El gobierno local comienza los trámites para la elaboración del presupuesto de 2021

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha vuelto a reclamar “una financiación estatal acorde a las necesidades reales de los ayuntamientos"

Granada.- El gobierno local comienza los trámites para la elaboración del presupuesto de 2021
Luis González, Luis Salvador, y José Antonio Huertas, en rueda de prensa | Foto: Gabinete
Europa PressEuropa Press
0

El gobierno local de Granada, de Cs y PP, ha iniciado los trámites para la elaboración del presupuesto de 2021, un proyecto que echa a andar un mes y medio después de la aprobación de las cuentas municipales de este año, las primeras tras sucesivas prórrogas desde 2015.

Según ha informado el Ayuntamiento de Granada en una nota, hay un triple objetivo de seguir apostando por la recuperación económica en el marco al que obliga el Plan de Ajuste vigente; el compromiso con unos servicios municipales de calidad, y la orientación hacia “las nuevas y crecientes demandas sociales que el escenario de crisis ha generado”, con especial atención a “los sectores más vulnerables”.

Así lo ha explicado en una comparecencia informativa el alcalde de Granada, Luis Salvador, que ha elogiado el esfuerzo de las áreas “que llevan días trabajando para iniciar esta etapa, este proyecto necesario que permita al Ayuntamiento seguir defendiendo los intereses y demandas de las familias granadinas; impulsar la actividad de autónomos y pymes; y continuar adelante con el compromiso municipal con los que peor lo están pasando”.

Si bien el regidor ha centrado los grandes objetivos y ejes que presidirán este proyecto de presupuesto que ahora inicia su andadura, gran parte de su intervención ha estado centrada en volver a reclamar “una financiación estatal acorde a las necesidades reales de los ayuntamientos”, una realidad que Luis Salvador viene tiempo defendiendo en el último mes en calidad de alcalde y como vocal de la Federación Española de Municipios y Provincias “pues, los ayuntamientos somos administraciones de proximidad que miramos a los ojos las distintas realidades ciudadanas”.

El alcalde ha sido rotundo en pedir que “los 5.000 millones de los fondos europeos para el municipalismo se repartan para todos en función de la población y no estén ligados a remanentes de tesorería positivos –que excluyan a las capitales endeudadas– ni sujetos a condicionantes que incumplan con el principio de autonomía municipal”.

“No es lógico que desde el Gobierno de España, en vez de inyectar liquidez a los ayuntamientos, pretendan disponer de nuestros ahorros, cuando debiera ser al contrario”, ha advertido Salvador.

Para el concejal de Economía de Granada, Luis González, hablar de inicio de los trámites presupuestarios obliga a “considerar el nuevo escenario macro en que nos encontramos; una coyuntura marcada por una menor actividad económica, una caída generalizada de la producción; aumento del desempleo, cierre de empresas, disminución de la actividad comercial, variables todas que tienen su consiguiente impacto en el consumo y la capacidad adquisitiva, una realidad compleja y difícil para la ciudadanía que también tiene sus efectos en los ingresos municipales”.

“En dicho marco estructural, y con necesidades sociales crecientes más allá de los servicios y competencias municipales propiamente dichos; es precisa una respuesta real y un compromiso concreto por parte del estado; no es tiempo de declaraciones, palabras ni promesas; se necesita liquidez constante y creciente para dar respuesta a las demandas ciudadanas”, ha agregado González.

En este sentido, ha apuntado a las aportaciones del Patrica (fondos de la administración autonómica); a la participación de los ayuntamientos en los ingresos del Estado; y a los recursos provenientes de Europa que han de llegar a los municipios españoles.

“Los ayuntamientos necesitamos al Gobierno para seguir garantizando las prestaciones inherentes al estado del bienestar; en especial, las vinculadas a los asuntos sociales; necesitamos medidas claras de financiación y aporte de recursos suficiente”, ha afirmado.

Tras reivindicar al Ejecutivo su compromiso con Granada, Luis González ha defendido un proyecto de “presupuesto posible, ejecutable, sostenible y que refleje las nuevas exigencias y necesidades de la ciudad”.

Para el edil, esto se traduce en políticas no expansivas sino por el contrario, “de control exhaustivo del gasto, garantizando la adecuada prestación de servicios públicos”. Al respecto ha añadido la necesidad de evaluar todos los contratos en vigor “para enviar señales de confianza al ciudadano” y hacer un seguimiento integral de todos los recursos “en aras de la sostenibilidad de las finanzas municipales”.

En definitiva, González considera preciso “seguir apostando por el equilibrio económico-financiero, el cumplimiento del plan de ajuste y la reducción de deuda financiera y comercial”, grandes ejes que han de ir acompañados, en sus palabras de una adecuada gestión de la tesorería, la mejora paulatina de la contabilidad analítica y “continuar enajenando activos inmobiliarios improductivos que reviertan en el impulso de obra pública con la consiguiente reactivación de la actividad económica y el empleo”.

Por último, el edil de Hacienda de Granada, José Antonio Huertas, ha centrado sus palabras en el esfuerzo municipal realizado durante la pandemia y previsto para próximos ejercicios; un esfuerzo centrado en “paliar los efectos de la crisis en las economías de las familias y colaborar con los distintos sectores económicos en la reactivación”.

AMPLIACIONES DE PLAZO
Al respecto ha apuntado medidas ya implantadas como la ampliación del plazo para el pago de impuestos municipales como el impuesto de vehículos (IVTM) o la compensación de tasas como la de basura industrial o la de Ocupación de Vía Pública (OVP) entre otras.

Para el presupuesto 2021, el área de Hacienda se propone, según ha explicado Huertas, “dos líneas de trabajo irrenunciables; de un lado, no subir los impuestos y, en lo posible, bajarlos, para no agravar las maltrechas economías ciudadanas y que puedan destinar sus recursos a sus propios negocios y necesidades”.

Una segunda vía de trabajo en el próximo ejercicio económico estará centrada en mejorar la eficiencia en la gestión y cobro de tributos, “algo que no se ha venido haciendo hasta ahora y que sin duda redunda en la mejora de las arcas del Ayuntamiento”.

PP y Cs aprobaron de forma definitiva en el Pleno del Ayuntamiento de Granada, a finales del pasado julio, su presupuesto para 2020 en virtud de un acuerdo con el Grupo Socialista.





Se el primero en comentar

Deja un comentario