El Granada cae con honra frente a un duro Sevilla (0-1)

Un solitario gol de Jordán da la victoria a un duro Sevilla en un partido en el que el Granada mereció más. Los nazaríes se estrenan con derrota en su feudo.

AvatarManuel Ruiz Pérez
0

En los prolegómenos del encuentro, el Granada CF homenajeó a uno de sus jugadores más destacados los últimos años: Fran Rico. El de Portonovo, que llegó en 2011 y abandonó el club este verano, fue ovacionado por un Nuevo Los Cármenes volcado y recibió su camiseta enmarcada de manos del capitán, Víctor Díaz. Un bonito gesto del club con un jugador que, cuando las lesiones le han respetado, ha rayado a un nivel muy alto bajo la rojiblanca horizontal.

Diego quiso premiar el buen trabajo realizado en Villarreal y repitió el mismo once de partida que dispuso sobre el verde de La Cerámica. Así, los mismos protagonistas que comenzaron a fraguar el 4-4 en Villarreal repitieron de salida. Por su parte, Julen Lopetegui alineó el once esperado, con Banega volviendo a la sala de máquinas y enviando a Óliver Torres a la grada. Lucas Ocampos, renqueante durante toda la semana, también fue titular, así como Nolito, que se está ganando el puesto con sus últimas buenas actuaciones.

El encuentro comenzó de manera diferente en comparación al sábado pasado en La Cerámica. El Granada, algo tímido, esperó a un Sevilla que mordió más y mejor arriba. Sin embargo, la primera mejor ocasión, en el 8’, fue un centro de Quini que se envenenó y que a punto estuvo de causar problemas a Vaclik.

Pocos minutos después, un fuerte choque de cabeza entre Reguilón y Víctor Díaz provocó que el lateral sevillista tuviera que abandonar el terreno de juego en camilla, lesionado y visiblemente afectado; Escudero fue su sustituto. A partir de ahí, el Granada se desmelenó y, con dos disparos de Puertas y Eteki, equilibró la balanza en ataque del encuentro, faceta que hasta ese momento habían dominado los de Nervión. Acto seguido, Soldado reclamó una agresión de Diego Carlos tras medirse en carrera con el zaguero brasileño. Sánchez Martínez no vio nada punible.

El propio delantero valenciano fue el protagonista de una de las mejores acciones granadinistas del primer acto al rematar un centro lateral de Fede Vico y a punto estuvo de batir a Vaclik, muy atento. Justo después, Nolito asustó con un tiro raso, sin mayor problema para Rui Silva. La segunda parte del primer acto fue un completo asedio del Granada, que encontró en Vadillo, Vico y Puertas tres puñales con los que atravesar una y otra vez el cerrojo hispalense. En esas, a punto estuvo Quini de marcar con un disparo cruzado tras una jugada enredada en la que ni Soldado ni Vico atinaron a rematar con acierto.

Nada más estrenar el tiempo añadido, que fue de siete minutos por las asistencias recibidas por Reguilón y Víctor Díaz, Carriço aprovechó un rechace tras un córner y mandó un latigazo ante el que Rui Silva respondió con un paradón descomunal, salvando el que habría sido el 0-1 en un momento muy delicado.

A partir de ahí, el encuentro se adormiló hasta que el trencilla señaló el túnel de vestuarios para el descanso. Durante el receso, tuvo lugar el espectáculo de luz y sonido preparado por el club tras la instalación de la nueva y recién estrenada iluminación LED.

A la vuelta de vestuarios, el Granada entró muy entonado y fue el que llevó la batuta del partido por momentos. Sin embargo, tras una triangulación entre Nolito, Jordán y De Jong, la jugada se embarulló dentro del área y el holandés no pudo rematar. La acción culminó con un balón que cayó plácidamente en los pies de Jordán. El centrocampista no falló y puso por delante a los hispalenses en el marcador en el 51′ de partido.

Diego decidió mover un poco el árbol y dio entrada a Machís y Carlos Fernández por Vadillo y Fede Vico. El venezolano y el sevillano dispondrían de media hora por delante para tratar de ayudar a igualar la contienda. Minutos después, Lopetegui hizo lo propio y dio entrada a Gudelj por Banega con el objetivo de abrochar el resultado.

A partir de la entrada del serbio, el envite se enfangó más de lo previsto y el Granada cayó en la trampa de un Sevilla que se contentaba con el 0-1, aunque todavía quedaba mucha tela por cortar. En el 71’, Machís aprovechó un balón lateral para mandar un zurdazo por encima del travesaño sevillista. El Granada comenzaba a apretar volcando el campo hacia el ala izquierda, comandado por un Machís que llegaba como un avión, para variar. Volvió a tener otro ensayo el extremo tras un magnífico robo de Quini, sin éxito.

Poco a poco fue muriendo un envite que Diego Martínez se resistía a perder. El técnico nazarí metió a Adrián Ramos para añadir pólvora arriba en sustitución de un Yan Eteki desfondado. Lopetegui también agotó su último cambio introduciendo al ‘Mudo’ Vázquez en detrimento del goleador Jordán. Eran los peores minutos sevillistas y el argentino aportó solidez en el centro para controlar el final de partido.

Apenas se jugó más. El Sevilla se limitó a contener los arreones de Machís y el Granada se vio incapaz de perforar el muro nervionense. Tuvo una más Nolito para sentenciar, pero la mandó alto. Acto seguido, un posible penalti sobre Carlos Fernández se fue al limbo y una tres contra uno del Sevilla fue abortado por el omnipresente Quini. No hubo tiempo para más. La próxima cita, el próximo domingo a las 19 horas en Cornellá.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Germán Sánchez, Quini, Yan Eteki (Yan Eteki, 84’), Ángel Montoro, Fede Vico (Carlos Fernández, 58’), Vadillo (Machís, 58’), Puertas y Roberto Soldado.

Sevilla FC: Vaclik, Jesús Navas, Diego Carlos, Carriço, Reguilón (Escudero, 18’), Jordán (F. Vázquez, 85’), Fernando, Banega (Gudelj, 63’), Ocampos, Nolito y De Jong.

Goles: 0-1, Jordán (min. 51’).

Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité murciano). Amonestó a Germán por el Granada CF y a Fernando por el Sevilla FC.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes, ante 15.849 aficionados (cifra oficial).



Se el primero en comentar

Deja un comentario