Daniel Hurtado, presidente del G19: “Me cansa lo de ‘filipinos’ y ‘subecarros'”

El recientemente elegido presidente de la Asociación G19 de Peñas del Granada CF cree que la afición ha madurado "muchísimo" y ha aprendido a saber "cuándo el equipo necesita un empujón"

ENTREVISTA DANIEL HURTADO GRANADA CF 2019 Dani B-3
Daniel Hurtado, durante la entrevista, vestido con el polo de paseo del Granada CF | Foto: Daniel Bayona
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

Cuando uno se sienta delante de un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para hacerle una entrevista, puede encontrarse con dos perfiles distintos: el rudo ‘malafollá’ o el afable. Por suerte, Daniel Hurtado es de los segundos. Este maracenero de 38 años y miembro de la Peña Granadinista ‘Roberto Fernández’ de Zagra es, desde hace cuatro, presidente de la Asociación G19 de Peñas del Granada CF, cargo que ocupará durante dos años más tras su reciente reelección como cabeza visible de dicho organismo. Pasado ese período, al cabo de seis años, llegará el final de su mandato al frente de las peñas y los peñistas del conjunto nazarí.

Ataviado con la ropa de paseo del club de sus amores, Dani respondió con diligencia y conocimiento de causa a las preguntas que el arriba firmante le formuló. Fue, más que una entrevista, una charla en la que hablamos de lo Divino y de lo Humano, pasando por todo lo demás.

– ¿Cuándo se crea la Peña Granadinista ‘Roberto Fernández’ de Zagra?
“Al llegar a Zagra, vi que había una peña del Betis y otra del Real Madrid, así que hablé con un amigo que tenía un bar para crear la peña, con la única condición de que pudiéramos ver en su bar al Granada siempre que jugara (ríe). La peña la inaugura el propio Roberto junto con Jhon Córdoba y Javier Rufete, por aquel entonces jefe de prensa del club”.

– ¿Y cómo nace el G19?
“La palabra ‘federación’ estaba maldita en Granada, así que decidimos llamarla Asociación G19, porque en aquel momento éramos 19 peñas asociadas; ahora somos 37. La asociación nace con ciertos problemlas económicos, por lo que decidimos poner límites de mandato cada dos años y con un máximo de seis. Afortunadamente, ahora tenemos cimientos bastante sólidos y estamos mucho mejor que al principio”.

– ¿Qué futuro tiene el G19?
“Veo gente muy preparada, tanto jóvenes dentro de la Grada de Animación como aficionados algo más mayores que llevan muchos años siguiendo al equipo. Queremos que todas las peñas oficiales cumplan con un reglamento que estamos negociando con el club. Esperamos que se unan más peñas tanto en la capital como en el resto de la provincia”.

– ¿Cuáles son los proyectos que tienen en mente?
“Estamos trabajando en una plataforma de viajes para que los aficionados puedan reservar sus desplazamientos por internet. También se está trabajando en un convenio con el club para determinar con claridad las condiciones para ser peñista del Granada CF, de manera que el aporte sea recíproco entre club y peñista. No puede ser que haya peñas sin un cupo mínimo de abonados, por ejemplo”.

– ¿Qué perfil tiene un presidente del G19?
“Principalmente, tiene que ser alguien con tiempo libre para dedicárselo al Granada CF. Yo estoy en contacto permanente con los demás presidentes de federaciones de peñas para organizar recibimientos o para que nos echen una mano en los desplazamientos. Además, hay que asistir a las reuniones con LaLiga sobre seguridad y movimientos ‘ultra’, que han tenido un repunte este año y se quiere establecer un mayor control en ese sentido. También hay que estar siempre en contacto con el club. Por suerte, ahora es mucho más fácil: lo primero que hizo Antonio Fernández Monterrubio fue darnos su teléfono personal, así que el trato tanto con él como con Paula de la Peña, Gerardo Morales, Fran Rodríguez o Paco Morales es excepcional. Con la anterior directiva, prácticamente solo podíamos hablar con Javier Rufete”.

– Decía que ha habido un repunte del movimiento ‘ultra’…
“Sí que lo ha habido a nivel nacional. En Granada hubo amenazas personales tanto a miembros del club como a otros abonados, por lo que el Granada CF decidió establecer un reglamento bastante estricto para limitar su presencia en el estadio y evitar así que la Grada de Animación se poblara de antiguos ultras camuflados. Por suerte, ahora podemos viajar a cualquier punto de España y hacerlo tranquilos: el año pasado no tuvimos ni un solo problema en todos los desplazamientos que hicimos para apoyar al equipo”.

– ¿Qué hicieron mal los ultras del Granada CF?
“Lo que era un grupo de animación y sentimiento acabó viciándose por dinero. En Los Cármenes todo el mundo es bienvenido, pero cumpliendo con unas normas. Lo que se ha hecho mal ha sido aceptar a todo el que venía sin ningún tipo de filtro, entre otros, gente sancionada por Antiviolencia. Además, se empezó a mezclar la política con grupos extremistas que se dedicaban a sacar banderas en el estadio para tener mayor repercusión mediática”.

– ¿Ha madurado la afición del Granada?
“Muchísimo. El último año en Primera, con el descenso, y el primero en Segunda, han hecho que la grada haya madurado mucho. Hemos aprendido a saber cuándo necesita el equipo un empujón y hemos aprendido de los errores para saber que la ola solo se hace en los últimos minutos y si vas ganando de sobra (ríe)”.

– ¿Saldremos algún día del ‘filipino’ vs ‘subecarros’?
“Si te digo la verdad, yo no soy ni lo uno ni lo otro. Los ‘filipinos’ fueron alrededor de mil aficionados que, cuando el equipo estaba en su peor momento, hicieron malabarismos para sacarlo adelante. Eso es cierto, pero si tienes en cuenta todos los que dicen “yo estaba en Tercera”, llenas el estadio dos veces. A mí me cansa lo de ‘filipino’ y ‘subecarros’. Lo que tenemos que hacer es aprovechar que, a esos a los que se les llama ‘subecarros’, se les pueda inculcar el sentimiento para que la afición siga creciendo poco a poco. Por poner un ejemplo, antes no se veía un niño con la camiseta del Granada, ahora ves muchos. Todo el que venga es bienvenido, eso sí, tiene que saber cómo se vive el fútbol aquí: aquí no vienes a pasearte, vienes a sufrir. Lo de ‘Eterna Lucha’ no es en vano (sonríe)”.

Hurtado, en otro momento de la charla con GranadaDigital

– ¿Qué margen de mejora tiene el club como tal?
“Si te soy sincero, creo que siempre nos hemos centrado exclusivamente en la capital, y habría que mirar más hacia la provincia, ya que hay un bastión económico y social enorme. Tenemos que explorar toda la provincia de Granada y hacer que todo el mundo sea del Granada CF. Motril, Almuñecar, Guadix, Baza o el Poniente son lugares muy jugosos para colaborar con ellos por parte del club y darles publicidad. Que la gente vea al Granada CF como un club amigo, que vaya a jugar un amistoso en esos pueblos, que ceda futbolistas a sus equipos, etc”.

– ¿Y en lo institucional?
“Creo que la figura de Pepe Macanás es un absoluto acierto, porque viéndolo a él, ves al Granada CF en una sola persona. Por otro lado, considero que hemos tenido políticos a los que no les gustaba el deporte y, encima, los granadinos no hemos peleado por nuestra ciudad. Aquí nos han tenido más de tres años sin tren y no nos hemos echado a la calle, nunca peleamos por lo nuestro. Si el político lo hace mal, hay que echarlo a los cuatro años, sea quien sea”.

– ¿Qué ve en otras aficiones que te gustaría tener en Granada?
“Me gustaría tener en Granada el sentimiento de pertenencia al club que tienen equipos como el Levante, Valladolid, Sevilla, Málaga, Betis, Cádiz, Recreativo de Huelva o Espanyol, pero cada afición tiene su idiosincrasia. Por ejemplo, hay equipos que sufragan buena parte de los desplazamientos de su afición, pero no podemos acostumbrar a la gente a que el fútbol sea gratis, porque el día que quieras cobrar algo te llaman ‘sinvergüenza'”.

– Hay clubes que se ponen de acuerdo para fijar precios razonables para las aficiones visitantes en su estadio…
“Sí, y debería haber un término medio en el precio para las aficiones visitantes, como ocurre en Francia o Inglaterra. Que el fútbol no se regale, pero que los clubes entiendan que el desplazamiento de otros aficionados genera un buen rédito para la ciudad. Pero, para eso, es necsario que haya precios económicos fijados desde el principio y conocer los horarios con la suficiente antelación para que los hinchas puedan organizar sus viajes”.

– Hablando de desplazamientos, ¿con cuál se queda de la temporada pasada?
“Málaga y Albacete. Pero sobre todo Málaga, porque no sabíamos dónde íbamos; aunque estábamos bien, nadie pensaba en el ascenso en ese momento y la afición respondió en masa, fue el desplazamiento más masivo de toda la temporada”.

– ¿Cómo ve al equipo en lo deportivo?
“Creo que los fichajes te pueden salir mejor o peor en función de muchos factores. Por ejemplo, el año pasado se fichó a Rodri, Fede San Emeterio, Pozo y José Antonio Martínez, que supones que son jugadores con calidad, pero que vienen de descender a Segunda B y, sin embargo, luego resulta que hacen una temporada excelente. Espero que Diego tenga suerte y le salgan los resultados, ya que el equipo va a estar muy trabajado y el club está firmando jugadores en propiedad, lo que redunda en un mayor sentimiento de club de cara al futuro. Además, si haces una buena temporada, puedes recibir ofertas muy suculentas por determinados jugadores…”

– ¿Y la cantera?
“Si fuera por cantera, me gustaría parecerme al Villarreal, aunque también me gusta la forma de trabajar en lo deportivo del Eibar, del Leganés y del Getafe. Lo bueno es que, ahora, en Granada los chavales saben que pueden llegar al primer equipo; antes, no. Al Granada le ha venido muy bien que algunos jugadores del filial hayan jugado con el primer equipo, que el juvenil haya jugado la Copa del Rey o que hayan aparecido jugadores como Aranda e Isma Ruiz. Todos los jóvenes que vienen por detrás ven que se puede llegar al primer equipo”.

– La última: ¿qué le está pareciendo la campaña de abonos?
“La verdad es que los esperaba algo más baratos, pero si observas el precio por partido, los abonos son muy razonables. Lo que sí habría hecho es una reducción algo mayor que el 30% para los aficionados que renovaran su abono. No obstante, creo que los ocho o nueve mil abonados del año pasado pueden convertirse en doce o trece mil”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario