el primero en comentar

Deja un comentario