“Si este año sale bien, la idea es que el Festival de Ogíjares empiece a celebrarse en dos jornadas distintas”

Estéfano Polo, alcalde de Ogíjares, analiza una edición especial del Festival de Cante Flamenco marcada por las restricciones sanitarias

FOTOS ALCALDE OGÍJARES (3)
El alcalde de Ogíjares, Estefano Polo. | Foto: Granada Digital
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
1

Lo que surgió como una idea de un grupo de entusiastas, hoy se ha convertido en un referente del flamenco en toda Andalucía. También en España. La 41 edición del Festival de Cante Flamenco de Ogíjares rendirá homenaje al Nene de Santa Fe en una edición especial. La pandemia de coronavirus ha obligado a realizar algunos cambios. Lo cuenta a GranadaDigital el alcalde del municipio, Estéfano Polo. Entre las nuevas medidas está la programación en dos días seguidos -viernes y sábado- en lugar de en una sola jornada. Pero el regidor confiesa que, si sale bien, su idea es exportar este modelo a ediciones posteriores.

Pregunta: Son ya 41 ediciones de esta cita ineludible con una gran tradición en Granada, Andalucía y España. ¿Cómo ha sido este recorrido?

Respuesta. No ha sido nada fácil. Gracias a mucha gente involucrada en lo que fue un día un proyecto que ya es una realidad, y que se ha llevado a cabo. Hay que agradecer también a los socios, que en este 40 aniversario le rindieron un homenaje a quienes llevaron a cabo esa primera edición en 1980. El festival ha hecho que Ogíjares se haya puesto en el mapa del cante flamenco en nuestra nación y así nos lo hacen ver quienes vienen año tras año.

P. ¿Les consta que hay gente de fuera que repite cada año?

R. Sí. Históricamente hemos contado con un aforo de 1.800 localidades, y todas se han agotado en los últimos cinco años. Llevamos dos años vendiendo por internet, y ahí es donde se puede saber la gente que viene de fuera. El año pasado fueron unas 380 personas las que nos visitaron de Málaga, Jaén, Sevilla, Jerez, Murcia, Cartagena, Madrid, Sanxenxo y Barcelona. Imagínate a qué nivel estamos hablando. Son 41 años ininterrumpido. Por eso este año lo haremos con todas las medidas de seguridad.

P. ¿En qué consisten esas medidas?

R. Con la nueva normativa que entró en vigor hace una semana, había que pedir unos nuevos permisos a la Junta de Andalucía. Ya los tenemos. De 1.800 localidades se ha bajado a 400 por día. El festival se celebraba antes en un solo día, pues es uno de los que más dura de toda Andalucía, con seis artistas y seis bailaores. Además de que no hay ninguno que tenga tanta capacidad como el nuestro, que lo hacemos en un espacio abierto como es el Parque de San Sebastián. Pero este año, por primera vez el festival se realiza en dos días, el viernes 4 y el sábado 5 de septiembre. No con otra intención, sino la de traer tres artistas diferentes cada día.

P. E imagino que también con las recomendaciones ya habituales de la nueva normalidad…

R. Por supuesto. Tenemos butacas separadas, y dobles para aquellos que convivan en la misma unidad familiar, gel hidroalcohólico, toma de temperatura, se ha suprimido la barra, también el tiempo de descanso. El horario será de 22.30 horas a 00.45. Son dos horas cada día. Y luego, pues lo normal: una persona limpiando en todo momento, la obligatoriedad de las mascarillas… En definitiva, lo que se recomienda desde la OMS y que nosotros vamos a cumplir a rajatabla.

P. ¿Y cómo va la venta de entradas?

R. Las entradas van muy bien, aunque son poquitas las localidades habilitadas. En una situación normal, se habría vendido aún mejor. Es un cartelazo y así nos lo han hecho saber los flamencólogos. Este año apostamos por el cartel desde octubre del año pasado y era un pelotazo. De lo mejor que tenemos en Andalucía a nivel de flamenco, junto al Festival de Jerez. Son los más importantes y los más antiguos.

P. Si lo de dividir la celebración en dos días sale bien, ¿se plantean repetirlo en próximas ediciones aunque ya se haya superado la pandemia?

R. Eso mismo que me preguntas aún no lo he hablado con nadie. Es la primera vez que comento este tema. Lo tengo que consensuar con la Peña Eva Yerbabuena, porque vamos todos juntos cogidos de la mano y esto es un equipo de trabajo. Nosotros vamos al unísono con su presidente y el resto de la peña. Yo anteriormente era concejal de Cultura y ahora, aunque soy alcalde, no he dejado de lado la Concejalía. Llevaba tiempo planteando hacerlo en dos o tres días. Ya añadí un festival de cante flamenco, una presentación en el Salón de Plenos de Ogíjares, además de la que se hace en la Diputación. Mi idea era hacer algo parecido a lo que se realiza en el Festival de Cante de las Minas, que cierra con artistas locales el sábado y cada día traía a uno. Aquí tenemos unos precios irrisorios. La mayoría del coste lo asume el Ayuntamiento y el resto Diputación y Junta. Por eso, mi idea es que siga así. El viernes dedicarlo a gente local y el sábado enfocarlo más a lo grande. También me gustaría llevar a cabo talleres e introducir durante el año algún ciclo enfocado al festival. Estamos muy vinculados al flamenco o a la Banda Sinfónica Municipal de Ogíjares -que ha estado en China o Alemania- y nuestra Escuela de Música y Danza que es la número uno de toda Andalucía. Pero nuestra exportación cultural no queda ahí. El retablo de la Iglesia de San Joaquín y Santa Ana está expuesto en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, que no es a la vuelta de la esquina, precisamente.

P. Esos tres pilares -festival, banda sinfónica y escuela- hacen que a Ogíjares se le haya denominado ‘Villa de la Música’…

R. Y es algo que nos enorgullece. Declarado por la Junta y que nos pone en el mapa también. De ahí viene nuestro nombre y nuestra tradición.

P. ¿En qué punto está la declaración del festival como de Interés Turístico Andaluz?

R. Se ha llevado, pero estamos esperando a que nos llegue la documentación. Con la pandemia se ha paralizado, pero yo quiero tener el documento en la mano para poder hacerlo público y tirar cohetes. Nos dicen que ya está aprobado.

P. Este año se va a homenajear al Nene de Santa Fe, viene Rancapino Chico… Háblenos del cartel.

R. El Nene de Santa Fe es un gran cantaor y un gran historiador del flamenco, conoce bien los palos y los cantes de Granada. Ha luchado por el mundo del flamenco. Actuará el sábado, junto a Rancapino Chico, con Antonio Higuero y Manuel Carmona es impresionante. Además, ese día va a estar presenta al baile Pepe Torres y Juanfran Carrasco y Moi de Morón. El sábado va a ser un día grande, pero el viernes no se queda atrás; con La Tana, Manuel de la Tomasa y Dolores Agujetas. Siempre la figura femenina tiene una presencia importante en el cante. Es un cartel de lujo. El Nene de Santa Fe, a sus 71 años, sigue siendo uno de los grandes cantaores de corte tradicional de Andalucía. No hemos escatimado en este cartel ni un milímetro. Toda la gente que ha venido años atrás hace que tengamos un cartel impresionante.

P. ¿Qué otros retos, además del de la pandemia, afronta el festival?

R. Mantener su esencia, su arte y su solera. Si no lo haces, los festivales acaban derrumbándose y desapareciendo. Es importante tener unanimidad y dejar asesorarte por los expertos en flamenco. Yo he bailado desde los seis años, pero hay que escuchar a los mayores y tener presente a la gente de tu tierra. Si miramos de aquí a diez años me gustaría ver a todos los medios de comunicación. Pasa en la Bienal de Sevilla y echo de menos eso. Por ejemplo, nuestra televisión autonómica. En momento difíciles como los de la pandemia, hay que apostar por la cultura. Mi intención es que nuestro festival sea uno de los de más renombre de España.

P. ¿Cómo ayudó aquel primer festival a profesionalizar el flamenco?

R. Yo no había nacido. Pero mi familia, vecinos, amigos… Todos pertenecieron a esa saga de ‘los 17’, como les digo yo. A esa saga del flamenco. Fueron 17 aficionados que se juntaban en los bares del pueblo y empezaban a cantar. Pensaron que a todos los cantaores que escuchaban en la radio, como Camarón, podrían llegar a Ogíjares. La mayoría de los 17 se dedicaban al mundo de la construcción. Pusieron dinero de su bolsillo y cobraron la entrada para ver lo que podían recuperar. Les salió bien y se animaron al año siguiente. Han tenido años de pérdidas, pero ahí han estado siempre poniendo el valor el flamenco y Ogíjares. Entonces, no había ayudas y tenían un mérito increíble.





Comentarios

Un comentario en ““Si este año sale bien, la idea es que el Festival de Ogíjares empiece a celebrarse en dos jornadas distintas”

  1. este hombre debería de pensar en los colegios que no están nada adaptados y dejarse de tanto festival que hay muchos rebrotes viene gente de otros pueblos y puede haber contagios…

Deja un comentario