El pastoreo vuelve a la zona de olivar de la Dehesa del Generalife

Un rebaño de 580 ovejas, recién llegadas de El Fargue, pastarán en esta zona durante aproximadamente mes y medio

Un rebaño de 580 ovejas segureñas acuden a pastar a la Dehesa del Generalife_
Francisco Plaza, pastor que ya en anteriores años se ha desplazado los siete kilómetros que separan El Fargue de la Dehesa del Generalife junto al ganado | Foto: Marta Muñoz
Foto y vídeo: Marta Muñoz Guerrero
0

Por tercer año consecutivo, la Alhambra vuelve a ver pastar por su entorno a un rebaño de 580 ovejas de raza segureña con cruce de murciana, procedentes de la Alquería de El Fargue. Esta actividad se recuperó en 2017 tras más de 80 años sin que el ganado pisase este espacio, en concreto la zona de olivar de la Dehesa del Generalife, situado en la parte más elevada del Cerro del Sol, por encima de las huertas del Generalife, los Alijares y la Silla del Moro. En este lugar, de aproximadamente 50 hectáreas, estarán aproximadamente mes y medio.

El delegado de Cultura y Patrimonio, Fomento y Ordenación del Territorio, Antonio Granados, acompañado del director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández, han recibido a Francisco Plaza, pastor que ya en anteriores años se ha desplazado tras recorrer los siete kilómetros que separan El Fargue de la Dehesa del Generalife junto al ganado, dirigiéndolo a través de la Colada del Fargue, una histórica vía pecuaria deslindada y existente para tal fin.

Granados destacó la importante labor que se lleva a cabo con este programa de pastoreo, en concreto para la “recuperación del patrimonio paisajístico cultural que tenía la Alhambra en su época nazarí”,pero no menos importante es “la actuación de limpieza que desarrollan, de manera ecológica y natural, una labor fundamental en la prevención de incendios”.

La Alhambra es un paisaje cultural de altísimo valor en el que los animales, la ganadería estuvieron muy presentes en la etapa zirí y bereber y en el reino nazarí, de hecho en el Generalife se encuentra la Puerta de los Carneros, donde se ubicaba el ganado del sultán.



Se el primero en comentar

Deja un comentario