Detenido en Granada un yihadista con vinculación al Estado Islámico

La operación, que continúa abierta, está coordinada del lado español por la Audiencia Nacional, que no precisa aún arrestos

Coche de la Policía Nacional circulando por Puerta Real, en Granada capital | Foto: Archivo
Europa Press
0

La operación de la Policía Nacional y la Dirección General de Seguridad Territorial (DGST) de Marruecos ha dejado diez detenidos en Melilla y uno más en Granada, así como otros dos arrestados en Nador.

A los 13 detenidos se les investiga por su presunta relación con la organización terrorista Estado Islámico (Daesh). La operación, que continúa abierta, está coordinada del lado español por la Audiencia Nacional, concretamente por los juzgados centrales número dos y cinco.

Según informan fuentes policiales, todos los detenidos en territorio nacional son de nacionalidad española.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado que la operación pone en valor la "eficacia" de la Policía Nacional en colaboración con otras agencias, entre ellas Europol. En este sentido, ha subrayado que Marruecos es un "socio absolutamente estratégico".

"No nos precipitemos en valorar la peligrosidad de la célula desarticulada, lo importante es que tenemos unas Fuerzas de Seguridad absolutamente volcadas en prestar seguridad", ha dicho en declaraciones a la prensa tras el acto por el Día de la Policía Nacional organizado por la Jefatura Superior de Madrid.

La Oficina Central de Investigación Judicial (BCIJ), el órgano antiterrorista de Marruecos, adelantó en un comunicado remitido a la agencia MAP que la operación deja al menos dos individuos arrestados en la ciudad de Nador.

Los registros efectuados permitieron también la incautación de material informático en forma de teléfonos móviles, tarjetas SIM, un ordenador y soportes digitales.

Desde la oficina antiterrorista de Marruecos han destacado que la operación se enmarca en las buenas relaciones de cooperación entre los servicios de seguridad de ambos países.

Según los datos preliminares de la investigación, los miembros de esta célula terrorista hacían apología del terrorismo extremista mediante la difusión de discursos y contenidos digitales a través de sistemas informáticos o de comunicación, con el objetivo de reclutar y alistar a personas para unirse a organizaciones terroristas.

Los sospechosos también difundían discursos extremistas que incitaban a terceros a unirse a organizaciones terroristas. Las pesquisas policiales apuntan a la conexión de los arrestados con un emir que tenía vínculos con otra célula desmantelada en diciembre de 2019 en Madrid y la ciudad de Nador.







Se el primero en comentar

Deja un comentario