Amenaza al vecindario, rompe el mobiliario y entra en el domicilio de un vecino tras fracturar la puerta

Uno de los agentes quedó lesionado tras reducir al varón de 36 años

Policia_servicio
Policía Nacional | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 36 años con antecedentes policiales anteriores a estos hechos como presunto autor de alterar la normal convivencia de los vecinos de su inmueble ocasionando además daños en parte del mobiliario, tanto de la comunidad como de las puertas particulares de algunos de ellos, así como por verter amenazas a gritos con un comportamiento muy violento en el que llegó a amenazar a los policías intervinientes a quienes lesionó en el momento de ser detenido.

Gritos, amenazas y daños en el mobiliario ocurridos de madrugada

El suceso ocurrió de madrugada, cuando los agentes fueron comisionados por la central CIMACC-091 para que se dirigieran a una calle situada en la zona norte de la ciudad debido a que se habían recibido varias llamadas de ciudadanos que informaban de la presencia de una persona muy agresiva que estaba ocasionando daños en puertas y buzones de un inmueble así como amenazando a las personas que se encontraban en el lugar.

A su llegada pudieron escuchar a una persona profiriendo amenazas, entre ellas la de no avisar a la policía. Cuando accedieron al interior del inmueble el varón directamente se dirigió hacia los agentes vociferando que los iba a matar. Los policías controlaron la situación y redujeron al varón el cual persistía en su actitud agresiva.

Allanamiento de morada y daños en el mobiliario de un piso

Según manifestaron los vecinos, este hombre, que reside en el edificio,  había estado toda la noche gritando y golpeando buzones y puertas e incluso había llegado a forzar la puerta de uno de los pisos a cuyo interior había accedido, resultando posteriormente que había revuelto la cocina, el salón y otras estancias donde también dañó muebles y enseres, hecho posteriormente corroborado por su propietario. Al parecer no era la primera vez que tenían problemas con esta persona, ya que las amenazas y los daños en zonas comunes habían adquirido tintes de habitualidad en los últimos dos años.

Según se desprende de las actuaciones, los problemas que padecen estarían relacionados con el carácter violento y agresivo del vecino quien, debido a las continuas amenazas, algunas de ellas incluso esgrimiendo un cuchillo, y  a los daños en el mobiliario de la comunidad o en los accesos a la misma, estaría alterando la tranquilidad del resto de vecinos y originando una situación muy preocupante. En los dos últimos años se han practicado numerosas intervenciones policiales, resultando este varón detenido en varias de ellas. Por parte de personal del Servicio de Promoción Comunitaria e Inserción Social dependiente del Ayuntamiento de Granada se está trabajando para intentar normalizar su convivencia vecinal y su situación personal.

El detenido, que ocasionó lesiones que no revistieron carácter de gravedad sobre los agentes intervinientes, ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.





Se el primero en comentar

Deja un comentario